La energía eólica marina europea espera unos años de record

Dinamarca eolicaLo dice el último eurobarómetro eólico de la UE, que acaba de hacer balance de 2016, un año en el que el Viejo Continente solo instaló 1.412 megavatios de potencia eólica en el mar (frente a los más de 3.000 del año anterior), pero que, al mismo tiempo, computó la mayor inversión económica jamás registrada en un solo año en eólica marina en Europa: 18.200 millones de euros (un 40% más que en 2015).

La Unión Europea alcanzó, a 31 de diciembre de 2016, una potencia eólica total acumulada (terrestre y marina) de 153.600 megavatios (12.068 M más que el año anterior). Alemania volvió a ser la locomotora eólica del continente, pues sumó a su cuenta particular hasta 5.443 megavatios nuevos. De ellos –informa EurObserv’ER-, 824,3 fueron erigidos mar adentro, escenario en el que Alemania también ha sido líder este año.

Por detrás, se ha situado Holanda, que conectó en 2016 el parque marino de Gemini, una imponente instalación eólica marina integrada por 150 turbinas Siemens de cuatro megavatios (4 MW).

GeminiEste parque cuenta con una potencia total de 600 megavatios, se encuentra en aguas holandesas del mar del Norte. En ese mismo mar se hallan Gode Wind 1 y Gode Wind 2, enclavados ambos a unos cuarenta kilómetros de la costa alemana. Siemens, por cierto, ha suministrado los aerogeneradores de los tres parques. Según EurObserv’ER, estas tres instalaciones eólicas son las únicas marinas que han completado su conexión a la red continental en 2016.

Precisión

EurObserv’ER, el observatorio europeo de las energías renovables, precisa en esta edición (Informe del 2016) que no incluye en sus estadísticas marinas las instalaciones eólicas que se hallan junto a la costa, “porque sus características las asemejan más a los parques terrestres que a las instalaciones que se encuentran varios kilómetros mar adentro“. El observatorio europeo pone un ejemplo: Westermeerwind, parque holandés de 144 megavatios de potencia cuyos aerogeneradores se encuentran a la vera misma de la orilla -“nearshore wind farm”- y que fue conectado totalmente a la red el año pasado (2016).

Energía eólica

También hubo desconexiones

El Balance 2016 que acaba de publicar el observatorio europeo de las energías renovables también recoge las desconexiones. Windfloat ha sido el protagonista de una de ellas. Ha sucedido frente a las costas de Portugal, donde este aerogenerador de dos megavatios, que se encontraba ubicado sobre una plataforma flotante, ha sido probado durante cinco años. ¿Objetivo? Recabar información que la empresa empleará para ir afinando su propuesta flotante. También ha sido desconectado un prototipo, de cinco megas en este caso, en Hooksiel (Alemania).

Eólica

Las perspectivas del sector

Más allá de los números 2016, EurObserv’ER anuncia que el bienio que ya nos lleva (2017-2018) va a presentar números mucho más importantes que los registrados durante el 2016. En ese sentido, el barómetro europeo cita como fuente a la patronal del Viejo Continente, WindEurope, según la cual a principios de 2017 hay no menos de 4.800 megas en fase de construcción, 24.200 más autorizados y un total de 65.600 en fase de diseño. Según WindEurope, en términos económicos, la inversión creció en 2016 hasta los 18.200 millones de euros (once proyectos obtuvieron financiación). Esa cantidad supone casi un 40% más que la registrada en 2015.

eólica marina

El mayor parque de eólica marina del Mundo

Actualmente, el mayor parque de eólica marina está en la costa de Kent (Inglaterra). A pesar de ser el parque más grande, sus promotores planean incrementar su potencia hasta los 870 MW en una segunda fase pendiente de aprobación.

Desde que el ex-primer ministro británico, David Cameron, inaugurara el parque eólico marino de London Array frente a la desembocadura del río Támesis en julio de 2013, esta infraestructura está considerada como el parque eólico marino más grande que se ha construido hasta el momento.
Ejecutado por iniciativa del consorcio de empresas integrado por la alemana EON, la danesa Dong y la sociedad pública para la promoción de energías renovables Masdar con sede en Abu Dabi, actualmente funciona a pleno rendimiento generando la suficiente energía como para abastecer la increíble cifra de medio millón de hogares, con una capacidad instalada de 630 MW.

Después de cuatro años de construcción y una inversión de más de 2.200 millones de euros, el parque se compone de 175 aerogeneradores Vestas SWT, estos se extienden mar adentro ocupando una superficie aproximada de unos 100 kilómetros cuadrados a una distancia de 20 kilómetros de la costa Kent, al sureste de Inglaterra.

Han sido necesarios una media de 450 kilómetros de cables submarinos y dos subestaciones offshore, las cuales centralizan la energía generada por los aerogeneradores antes de transportarla a tierra a dentro.

London Array Offshore

Montaje de los aerogeneradores

Para la instalación de cada aerogenerador en alta mar, se ha necesitado la construcción de una malla regular de pilotes adaptados a las características específicas del fondo marino, con una profundidad que varía en torno a los 5 y 25 metros según casos. Estos soportes permiten levantar cada una de las turbinas Vestas SWT-3.6MW-120 por encima de la cota del mar, y por otro lado, actuar como cimentación para transmitir su peso de hasta 225 toneladas al terreno.

Montaje parque eólico marino

Cada uno de los 175 aerogeneradores tienen una altura de 147 metros, 90 metros de diámetro de rotor y una longitud de pala de 58,5 metros. Para el transporte de la energía generada por cada uno de ellos, se dispone de 210 km de cable submarino que conecta cada una de las turbinas con las dos subestaciones offshore, y estas a su vez se conectan con la subestación de Cleve Hill en tierra firme a través de 4 cables de 150 kV que alcanzan los 220 km de longitud.

Según las estimaciones de los promotores, en 2012 el parque  de eólico marina existente hasta la fecha suministraba cerca de un 1,5% de la electricidad, pero con el London Array se espera que esta cifra se incremente por encima del 5% evitando así la emisión de 925.000 toneladas anuales de CO2.

El reconocimiento de la energía eólica como una de las menos contaminantes y seguras del panorama energético europeo, comienza a tener un papel relevante en la producción de energía renovable a escala global. En el caso de la eólica marina, la energía generada por las turbinas tiene un menor impacto sobre el medio ambiente, no requiere vertidos ni movimiento de tierras, y al estar ubicada en alta mar, tiene un impacto menos agresivo sobre la fauna y la vegetación en comparación con la eólica convencional.

Futura ampliación

Con el London Array se han superado las expectativas del parque eólico de GreaterGabbard, una infraestructura situada en la misma zona que hasta ahora ostentaba el título del mayor parque eólico offshore del mundo con una capacidad instalada de 500 MW. Pero eso no es todo.

Con la idea de seguir liderando la imponente carrera en eólica marina emprendida por Reino Unido, los promotores del London Array pretenden ahora ampliar su potencia desde los 630 MW actuales hasta los 870. Esta segunda fase está pendiente de aprobación por las diversas autoridades competentes, pero consolidaría este parque eólico como el más grande jamás construido. En este 2017 tendremos la respuesta¿?

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

2 comentarios

  1.   Josep Ribes dijo

    Me gusta la palabra “sinergia”, por el palabro y su significado, también la “economía circular”, todo esto aplicado a las eólicas marinas por lo que estas podrían ayudar a definir cotos de pesca para protección de especies y para la creación de granjas marinas y en las eólicas terrenales que facilitan las pistas forestales y comparten el desarrollo de las explotaciones forestales en las 1as partes de la inversión : la construcción de accesos en los montes y facilitar al mismo tiempo el acceso a los cotos de caza
    y su desarrollo y matar 30 pájaros de un tiro o más, si puede ser, que puede. Los cotos de caza los entiendo cómo zonas de desarrollo de especies cinegéticas y desarrollo de la biodiversidad ambiental, más rentabilidad y desarrollo turístico europeo y repoblar nuestras Siberias particulares.

  2.   Josep Ribes dijo

    La caza contribuye a la supervivencia de la especie humana, que también tenemos derechos como animales que somos, desde siempre y la supervivencia de las zonas de España camino de la despoblación humana, animal, “sensu estricto” y arborícola y de vegetales varios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *