Invernaderos caseros

invernaderos caseros

Seguramente alguna vez has pensado en hacer tu propio invernadero en tu jardín. Hay veces, que sí encargamos un invernadero prefabricado suele salir mucho más caro de nuestro presupuesto. Por ello, hoy estaremos aquí algunas ideas sobre invernaderos caseros. Se pueden realizar modelos bastante interesantes de invernaderos caseros con muy poco dinero. Además, es una buena opción para utilizar materiales reciclados.

Si quieres saber más sobre los invernaderos caseros, en este artículo podrás encontrar información muy valiosa.

Qué son los invernaderos caseros

Tipos de invernaderos caseros

Cuando hablamos de invernadero estamos refiriéndonos a la una superficie de cultivo cerrada, estática y que se pueda acceder fácilmente y que se emplea para la plantación y cultivo de diferentes plantas y hortalizas. Permiten un mejor desarrollo de los cultivos ya que los alejan de las condiciones meteorológicas adversas. Normalmente, muchos invernaderos ya vienen montados y pueden ser de distintos tamaños y características. Dependiendo del precio y del presupuesto que estemos en disposición de gastar, podemos permitirnos un tipo de invernadero u otro.

Si somos de los que estamos bajos de presupuesto, lo más recomendado es apostar por los invernaderos caseros. Se trata de estas superficies perfectas para el cultivo y que utiliza materiales reciclados.

Ventajas de los invernaderos caseros

ventaja de cultivos

Estos invernaderos caseros se convierten en una gran opción siempre y cuando tengamos nuestro propio jardín o huerto. La fabricación de los invernaderos caseros suele ser relativamente fácil de hacer. Además, suele ser una actividad bastante disfrutable durante el proceso. Si hacemos un cultivo ecológico podemos potenciar mucho más la calidad de los cultivos que vayamos a comernos. Esto es debido a que tendrán muchos más nutrientes y no contará con pesticidas ni abonos nitrogenados.

Una de las ventajas principales que tiene el sembrar en invernaderos caseros es que las plantas están protegidas a las bajas temperaturas. Esta se puede decir que es la ventaja principal. Cuando tenemos un invernadero, podemos conseguir un microclima en el que las plantas pueden desarrollarse mucho mejor.

Si somos de los que cuentan con propio semilleros podemos incluirlos en los invernaderos caseros. De esta forma, podemos también disponer de los plantones a tal punto de llegar la temporada de primavera y verano, y así ahorrarnos en la compra de otras plántulas. Así también nos aseguramos de que sean plantas ecológicas.

Otra ventaja principal que tiene el invernadero casero es que podemos guardar y proteger las plantas ornamentales. Muchas de ellas tienen poca resistencia al frío y las heladas de invierno. En cambio, podemos sacar las hierbas aromáticas en verano así como las frutas secas gracias al invernadero. Y es que hacer un invernadero casero es una fantástica idea que no requiere apenas de inversión y materiales. Vamos analizar una a una las ventajas que ofrece un invernadero casero:

  • Es una opción que se vuelve rentable con poco tiempo.
  • Garantiza la calidad de los alimentos que estamos obteniendo, ya que los súper y sabemos y podemos controlar en todo momento el proceso.
  • Se puede plantear todo tipo de hortalizas fuera de época para brindar un cultivo más variado.
  • Los productos que plantemos en el invernadero podrán aprovechar más el sol de verano y crecerán más rápidamente.
  • Si lo hacemos todo de una forma ecológica, podemos aprender a cuidar la naturaleza y ver crecer sus alimentos. Además, es una gran opción como ocio. Puedes ganar una satisfacción de poder comer tus propios alimentos cultivados por lo que se podría decir que te van a saber mucho mejor.

Construcción de invernaderos caseros a dos aguas

Ventajas de invernaderos caseros

En este tipo de invernadero debemos decidir cuál es el tamaño para poder calcular los materiales y medidas que necesitaremos. Lo normal es que el invernadero tenga unas dimensiones de unos 20 metros cuadrados con medidas de 4.5×4.5 metros. Si tenemos menos espacio a tendremos que ajustarnos al espacio disponible.

El lugar más convenientes para decir en la construcción de este invernadero es la zona del jardín más soleada y con orientación hacia el sur. Esto es debido a que las plantas necesitan bastantes horas de luz solar durante todo el día. El mejor sol para las plantas es el de las mañanas ya que nos daña sus tejidos. Si es necesario, deberemos nivelar el terreno para que esté llano. Podemos marcar también con una línea y una cuerda el tamaño y la forma que tendrá el invernadero.

Ahora pasamos a la construcción. Se puede aprovechar estructuras metálicas o madera. Esto es una buena forma de reciclar material y darle robustez a la construcción. Realizamos 4 hoyos a modo de cimientos, de unos 40 centímetros de profundidad y 40 centímetros de ancho. Colocamos un bloque de hormigón en cada hoyo.

Si utilizamos la estructura metálica de madera estaremos más tranquilos con un refuerzo en los días que hace más viento, ya que estará más fijado al suelo. Cavamos otros 4 hoyos más en el centro de los laterales. Estos agujeros sirven para poder fijar los postes de madera. Haremos una zanja que llenaremos con un mortero y ponemos las hileras de ladrillos. Es conveniente que los ladrillos este unidos con una mezcla de arena y cemento. Cuando tengamos estos pilares anclados al suelo podremos colocar los arcos uniendo los tubos.

Una vez tenemos los tubos podemos fijar la estructura con listones de madera los laterales y el techo. Una vez tengamos todo tan sólo tenemos que poner puertas para que haya una buena allí acción, sobre todo en verano. Como suplemento podemos colocar algunas ventanas y puertas para la ventilación en épocas más calurosas. Las plantas necesitan calor pero no pueden tampoco aumentar demasiado la temperatura.

Debemos saber y en qué tipo de cultivos vamos a dar sembrar en nuestro invernadero casero antes de llevarlo a cabo. Cada tipo de cultivo requiere diversos tratamientos. No sólo podrás aprender a realizar tu propio invernadero casero, sino también nociones básicas de agricultura.

Si te has decidido por los invernaderos caseros, debes saber qué es una gran opción no sólo para ti sino también para toda la familia. Si tienes niños, podrás enseñarle los valores de la naturaleza desde que son jóvenes. Espero que con esta información puedan conocer más sobre los invernaderos caseros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde