Japón aprende de las lecciones tras el incidente de Fukushima

Japón y el accidente nuclear de Fukushima

Japón es un país que se enfrenta muy a menudo a temblores de tierra, por lo que las medidas de precaución y prevención que se deben de tomar son bastante grandes. Hace seis años ya del terremoto que sacudió a Japón y que dio lugar a una catástrofe nuclear que hizo historia desde el incidente de Chernóbil, conocido como el accidente nuclear de Fukushima.

Es cierto un desastre de estas características no ocurre con mucha frecuencia, sin embargo, destruye gran parte de infraestructuras importantes para la sociedad y la daña en sí misma. Japón tiene que tener en cuenta estas cosas para poder salvaguardar a los ciudadanos y mantener el buen estado del país. ¿Cuáles son las consecuencias de un tipo de desastre como este?

El accidente nuclear de Fukushima

accidente nuclear de fukushima en Japón

El pasado 11 de marzo de 2011, un devastador terremoto de casi 9 grados de magnitud a 130 kilómetros de las costas niponas y un posterior tsunami acabaron con la vida de más de 18.000 personas y fueron el origen de la todavía preocupante crisis nuclear de Fukushima.

Debido a su situación con respecto a las placas tectónicas y situación meteorológica, Japón es el país más preparado de todo el mundo para gestionar las consecuencias de los desastres naturales. A causa de la gran frecuencia con la que tiene lugar fenómenos extremos como tifones, terremotos, etc. Los japoneses están preparados para amortiguar o, al menos reducir los daños y el número de víctimas afectadas durante estos episodios.

Las muertes que tuvieron lugar en el 2011 fueron por diferentes razones. Menos de un 10% de los fallecidos lo hicieron a causa del terremoto, por lo que podemos destacar la preparación para este tipo de acontecimientos. El resto de las muertes fue por ahogamiento a causa del tsunami que fue desencadenado por el terremoto. Si lo comparamos con un gran terremoto que tuvo lugar en Kobe en el año 1995 en la que un 80% de las muertes fueron a causa de los escombros, podemos decir que Japón está mejorando su seguridad y sus sistemas de prevención.

Riesgos a los que se enfrentan los japoneses

agua contaminada del incidente de Fukushima

Para enfrentarse a riesgos grandes y frecuentes como son los terremotos, los japoneses han diseñado la construcción de edificaciones a prueba de estos. Esta herramienta de construcción se ha convertido en una pieza clave a la hora de plantear nuevas medidas para mitigar otro tipo de riesgos, como la que tienen ahora con la vulnerabilidad de las centrales nucleares.

Para aprender bien la lección, se recuerda que el incidente nuclear de Fukushima aún no se ha acabado y que la importancia de tomar medidas de precaución es vital. El accidente nuclear de Fukushima es el más grave desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986. Los reactores quedaron gravemente dañados tras el terremoto y posterior tsunami, y a día de hoy aún mantiene a 40.000 personas desplazadas.

Las aguas contaminadas siguen siendo un problema para la población aunque la radiación está controlada en las zonas terrestres y los cultivos. Lo que le falta a Japón es buscar y estudiar diferentes formas de energía más seguras que la nuclear, por ejemplo las energías renovables. Estos accidentes nucleares deben de dejar lecciones de las que se puede aprender para poder ayudar a mejorar en el futuro de la energía.

Fuentes de energía alternativa

tsunami producido por el terremoto en 2011

Para poder realizar una comparación de lo que necesita mejorar Japón en cuestión de energía y seguridad, se ha realizado una pequeña ejemplificación con España. Mientras que en el año 2015, España tuvo un 40% de la generación eléctrica mediante las renovables, Japón solo fue un 14%.

Antes del incidente de Fukushima, a nadie le importaba la fuente por la que se generaba la energía. Sin embargo, se debe de pensar en la fuente de energía ya que se estará eligiendo el futuro.

Ante las amenazas de posibles fenómenos extremos como tsunamis, Japón ha instalado nuevas herramientas de prevención como señalizaciones, altavoces e infraestructuras para mitigar los efectos. Además, el Gobierno japonés ha dedicado gran cantidad de recursos a señalizar las zonas de riesgo de tsunami y a preparar las instalaciones costeras.

En un país que acumula el 20% a nivel mundial de todos los terremotos de al menos 6 grados en la escala de Richter, es de vital importancia la preparación de la población.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Escribe un comentario