Lúmenes y vatios. Cómo escoger la mejor bombilla para tu hogar

Desde siempre se ha medido la cantidad de luz que emite una bombilla a través de los vatios. Esto se acabó con la llegada de las bombillas LED. Hoy en día la potencia de una lámpara se mide en lúmenes y no es más que la cantidad de luz que emite. Para medir la energía que consume se emplean los vatios. Cuando decidimos comprar una bombilla o una lámpara necesitamos saber estos dos conceptos para saber si nos interesa o no. Por un lado, cuánta luz nos va a aportar dependiendo del uso que queramos darle y el consumo de energía para no llevarnos sorpresas en la factura de la luz.

Por ello, en este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre los lúmenes y cómo compararlo con los vatios. ¿Quieres aprende a elegir bien qué bombillas necesitas para tu hogar? Sigue leyendo que te lo contamos todo.

Qué son los lúmenes y cómo se miden

Cuando decidimos comprar una bombilla necesitamos saber cuánta luz nos va a aportar y cuál es su consumo. Anteriormente eso lo teníamos que estimar a través de su potencia. Una bombilla de 60W alumbra más que una de 25W, obviamente. Sin embargo, no es una medida exacta, ya que los vatios lo que mide realmente es la energía que consume la bombilla. Si adquirimos una bombilla LED, podemos alumbrar más cantidad con los mismos vatios.

Por estas razones nacieron los lúmenes. Conocer la relación que existe entre los lúmenes y vatios de una bombilla para conocer tanto lo que alumbra como lo que consume es algo complicado. Depende mucho de la tecnología que se use para su fabricación. Es posible que dos bombillas con los mismos vatios de potencia alumbren distinto tan sólo por la forma en la que fueron diseñadas. Por ejemplo, no es lo mismo una bombilla de bajo consumo, una LED o un halógeno que una convencional.

Es aquí donde se nos plantea el querer saber cuánta potencia lumínica necesitamos para una habitación sin que el consumo de electricidad haga disparar la factura de la luz. Aunque para optimizar el consumo se necesita un estudio luminotécnico, es posible extrapolar algunos datos a nuestro hogar donde no es tan necesario tener en cuenta al milímetro el consumo.

El estudio luminotécnico se realiza para establecimientos comerciales, campos de fútbol y otros lugares públicos donde es necesario tener luz artificial durante muchas horas al día. Es entonces donde merece la pena contar al milímetro la cantidad de luz necesaria para una buena estancia y que ayude a no consumir demasiada electricidad.

En el hogar es otra historia. Así que vamos a aprender a diferenciar bien entre luxes y lúmenes.

Qué es un luxes frente a un lumen

Cuando vamos a comprar una lámpara o bombilla necesitamos saber cuánta luz hará falta en la habitación que vamos a alumbrar para que no nos quedemos mal de luz o nos sobre. La cantidad de luz que necesita una habitación es la iluminancia media o luxes. Por lo general, las habitaciones que menos luxes necesitan son los dormitorios con 150 y la que más el salón con 300.

Para hacerse una idea de la cantidad de luxes que tiene el sol comparado con la luz artificial, podemos ver cómo nos ilumina con una intensidad entre 32.000 y 100.000 luxes frente a nuestros tristes 300 luxes del salón.

Por otro lado, tenemos el flujo de energía que utiliza una bombilla y es lo que se mide en lúmenes. Se podría decir que un lux es un lumen por metro cuadrado de superficie iluminada. Con estos valores es fácil pensar en que podemos medir la habitación y conocer su superficie y, a raíz de ello, comprar una bombilla que tenga la iluminación necesaria. Sin embargo, esto no es tan sencillo, dado que también hay que tener en cuenta la altura en la que vamos a colocar la bombilla.

Lo primero que debemos saber es la necesidad que tiene la habitación de luz y priorizar la comodidad. De nada nos sirve comprar una bombilla con una iluminación baja con tal de ahorrar luz si no vamos a estar bien con ella. Los colores de la habitación también so condicionantes a la hora de elegir la iluminación de la bombilla. A colores más claros, necesitaremos menos cantidad de lúmenes y viceversa.

Cómo elegir nuestra bombilla

Una bombilla puede venir con una indicación de “60 lúmenes”. Perfecto pero, ¿qué indica esto? Los fabricantes aún no están al tanto del posible desconocimiento de la población ante el cambio de medida reciente. Las costumbres nos hacen fijarnos en los vatios de una bombilla, cuando ahora hemos descubierto que solamente medimos el consumo y no cuánto ilumina.

Para ayudar a conseguir la bombilla perfecta debemos saber que una bombilla LED suele generar entre unos 60 y 90 lúmenes. Para conocer más o menos a priori que potencia lumínica nos dará una bombilla LED antes de comprarla usamos la siguiente fórmula:

Lúmenes reales = número de vatios x 70.

El 70 es un valor medio que coincide con una gran mayoría de bombillas que venden los mercados. Es así como podemos deducir que una bobilla LED de 12W tendrá una potencia lumínica de 840 lúmenes. Esto es lo mismo que una bombilla incandescente de las convencionales de 60W. Mientras que una convencional está consumiendo 60W de potencia, la LED está iluminando lo mismo, con tan sólo una potencia de 12 W.

Si decidimos cambiar las bombillas de nuestra casa, estaremos ahorrando 48W por bombilla, aproximadamente. Uno de los problemillas que ofrece la iluminación LED es el ángulo de apertura que ofrece la luz. Para conocer bien todo esto es mejor mirar las especificaciones y el uso recomendado por el fabricante que viene en la caja de compra. De esta forma podremos orientarnos mejor de para qué situaciones nos viene bien o no.

La buena noticia es que la tecnología LED mejora cada día, por lo que ya son capaces de iluminar grandes habitaciones con solo una bombilla.

Espero que estos consejos os ayuden a elegir mejor la bombilla óptima para el consumo del hogar.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.

Ahorra con energía 100% verde


Categorías

Ahorro Energético

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.