Las placas solares pueden ayudarte a mantener tu casa más fresca en verano

techo solar

Cada vez más hogares adoptan los paneles solares como una opción popular. Esta solución respetuosa con el medio ambiente no sólo promueve un enfoque más amigable sino que también nos otorga una mayor independencia de las fuentes de energía convencionales. Normalmente, los paneles fotovoltaicos se utilizan para generar energía, proporcionando electricidad o agua caliente. Sin embargo, un hecho menos conocido es que los paneles solares también se pueden utilizar para enfriar el hogar y reducir las temperaturas del verano. Esto se puede lograr mediante dos métodos diferentes.

En este artículo vamos a contarte cómo las placas solares pueden ayudarte a mantener tu casa más fresca en verano.

Reduce la temperatura y reduce tus gastos

placas solares en el tejado

Puede que te resulte inesperado, pero los paneles solares tienen la capacidad de disminuir la temperatura dentro de tu hogar y el razonamiento detrás de esto es bastante racional. Varios estudios, incluido uno realizado por estudiantes de la Universidad de San Diego, dirigido por Jan Kleissl, profesor de ingeniería ambiental en la Escuela de Ingeniería Jacobs de UC San Diego, y publicado en Science Direct, han confirmado que la utilización de paneles solares Puede reducir eficazmente la temperatura de su hogar hasta en 5ºC.

Los paneles solares sirven como mecanismo de defensa inicial, protegiendo contra los rayos del sol y el calor. Esta función es similar a la de los techos termoacústicos o los techos equipados con aislamiento térmico. La razón detrás de esto es bastante sencilla.

Al realizar sus pruebas, utilizaron un techo procedente del Laboratorio de Sistemas Estructurales Powell de la Escuela de Ingeniería Jacobs. Este techo estaba dividido en secciones, algunas áreas tenían paneles solares inclinados, mientras que otras tenían paneles solares a ras del techo. Además, hubo partes del techo que quedaron al descubierto por paneles. Se tomaron fotografías térmicas para capturar los resultados. El resultado fue inequívoco, ya que la superficie cubierta por los paneles demostró una clara reducción de la transferencia de calor en la parte inferior del tejado.

Al incorporar paneles solares a nuestro sistema energético, no sólo nos beneficiamos del uso de energía limpia, sino que también regulamos eficazmente la temperatura dentro de nuestros espacios habitables. En lugar de incidir directamente en los tejados de nuestros edificios, los rayos del sol se redirigen hacia los paneles solares.

Placas solares como sistema complementario de aislamiento

placas solares

Los paneles solares se pueden utilizar como sistema complementario para mejorar el aislamiento de los edificios al actuar como disuasorio del calor en el exterior y los tejados de estructuras residenciales y comerciales. Este método funciona junto con pinturas, membranas o materiales reflectantes para mejorar la eficiencia energética general del edificio.

El impacto de la temperatura más baja del techo se puede sentir dentro del edificio, lo que resulta en una disminución significativa en la necesidad de aire acondicionado. La mera reducción de 5ºC se traduce en una reducción del 5% en los costes de aire acondicionado. Sorprendentemente, investigadores de la Universidad de San Diego han descubierto que estos paneles pueden reducir la temperatura de las zonas sombreadas en un impresionante 38%. Además, si bien los paneles solares brindan protección contra el sol, también crean un espacio abierto debajo que permite la circulación del aire, reduciendo efectivamente la acumulación de calor. El efecto de enfriamiento se mejora aumentando la distancia entre los paneles y el techo.

Consejos para ahorrar electricidad en casa

placas solares en casa

Si el hecho de tener paneles solares en casa puede ayudar a reducir el consumo energético, si haces caso estos consejos, será aún mejor.

Asegúrate de mantener la limpieza y el buen funcionamiento del aire acondicionado

Al realizar un mantenimiento regular de los aires acondicionados, puedes mejorar su eficiencia y prolongar su vida útil. La eficacia del equipo puede verse disminuida hasta en un 15% debido a un filtro sucio. Es importante limpiar o reemplazar los filtros periódicamente y también considerar programar un chequeo anual para verificar su correcto funcionamiento.

Configurar la temperatura del aire

Bajar el termostato en cualquier grado dará como resultado un mayor uso de energía. En lugar de ajustar la temperatura demasiado baja, se recomienda ajustar el termostato a un rango cómodo de 24-26°C. De esta forma se conseguirá un equilibrio entre confort y eficiencia, evitando un consumo excesivo de energía.

Utiliza los beneficios del flujo de aire natural

Para minimizar el uso constante del aire acondicionado, es recomendable aprovechar los momentos más frescos del día, como las primeras horas de la mañana o después del atardecer, abriendo puertas y ventanas. Esto facilitará la circulación del aire y enfriará su hogar. Además, fomentar el movimiento natural del aire puede tener efectos positivos al refrescar la atmósfera interior y disminuir los niveles de humedad.

Implementar cortinas y persianas

Cuando el sol entra en casa, tiene el potencial de elevar la temperatura interior. Para combatir esto, puedes mantener las cortinas y persianas cerradas durante las horas más calurosas del día. Esto evitará la entrada de luz solar y, en última instancia, reducirá la demanda de refrigeración.

Invierte en placas solares

La temporada de verano presenta la oportunidad perfecta para aprovechar el poder del sol. Al tomar la decisión de invertir en un sistema de paneles solares, no sólo tienes la capacidad de generar tu propia energía y disminuyes tus gastos a largo plazo, pero también juegas un papel activo en minimizar tu impacto en el medio ambiente. El concepto de autoconsumo solar está ganando terreno a medida que cada vez más personas buscan combinar ahorros financieros con prácticas sostenibles, transformando sus hogares en espacios autosuficientes y ecológicos.

Usa electrodomésticos en horas de menor calor

Cuando se utilizan electrodomésticos como el lavavajillas, la lavadora o el horno, producen calor. Para mantener un hogar fresco, es recomendable utilizar estos aparatos temprano en la mañana o al final de la noche. Al hacerlo, el calor generado por los aparatos no contribuirá al calor externo ya existente.

Opta por electrodomésticos de alta eficiencia energética

Opta por electrodomésticos que lleven etiquetas de alta eficiencia energética a la hora de realizar tu compra. Estos modelos requieren menos energía, lo que resulta en ahorros sustanciales en su factura de servicios públicos.

Mejora la circulación del aire instalando ventiladores de techo

Al generar corrientes de aire, los ventiladores de techo tienen la capacidad de dar la ilusión de una habitación más fresca, incluso con temperaturas más altas. Garantizar un aislamiento adecuado en tu hogar es fundamental, ya que actúa como una barrera, evitando que el calor se infiltre en tu espacio vital en verano y manteniendo una atmósfera refrescante en el interior.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo las placas solares pueden ayudarte a mantener tu casa más fresca en verano.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.