Hipoclorito sódico

hipoclorito sodico en limpieza

En la industria química se emplean gran cantidad de componentes para diversos usos. Uno de los más frecuentes utilizados es el hipoclorito sódico. Se trata de un químico que se utiliza principalmente como desinfectante y tienen múltiples usos tanto en el ámbito industrial como el doméstico.

En este artículo vamos a contarte qué es el hipoclorito sódico, cuáles son sus características, usos y propiedades.

Qué es el hipoclorito sódico

uso quimico domestico

El hipoclorito sódico es una sustancia ampliamente utilizada como desinfectante de superficies, pero también se puede utilizar para desinfectar el agua humana. El hipoclorito sódico se conoce comúnmente como lejía o cloro, y se vende como una solución de hipoclorito de sodio al 2,0% o 2,5%.

Se puede comprar en supermercados, tiendas de abarrotes o farmacias. Hay pastillas caseras en el mercado, generalmente se utiliza un litro de agua para desinfectar una pastilla, pero atención al tipo de hipoclorito de sodio que se vende, porque el hipoclorito de sodio también se vende como sal de mesa, solución o pastilla, que se utiliza para la desinfección de tanques de agua, pozos y piscinas. En estos casos, la sustancia está presente en concentraciones más altas y puede causar problemas de salud.

Para qué sirve el hipoclorito sódico

productos de limpieza

El hipoclorito de sodio se usa para limpiar superficies, blanquear sábanas, lavar vegetales y desinfectar el agua humana para reducir la posibilidad de contaminación por virus, parásitos y bacterias que causan diarrea, hepatitis A, cólera o rotavirus.

Generalmente, la concentración de hipoclorito de sodio utilizada en la potabilización del agua no debe superar el 10%, y la dosificación del producto debe estar entre 0,5 y 1 mg/l. Cabe señalar que el hipoclorito de sodio utilizado en este proceso no es cloro comercial, ya que este último contiene otros productos químicos que pueden ser nocivos para la salud humana.

Además, cabe mencionar que también se utiliza para tratar aguas residuales y aguas industriales. Esto se debe a que elimina los olores desagradables y evita la propagación de bacterias y mocos.

Por su poder oxidante, es un ingrediente ideal para el tratamiento del agua de las piscinas, utilizando cloro activo en una concentración del orden del 12,5%. Así se evita la propagación de enfermedades que se pueden transmitir en el agua y se eliminan los microorganismos presentes en el agua.

El hipoclorito sódico también se usa como irrigante en soluciones en ciertos procedimientos dentales, ya que ayuda a combatir la propagación de infecciones bacterianas, esporas, hongos y virus. Además, ayuda a disolver el tejido muerto.

Otro uso común de la lejía o hipoclorito de sodio es la decoloración de telas. El propósito de esto es lograr rápidamente un aspecto desgastado o envejecido. Este proceso se suele realizar en prendas de lino y algodón.

Cómo se utiliza

hipoclorito sodico

La forma en que se usa el hipoclorito sódico varía según la aplicación:

Purificar el agua

Para potabilizar agua de consumo humano se recomiendan de 2 a 4 gotas por litro de hipoclorito de sodio en una concentración de 2 a 2,5%. Esta solución debe almacenarse en un recipiente opaco para evitar confusiones con líquidos claros y evitar accidentes.

Es importante tapar el recipiente y esperar 30 minutos después de añadir una gota de agua para consumir el agua. Este tiempo es necesario para que la desinfección haga efecto, acabando así con todos los microorganismos. El agua de desinfección con hipoclorito de sodio se utiliza para beber, cocinar, lavar verduras, lavar frutas y verduras, lavar platos y bañarse.

Desinfectar superficies

Para desinfectar superficies y eliminar virus y bacterias, se recomienda mezclar 4 cucharaditas por litro de agua, lo que equivale aproximadamente a 1 cucharada sopera de hipoclorito de sodio por 1 litro de agua. Por ejemplo, esta agua debe usarse para desinfectar superficies como mostradores, mesas o pisos.

Las soluciones para tales usos tienen concentraciones muy bajas de hipoclorito de sodio y son ampliamente utilizadas debido a su disponibilidad y bajo precio. Cabe señalar que este compuesto (en la concentración más baja) también se usa en el sector de la higiene para tratar el eccema. Asimismo, es un producto muy útil a la hora de esterilizar material quirúrgico o herramientas que requieran un alto grado de esterilización.

Recomendaciones de uso

Cuando se trabaja con este químico, es importante evitar el contacto directo con la sustancia porque es corrosivo y puede causar quemaduras en la piel y los ojos en altas concentraciones. Por lo tanto, se recomienda usar guantes al usar este producto.

Si accidentalmente se usa una dosis de hipoclorito sódico superior a la recomendada, enjuague inmediatamente el área expuesta con agua corriente y esté atento a síntomas como picazón y enrojecimiento. Cuando se ingiere una sobredosis de esta sustancia, los síntomas de intoxicación, como vómitos, tos y dificultad para respirar, pueden requerir atención médica de emergencia.

Sin embargo, el hipoclorito sódico es seguro para la salud si se usa dentro del rango recomendado, y el agua tratada con él puede administrarse incluso a bebés y niños. En caso de duda, es recomendable proporcionarles únicamente agua mineral embotellada.

En caso de intoxicación se recomienda lo siguiente:

  • Obtén atención médica de inmediato y no provoques vómitos a menos que así lo indique el control de envenenamiento o un profesional de la salud.
  • Si el producto químico entra en contacto con la piel o los ojos, enjuaga con abundante agua durante al menos 15 minutos.
  • Si la persona ha ingerido la sustancia química, dale una pequeña cantidad de agua o leche de inmediato, a menos que un médico le indique lo contrario. No suministres leche ni agua si el paciente tiene síntomas de dificultad para tragar, como vómitos, convulsiones o disminución del estado de alerta.
  • Si la persona ha inhalado la sustancia, llévala inmediatamente al aire libre.

Preparación de solución de cloro al 0,1% para lavado de manos

Si la concentración de la botella de cloro es del 1%:

  • Agrega 100 ml de hipoclorito de sodio al 1% a 1 litro de agua (equivalente a 10 cucharadas, o 10 tapas de plástico o biberones de 3 oz)
  • Agrega 150 ml de hipoclorito de sodio al 1% (equivalente a 15 cucharadas, o 15 tapas de plástico o biberones de 4 oz) a una botella de medio litro de agua (generalmente un recipiente de refresco)

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el hipoclorito sódico y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.