Los huertos urbanos pueden presentar riesgos para la salud

Los huertos urbanos han crecido en España y Europa muy notablemente. Son la tendencia en revolución de la alimentación en los últimos años. Sin embargo, este auge por el huerto tiene numerosos riesgos.

¿Quieres saber más acerca de los riesgos que supone el avance de los huertos urbanos?

Posibles riesgos

El avance de los huertos urbanos puede plantear ciertos problemas y peligros para la salud. Uno de ellos es que el suelo que se utiliza para cultivar puede provenir de elementos que sean potencialmente tóxicos por encontrarse cerca a una área industrial donde pueda haber algún tipo de vertido. Otro riesgo el que pueda encontrarse cerca de vías muy transitadas por los vehículos o cerca de vertederos.

Todas estas situaciones hacen que el huerto urbano no mantenga sus niveles más óptimos de calidad y pueden presentar riesgos para la salud por contaminación de los cultivos.

Los suelos urbanos que no tienen ningún tipo de control pueden albergar numerosos contaminantes como pueden ser productos derivados del petróleo, metales pesados como el plomo, pesticidas y productos químicos industriales especialmente en terrenos que se encuentran cercanos a áreas industriales, carreteras muy transitadas y vertederos de basura.

Esto hace que los cultivos, durante su crecimiento, absorban estas sustancias peligrosas y luego se ingieran por el consumidor, afectando a la salud. Los contaminantes se suelen acumular en el tallo, raíz y hojas de las plantas, pero dependiendo de cada elemento y su comportamiento en el suelo actúa de una forma o de otra.

Reducir los riesgos

Los huertos urbanos sin ningún tipo de control no tienen condiciones apropiadas para evitar los riesgos mencionados anteriormente. Por ejemplo, aquellos cultivos sembrados en un huerto bajo invernadero puede evitar la contaminación del aire.

Para extender los huertos urbanos de una forma correcta y saludable, se debe hacer primero un análisis previo que evalúe la viabilidad de los terrenos y las especies que se pueden cultivar.

Según datos de Ecologistas en Acción, en los últimos años se ha constatado en España el espectacular crecimiento experimentado por la horticultura urbana en todas las autonomías, especialmente en Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, y son las ciudades de Barcelona y Madrid, las que cuentan con un mayor número de zonas.

Enfermedades por cultivos contaminados

Las enfermedades que se pueden originar a causa de los cultivos contaminados suele encontrarse en un nivel bastante bajo. De hecho, se tendría que consumir gran cantidad para que tuviera un efecto toxicológico.

Las sustancias tóxicas que más preocupan son los contaminantes orgánicos, como los Hidrocarburos aromáticos policíclicos o los policlorobifenilos (PCBs), mientras que el plomo ha pasado a un segundo lugar, entre otras razones, debido a que las gasolinas ya no contienen dicho elemento.

El plomo sigue siendo un contaminante por el que se debe preocupar, ya que es un contaminante derivado del tráfico rodado como pueden ser el cobre o el zinc. Estos contaminantes orgánicos no se transfieren a las plantas con la misma facilidad como lo hacen los contaminantes inorgánicos.

Para que los huertos urbanos se puedan expandir de una forma saludable y correcta, la urbe donde se desarrolla debe tener condiciones ambientalmente buenas. Por ejemplo, aumentar el número de huertos urbanos en ciudades contaminadas como Madrid, puede provocar verdaderos riesgos en la salud de las personas que ingieren los cultivos.

Antes de comenzar a realizar un huerto se deben analizar las características específicas de cada huerto y el tipo de cultivo que se va a sembrar.

Conforme continua desapareciendo el suelo fértil del planeta, no quedará más opción en un futuro que sembrar en las ciudades. Por ello, los huertos urbanos se han convertido en una herramienta educativa y un buen pasatiempo perfecto para todas las edades.

La mejor opción para tener un huerto urbano lo más saludable posible es construir las parcelas en lugares alejados de las vías, utilizar materia orgánica para fertilizar mejor los suelos y graduar el pH del mismo, dependiendo del tipo de cultivo. En cuanto a los frutos, para consumirlos, es mejor quitarle las hojas, pelarlo y lavarlo antes de ingerirlos para evitar estos riesgos de contaminación superficial.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Categorías

Medio Ambiente

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Un comentario

  1.   VILMA CARDOSO DURÁN dijo

    Los huertos urbanos son necesarios para la sostenibilidad. Deben apoyarse con un análisis adecuado de la viabilidad de los terrenos en dónde se deben asentar. Con estas precauciones son una exceente solución a la necesidad de alimentos y a la salud de la población. La colaboración en actividades agrícolas es saludable para los que participan al constituir una activida agradable que canaliza energía y aporta tiempo de calidad a la vida de los habitantes de una ciudad. Las actividades al exterior mantienen la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.