Huella ecológica

cuidar el planeta

La huella ecológica es un indicador que se utiliza para comprender el grado de impacto social en la tierra. Este concepto fue propuesto en 1996 por consejo del economista William Rees y el ecologista Mattis Wackernagel. Este indicador que nos ayudan a poder conocer la capacidad de regeneración del planeta y el ritmo al que consumimos los recursos disponibles. El ser humano cada año consume todos los recursos disponibles del planeta antes, por lo que estamos llegando a un colapso ambiental.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la huella ecológica, cuáles son sus características e importancia.

Qué es la huella ecológica

huella ecologica

La huella ecológica es un indicador de impacto social ambiental. De esta forma, mide el impacto de la demanda sobre los recursos naturales existentes en el planeta, relacionado con su capacidad para regenerar estos recursos.

En otras palabras, generalmente se define como el área total de producción ecológica, que es necesaria para producir los recursos consumidos por los ciudadanos comunes en una comunidad en particular. En esta medida se suma la superficie necesaria para que la tierra pueda absorber los residuos generados por este ciudadano de a pie.

La huella ecológica se define como el área de productividad ecológica necesaria para producir los recursos utilizados y asimilar los residuos generados por una población específica. Considera tu nivel de vida específico de manera indefinida. Gracias a la huella ecológica, podemos evaluar el impacto de una determinada forma de vida en la tierra. Por ende, es un indicador muy utilizado para la medición del desarrollo sostenible.

Cálculo de la huella ecológica

impacto ambiental

Para calcular la huella ecológica, existen diversos métodos de estimación y aproximación. Sin embargo, los más utilizados consideran los siguientes elementos:

  • Las áreas necesarias para los alimentos vegetales necesarios.
  • El número de hectáreas forestales necesarias para cubrir el dióxido de carbono generado por el consumo de energía.
  • La superficie marítima necesaria para la producción pesquera.
  • El número de hectáreas necesarias para las explotaciones ganaderas y la producción de piensos.

A pesar de los cálculos constantes, es evidente que existen dificultades para obtener un método totalmente aceptado. En este sentido, estamos hablando de un indicador en desarrollo, por lo que no existe un método de cálculo claro.

La aparición de este concepto se remonta a 1996. El economista William Rees y su ecologista Mathis Wackernagel intentaron encontrar una manera de permitir que los humanos entendieran la sostenibilidad de los estilos de vida actuales. El enfoque de su objetivo de cálculo es estudiar un indicador que pueda evaluar la sostenibilidad de la tierra en las condiciones actuales y el impacto de los excrementos humanos en ella. Esto siempre es para apoyar un modelo de producción más sostenible.

Con este fin, estos investigadores se enfocaron en calcular indicadores como el área requerida para proporcionar el alimento vegetal necesario, el número de hectáreas de bosque requeridas para soportar el dióxido de carbono generado por el consumo de energía, el área oceánica requerida para producir peces y el número de hectáreas requeridas para pastos. Alimentar al ganado y producir piensos para animales.

Estos indicadores, después de ser integrados en una serie de modelos de algoritmos, proporcionan el grado de influencia de una determinada población en la tierra. De esta forma se creó el indicador, que ha sido utilizado frecuentemente por muchos gobiernos. Sin embargo, muchos críticos creen que el modelo no establece estándares suficientemente efectivos para considerarlo completamente desarrollado. Algunos investigadores incluso han descubierto las limitaciones de este indicador y no se puede calcular en determinadas circunstancias.

Tipos e importancia

reducir la huella ecologica

A partir de las mediciones realizadas, podemos dividir los tipos de huellas ecológicas en tres categorías:

  • Directa: Considera la acción directa contra la naturaleza.
  • Indirecto: tiene en cuenta los efectos indirectos de la naturaleza.
  • Huella colectiva: Considera el impacto de los grupos comunitarios en el planeta.

Sin embargo, dado que este indicador está en desarrollo, además de estos indicadores, pueden aparecer nuevas tasas. La huella ecológica es un indicador que hay que desarrollar y mejorar. Su uso es muy útil para el planeta porque estamos hablando de una situación en la que, como reflejan los indicadores, el uso de los recursos naturales puede resultar insostenible a largo plazo.

Debido a la huella ecológica, podemos adoptar métodos de producción que promuevan la sostenibilidad futura del planeta. La sostenibilidad no solo puede extender la vida del mundo y sus ecosistemas, sino también mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que viven en él. Bueno, debido a la huella ecológica, se pueden evitar muchas enfermedades causadas por los humanos y sus desechos. Al igual que otros tipos de especies distintas de los humanos, su calidad de vida también ha mejorado gracias a este indicador.

Consejos para reducirla

Para reducir la huella ecológica, se deben abordar diferentes áreas. A continuación, compartimos algunos consejos para lograrlo. También pueden aplicarlos a otras huellas, como el agua o el carbono, porque todas están interrelacionadas.

Vivienda sostenible

  • Utiliza bombillas de bajo consumo.
  • Instala paredes y techos aislantes.
  • Ventanas de doble acristalamiento.
  • Utiliza electrodomésticos que ahorren energía.
  • Recicla todo lo que se consume correctamente.

Transporte sustentable

  • Utiliza el transporte público en lugar de los automóviles privados para ayudar a reducir la contaminación del aire.
  • No conduzcas automóviles contaminantes.
  • Caminar o andar en bicicleta es una forma más sostenible de viajar en las ciudades.
  • Es mejor viajar en tren o autobús que en avión.

El ahorro de energía

  • Usar el termostato más bajo posible para calentar en invierno es una de las formas más efectivas de reducir la huella ecológica.
  • Reducir el uso de aire acondicionado en verano.
  • Desenchufa el dispositivo electrónico cuando no esté en uso.
  • Seca la ropa de forma natural sin usar secadora.
  • Evita el uso de productos desechables y, si lo hace, busque siempre la forma correcta de reciclarlos.
  • Dale a todos los objetos una segunda vida.
  • Reducir el consumo de agua para todos los propósitos.
  • Evita el uso de plástico tanto como sea posible (aunque se puede reciclar en el futuro).

Comida sostenible

  • Compra alimentos locales y de temporada (para evitar el transporte de larga distancia y su contaminación).
  • Consume alimentos orgánicos que rara vez o no usan pesticidas y fertilizantes en el proceso de producción.
  • Reducir el consumo de carne: la industria cárnica genera muchas emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Evitar la compra de productos que contengan aceite de palma y alimentos procesados ​​es otra recomendación importante para reducir la huella ecológica y proteger los bosques del sudeste asiático.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la huella ecológica y su importancia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.