Las energías renovables podrían ayudar con las olas de calor

la energía solar podría ayudar en el autoconsumo

En verano aumentan las temperaturas y las olas de calor y con ello también aumenta el uso de los aparatos de aire acondicionado y los ventiladores. Estos aparatos consumen bastante electricidad puesto que tienen que generar aire a una temperatura menor para poder refrescar. La diferencia entre el calor y la demanda de aire acondicionado es muy pequeña. Lo mismo pasa con la cantidad de energía solar que se podría generar si el Gobierno no hubiese colocado el impuesto Sol y la demanda de aire acondicionado.

España se podría haber ahorrado muchísima electricidad de no ser por el impuesto Sol, ya que la producción de energía solar podría cubrir la demanda de aire acondicionado casi al milímetro. Sin embargo, se consume y despilfarra grandes cantidades de energía empleando energía convencional para hacer funcionar estos aparatos.

Daños al autoconsumo

el autoconsumo en España está dañado por el exceso de impuestos

La desinformación en general ha causado mucho daño en el sector de las renovables y el autoconsumo. Existen muchas personas que se creen que el autoconsumo es ilegal, está prohibido, es muy caro o que está gravado con un impuesto Sol que lo único que hace es incrementar nuestros gastos de inversión y rentabilidad. Existen numerosos clientes potenciales del autoconsumo que no conocen apenas nada sobre el tema, debido a que desconocen toda la información relacionada.

Es cierto que existe un impuesto al Sol, pero éste no se aplica a instalaciones de menos de 10 kilovatios de potencia, que es lo que normalmente existen en las viviendas unifamiliares. Tampoco se aplica el impuesto al Sol en las Canarias.

Con el cambio climático, se están aumentando la frecuencia e intensidad de las olas de calor. Estas olas de calor provocan graves daños sobre la población y las instalaciones. Sin embargo, estos inconvenientes se podrían revertir en forma de energía limpia si el Gobierno no hubiera intoxicado a la sociedad con mensajes que desprecian el autoconsumo y que lo hacen insolidario. No tiene sentido decir que es insolidario, cuando generaríamos nuestra propia energía a partir de la energía que nos da el Sol. Además, no generaríamos contaminantes a la atmósfera ni agotaríamos los recursos naturales. El único que sufre con el autoconsumo es el Gobierno y las empresas que privatizan la luz.

Toda esta situación podría haber sido revertida si el Gobierno hubiera promovido la instalación de energía solar, o no hubiese congelado hace cinco años el sector de las renovables a las que, primero les quitó las ayudas y las subvenciones y después le aumentó los impuestos en un 7% para debilitarlos aún más.

Tenemos que pensar que, cuando más necesitamos la energía solar que es ahora, la tenemos. Ahora es cuando la demanda de energía para los aires acondicionados y ventiladores está creciendo, pero también lo hace la intensidad y la duración de la incidencia de los rayos de sol sobre la superficie terrestre, por lo que podría aumentar la cantidad de energía solar que estamos generando para cubrir esa demanda.

Además, la energía solar es una energía limpia, sostenible en el tiempo, y en el caso del autoconsumo, nos ayudaría a reducir la contaminación y los impactos al medioambiente. Cada vez las temperaturas que tenemos son mayores y mucho antes de lo esperado. A finales de junio ya hemos tenido nuestra primera hora de calor fuerte, con temperaturas de hasta 41°C. Sin embargo, la sensatez no llega a la política energética, sino todo lo contrario, cada vez la situación empeora.

Consejos para ahorrar energía

El aire acondicionado se debe de usar correctamente

Ya que no todos pueden autoabastecerse energéticamente, al menos se ofrecen consejos para reducir el consumo y ahorrar en energía:

  • Dependiendo de la orientación de las habitaciones, es bueno tener instalados toldos en aquellas ventanas y acristalamientos donde alcance el sol. Esto ayudará aproximadamente en un 30% el ahorro de energía.
  • El ventilador consume menos que el aire acondicionado.
  • Si tenemos aire acondicionado, debemos colocarlo en un sitio sombreado.
  • La temperatura óptima es de 25°C.
  • Se tiene que limpiar periódicamente el aire acondicionado para evitar que gaste más.
  • Cuando no haya nadie en la habitación se debe de apagar el aire acondicionado.
  • No abrir puertas y ventanas para evitar el mal funcionamiento del aire.

Con estos consejos podremos ahorrar energía y contribuir a un mejor consumo de la energía en verano.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *