La hidroponía

la hidroponía es una forma eficiente de plantación

Existen formas alternativas de cultivar plantas aparte de los suelos agrícolas, los jardines y las macetas. Se trata de los cultivos hidropónicos.

¿Qué es la hidroponía?

La hidroponía es un método que consiste en el empleo de disoluciones para el cultivo de plantas en vez de usar el suelo. Existen muchas formas de usar esta técnica y tiene mucha utilidad. ¿Quieres saber todo sobre la hidroponía?

Características de la hidroponía

cultivos hidropónicos

Cuando empleamos esta técnica para plantar, las raíces reciben una solución rica en nutrientes necesarios para crecer y de concentraciones equilibradas disuelta en agua. Además, esa solución dispone de todos los elementos químicos esenciales para un buen desarrollo de la planta. De esta forma, la planta puede crecer en una solución mineral únicamente, o en un medio inerte, como puede ser grava, perlita o arena.

Esta técnica fue descubierta en el siglo XIX cuando los científicos vieron que las plantas absorben los minerales esenciales por medio de iones inorgánicos disueltos en el agua. En condiciones naturales, el suelo actúa como reserva de nutrientes minerales, pero el suelo en sí no es esencial para que la planta crezca. Cuando los nutrientes minerales de la tierra se disuelven en agua, las raíces de la planta son capaces de absorberlos.

Gracias a que las plantas son capaces de incorporar los nutrientes en una solución, no se requiere de un sustrato para que la planta se desarrolle y crezca. Casi cualquier planta puede crecer mediante la técnica de hidroponía, aunque hay algunas que con mayor facilidad y mejores resultados que otras.

Usos de la hidroponía

cultivo de tomates mediante la técnica de la hidroponía

Hoy en día, esta actividad está alcanzando un gran auge en los países donde las condiciones para la agricultura resultan adversas. Combinando la hidroponía con un buen manejo del invernadero se llegan a obtener rendimientos muy superiores a los que se obtienen en cultivos a cielo abierto.

De esta forma, podemos hacer crecer a los vegetales crecer de una forma bastante rápida y otorgarles alimento rico en nutrientes. La técnica de la hidroponía es sencilla, limpia y con bajo coste, por lo que para agriculturas a pequeñas escalas, este es un recurso bastante llamativo.

Incluso ha conseguido estándares comerciales y que algunos alimentos, plantas ornamentales y jóvenes plantas de tabaco se cultivan de esta manera por diversas razones que tienen que ver con la falta de suelos adecuados.

Hoy día existen muchas zonas que tienen los suelos contaminados por vertidos o microorganismos que producen enfermedades a las plantas o por usar aguas subterráneas que degradan la calidad de los suelos. Por ello, el cultivo hidropónico es una solución a problemas de territorio contaminado.

Cuando no usamos el suelo como lugar de crecimiento, no contamos con el efecto amortiguador que brinda un suelo agrícola. Sin embargo, tienen diversos problemas con la oxigenación de las raíces y no es algo que pueda llamarse limpio en escalas comerciales.

Son muchas las personas que emplean la hidroponía. Personas con tiempo libre que se quiere entretener e investigar, para investigación, para demostraciones a alumnos sobre la esencialidad de ciertos elementos químicos, aun para quien quiera cultivar en un contenedor o una pequeña tina, para cultivar en naves espaciales o para cultivos a gran escala.

Clasificación y ventajas que ofrece la hidroponía

la solución de la hidroponía se recircula a todos los cultivos

Los cultivos hidropónicos han evolucionado recientemente dada las formas que tiene de emplearse y el impacto ambiental que provoca. Por un lado, nos encontramos con las formas abiertas, que son aquellas que vuelcan el efluente, y por otro lado, tenemos las cerradas, que reutilizan la solución nutritiva como forma de protección ambiental y una mayor economía en su utilización.

La hidroponía evita los impedimentos y limitaciones que presenta un suelo agrícola convencional. Los suelos agrícolas requieren del sustrato, material sólido, herbicidas, fertilizantes, plaguicidas, etc.

La hidroponía puede tener un sustrato inerte si así se desea, como puede ser perlita, piedra pómez, turba, grava, etc.

Los sistemas hidropónicos fueron al principio de tipo “abierto”, puesto que no se tenía en consideración el impacto ambiental que tiene el vertido de los efluentes utilizados en el cultivo. Una vez vieron los impactos que provocaba el vertido de la solución en el medioambiente, se desarrollaron los métodos “cerrados”. Este método se basa en la reutilización de los nutrientes para otros cultivos, evitando generar impactos sobre el medioambiente.

La hidroponía ofrece muchas ventajas con respecto a los cultivos convencionales:

  • Permite cultivar en interiores (balcones, terrazas, patios, etc.)
  • Requiere menor espacio (pueden realizarse instalaciones superpuestas para multiplicar aún más el espacio)
  • El período de cultivo es más corto que en la agricultura tradicional, puesto que las raíces se encuentran en contacto directo con los nutrientes, logrando un crecimiento extraordinario de tallos, hojas y frutos
  • Requiere menor mano de obra, pues no es necesario trabajar la tierra (remover el suelo, efectuar trasplantes, limpiar los cultivos, etc.)
  • No existe el problema de la erosión del suelo, como en cultivos tradicionales
  • No es necesario aplicar fertilizantes, por lo que los vegetales producidos son 100% orgánicos.

El hecho de no necesitar fertilizantes es una gran ventaja en cuanto a impacto ambiental. Como sabemos, el uso excesivo de fertilizantes nitrogenados es una de las principales causas de la eutrofización de las aguas  y de la contaminación de aguas subterráneas. Evitando el uso de fertilizantes estaremos disminuyendo los impactos negativos sobre el medioambiente.

Uso de contenedores

la solución hidropónica dispone de los nutrientes necesarios para el correcto crecimiento y desarrollo de los cultivos

Muy recientemente, se ha propuesto el uso de contenedores en los sistemas de hidroponía. Junto con rendimientos “exponencialmente superiores”, el uso de contenedores en hidroponía asegura que todos los sistemas de cultivo también utilizarán un 90% menos de agua que la que se usa en la agricultura convencional.

Cuando se emplea la hidroponía en contenedores, se requiere asegurar que el agua pase por el mismo lugar cada doce minutos. De esta forma estaremos convirtiendo los cultivos en una granja portátil.

Si hacemos cálculos, usando la hidroponía, se puede cosechar unas 4.000 a 6.000 unidades vegetales semanales (lo que viene a ser unas 50 toneladas al año), que equivalen a 80 veces el número de unidades que se logran en un mismo espacio usando los sistemas de siembra y cosecha convencionales en la agricultura.

Como podéis ver, la hidroponía es una técnica cada vez más extendida, puesto que no requiere de suelo agrícola y optimiza los recursos y el espacio. Si extendemos la hidroponía daremos un respiro a los suelos agrícolas que tienen tanta presión por exceso de fertilizantes, arado, herbicidas y otros químicos empleados, a la vez que contribuiremos a una reducción de la contaminación.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *