Granjero pasa 16 años estudiando leyes para demandar a una importante empresa química

Vertido

Hay historias como la que tenemos entre manos que acaban convirtiéndose en una película por varios motivos y es que la voluntad de una persona puede literalmente mover montañas o convertirse en el David y Goliat moderno.

Un granjero chino ha estado los 16 últimos años estudiando leyes por su propia cuenta para así demandar a una importante compañía química que supuestamente ha contaminado sus tierras. Pero lo más importante es que ha ganado la primera instancia del juicio para mayor sorpresa de todos.

Wang Enlin, que había recibido nada más que tres años de educación en la escuela, ha ganado la primera instancia en un caso de alto perfil contra la empresa estatal Qihua Group. Aunque Qihua Group, cuyos activos exceden los 233 millones de libras esterlinas, ha apelado contra la decisión, Enlin ha dejado bien claro que está determinado en la búsqueda de justicia por el mismo y sus vecinos que no pudieron mantener sus semillas sanas en sus tierras ya contaminadas.

Wang

El granjero, ya en sus sesenta años, vive en el pueblo Yushutun a las afueras de Qiqihar en la provincia de Heilongjiang. El hombre dijo que para siempre recordaría el año 2001 cuando su tierra fue inundada por un desperdicio tóxico soltado por Qihua Group.

Era la víspera del Año Nuevo Lunar y Mr. Wang estaba jugando a las cartas con sus vecinos. Todos ellos, se dieron cuenta que la casa estaba inundada por las aguas residuales de la factoría cercana de Quihua. El agua residual también llegó a las tierras de cultivo de la villa.

Según un documento del gobierno de 2001, clama que las tierras de cultivos afectadas no pueden ser usadas durante un largo tiempo debido a la polución. Entre 2001 y 2016, Qihua siguió con los vertidos de aguas residuales al pueblo, cuyos habitantes relegan en la agricultura para subsistir.

China

La compañía producía cloruro de polivinilo y vertió de 15.000 a 20.000 toneladas de desperdicios químicos cada año. En 2001, Mr. Wang escribió una carta a la Oficina de Recursos de la Tierra de Qiqihar para quejarse de la contaminación pruducida por Qihua al pueblo. Fue dicho que presentara evidencias para presentarlas contra Qihua, pero tal como él dice, no sabía que ley la otra parte había roto o si había evidencia de ello.

Como resultado, Mr. Wang decidió estudiar leyes por si mismo, una epopeya que le llevaría 16 años de su vida. No tenía dinero para comprar libros, así que día tras día leía libros de la librería y copiaba la información relevante a mano. A cambio, el devolvía bolsas de maíz de forma gratuita para que el tendero le dejara estar allí.

Fue en 2007 cuando una firma de abogados china especializada en casos relacionados con la polución comenzaron a proveer asesoramiento jurídico gratuito a Mr. Wang y sus vecinos. Lo raro fue que hasta 2015 no comenzó el proceso del caso, ocho años después de la petición original.

Gracias a los datos ofrecidos por Mr. Wang que ha ido recogiendo durante 16 años, él y sus vecinos han ganado la primera instancia. El Tribunal de Distrito de Quqihar dictaminó que las familias de la aldea de Yushutun han de recibir una compensación económica equivalente a 96.000 libras esterlinas.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Un comentario

  1. 96.000 es un pequeño vuelto, pero algo es algo…

Escribe un comentario