La contaminación atmosférica provoca 16.000 muertes prematuras al año

ciudades contaminadas

Cada vez la contaminación atmosférica afecta a más personas en la actualidad y esto es muy preocupante, puesto que provoca unas 16.000 muertes prematuras al año en España. Existen personas que “no ven” la contaminación, sin embargo, la estamos continuamente respirando.

Por otro lado, existen cada vez más estudios que corroboran el gran daño que produce la contaminación atmosférica en los ecosistemas, reduciendo la biodiversidad y acabando con la capacidad reproductiva de las aves. ¿Qué se hace contra la contaminación?

Contaminación atmosférica

contaminacion urbana

Aunque los índices de contaminación en España han disminuido (esto lo sabemos porque antes eran 49 zonas que sobrepasaban los límites de partículas en suspensión y ahora son sólo cuatro o cinco zonas), aún no se están realizando los suficientes esfuerzos para disminuir este peligro para la salud humana y de los ecosistemas.

La contaminación atmosférica perjudica a la salud humana y también al medio ambiente y es un problema de alcance local, regional e internacional, pero cuál es su origen y composición.

Fuentes de la contaminación

diferencias en la contaminación ambiental

Hay diversas fuentes que contaminan, tanto naturales como de origen humano: consumo de combustibles fósiles para generar energía o transporte; procesos industriales; agricultura; tratamientos de residuos; y erupciones volcánicas o polvo arrastrado por el viento.

Dependiendo del origen de la contaminación, se generan uno u otro tipo de contaminante en la atmósfera. Las ciudades españolas tienen como principales cuatro tipo de partículas: partículas en suspensión (PM10 y PM2.5), óxido de nitrógeno, ozono e hidrocarburos aromáticos policíclicos.

Dependiendo de la época del año en la que nos encontramos, algunos contaminantes son más presentes y otros más escasos. Para tener una idea más clara, ahora mismo, en este mes de noviembre, las partículas que contaminan más y que son predominantes son las partículas en suspensión. Estas partículas son las más peligrosas para el ser humano, puesto que son capaces de penetrar hasta nuestro alveolos pulmonares.

El último informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente atribuye a PM2.5 un total de 400.000 muertes prematuras al año en los 28 países de la Unión Europea; 16.000 muertes en España. El 35 % del origen de estas partículas está en los coches, el 20 % en la industria y el 15 % en la construcción.

Dispersión de la contaminación

vehículos contaminantes

La contaminación tiene sus propias fuentes de dispersión. Es decir, aunque estemos contaminando, las partículas no siempre permanecen estables en el lugar de origen, sino que se dispersan por los lugares. Ello ayuda a reducir la cantidad de partículas que nos afecta a los seres humanos.

Esa dispersión proviene de la lluvia y el viento. Ahora, la falta de lluvia también genera que la contaminación no se disperse tan fácilmente. Además, también existe falta de viento e inversión térmica. Sobre todo es por esta inversión térmica que se trata nada más y nada menos que de una zona en la troposfera donde la temperatura no disminuye por la altura. Ello provoca que se forme un tapón que impide que el aire ascienda y se limpie la atmósfera cercana a la superficie terrestre.

La contaminación no depende solo de las emisiones, sino también de la meteorología. Obviamente, si no emitimos gases no habría contaminación, pero es cierto que la meteorología es la que se encarga de los flujos de aire, la lluvia, etc. Y que ayuda a dispersar la contaminación de los lugares donde existe una mayor concentración.

Si se incrementan los episodios de sequía provocados por el cambio climático o de olas de calor previsiblemente el ozono aumente. El ozono en superficie nos provoca daños en la piel y problemas respiratorios. El ozono es solo nuestro aliado cuando se encuentra en la estratosfera en la llamada “capa de ozono”.

No obstante, remarca que en los últimos años en España se ha avanzado mucho en general en la reducción de contaminación; menos en el apartado de óxido de nitrógeno donde, si bien se han reducido los niveles en un 30 % en Madrid o Barcelona, aún se incumple la legislación: ya no es suficiente reducir las emisiones que producen los coches, sino que lo hay que reducir es directamente su número.

Como podéis ver aún quedan muchos esfuerzos por conseguir.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *