Falta de agua en Doñana

falta de agua en doñana

Sabemos que las marismas de Doñana son una reserva natural muy importante en toda España. La sequía que está sufriendo Andalucía es cada vez más agresiva conforme pasa el tiempo. Este tipo de ecosistemas sobrevive gracias a las precipitaciones y la acumulación de agua. La vegetación y la fauna están adaptadas para estos ambientes y cada vez más falta agua en Doñana.

En este artículo vamos a darte de cuáles son los problemas de la falta de agua en Doñana y cuáles son sus consecuencias a corto, medio y largo plazo.

Falta agua en Doñana

escasez de agua

Los ecosistemas acuáticos y terrestres del Parque Nacional de Doñana proporcionan las condiciones ideales para una biodiversidad única en este espacio protegido. Es en este parque natural de más de 50.000 hectáreas repartidas entre las provincias de Huelva, Cádiz y Sevilla donde se encuentran algunas de las especies más representativas de la geografía española, como el lince ibérico o el águila imperial, todas ellas en peligro de extinción. Pero, además de su ubicación privilegiada (entre África y Europa, entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo), Doñana es también un humedal único en Europa, santuario de miles de especies de aves africanas y europeas.

El agua es el elemento vital de la reserva, pero se ha convertido en un punto de discordia para los agricultores de la zona. En este caso, no se trata del agua salobre del agua de mar, sino del agua salobre del acuífero subterráneo que nutre la vida en el humedal más grande de Europa y enfrenta las mayores amenazas en la actualidad.

Es la sequía que se avecina, el agotamiento de los acuíferos y la paciencia de los grupos ecologistas y muchos agricultores de la región que han visto cómo la excavación de pozos ilegales ha agotado los embalses de los que dependen para sobrevivir.

La falta de agua en Doñana no es nueva, sino que ha resurgido recientemente debido a la doble crisis climática y medioambiental. Por un lado, la sequía es severa durante un año con muy pocas lluvias, lo que tiene un impacto directo en la salud del acuífero, que actualmente se estima por debajo del 30% de su capacidad. Por otro lado, un polémico proyecto de ley podría legalizar el uso inadecuado de cultivos de regadío, principalmente fresa y otros frutos rojos, en la denominada «Doñana norte» de la provincia de Huelva.

De hecho, las leyes que se están tramitando actualmente podrían suponer que cerca de 2.000 hectáreas de cultivos de regadío estén sujetas a fuentes de agua obtenidas ilegalmente, según cifras proporcionadas por WWF, el grupo que impulsó la creación de parques nacionales y ahora denuncia su desprotección.

Nuevo proyecto ley

laguna falta de agua en doñana

La nueva ley ha provocado una reacción violenta de grupos ambientalistas, grupos de la sociedad civil, consumidores e incluso algunos agricultores mismos: aquellos que cumplen con la ley. Además del Ministerio de Transición Ecológica, el nuevo marco regulatorio también ha sido condenado por la Comisión Europea, que ha advertido de que impondrá sanciones a España si sigue adelante con la propuesta. No es la única institución europea que se pronuncia en contra de esta desprotección: el pasado mes de junio, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitió una resolución condenando la alteración de los hábitats protegidos provocada por la extracción de aguas subterráneas. La diferencia es que, en este caso, la sentencia podría acarrear importantes sanciones pecuniarias.

Proyecto Fresa y la falta de agua en Doñana

pozos ilegales doñana

En concreto, los cambios normativos incluyen la revisión del Plan Especial de Ordenación del Dosel Forestal de Doñana, conocido como Plan Fresa, aprobado en 2014 para hacer frente a la sobreexplotación de acuíferos ilegales. Esta normativa complementará el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), que regula específicamente el sector del regadío en la comarca de Doñana.

El Plan Fresa divide la tierra principalmente por uso de la tierra (regadío y secano), en base a cómo se clasificaba hace 10 años cuando se aprobó el plan de ordenamiento territorial. Sin embargo, no consideró la incorporación de otras tierras de regadío que no estaban registradas en 2004, muchas de las cuales correspondían a aprovechamientos ilegales que se habían implantado con posterioridad. El nuevo proyecto de ley aprobado por el parlamento andaluz supondrá la aceptación ‘de facto’ de todos los regadíos que antes no estaban catalogados.

Las estimaciones preliminares afirman que la cifra supone un aumento de unas 800 hectáreas, pero un experto informe encargado por WWF estimó la tierra adicional en más de 1.903,7 hectáreas, casi un 140 por ciento más que la cifra oficial.

Menos agua para más regantes

“El acuífero ha sido sobreexplotado y la única forma de restaurar este volumen de agua tan importante es reducir su presión”, dijo Carmona, explicando que no hay suficiente agua para todos. “La tarta es la misma, o se separa, o se saca a la gente de la ecuación, no hay otra fórmula. La única solución es despresurizar los acuíferos e implementar el plan fresa”, explicó el experto, al señalar que el agua superficial no podrá atender la demanda de suministro de estos nuevos equipos de riego.

El ambientalista agregó que además de ser un duro golpe para los famosos humedales, la medida propuesta por el cabildo distrital también es una especie de disgusto para los agricultores, pues castiga y premia a los respetuosos de la ley. Agua robada, apunta.

¿Cuánta agua se extrajo ilegalmente en total? Grupos conservacionistas estiman que los pozos ilegales actualmente pueden regar más de 4.700 hectáreas, equivalentes a más de 5.700 campos de fútbol.

“Las autoridades que se supone que deben velar por el futuro de Doñana ignoran a los organismos internacionales y permiten el robo de los recursos naturales que mantienen vivo el pantano”, explica WWF en un comunicado. De hecho, la ONG trabaja desde hace años en Condena la falta de protección del acuífero, en el que se aseguran más de 1.000 pozos y cientos de hectáreas de riego ilegal. Su movimiento final es denunciar el deterioro de Doñana ante la Unesco y la Comisión Europea, que han dado la razón a los ecologistas. Sus futuras resoluciones marcarán el futuro de esta maravilla natural Patrimonio de la Humanidad.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la falta de agua en Doñana y sus consecuencias.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.