¿Cuál es el ecosistema natural del pino canario y sus usos?

El Pinus canariensis conocido popularmente como pino canario, es uno de los pocos pinos autóctonos que pueden ser encontrados en el territorio español. Esta es una hermosa conífera que posee su origen en las Islas Canarias, lugar donde se han vuelto un símbolo natural para la isla de la Palma.

Esta es una planta bastante interesante que se puede tener con mucha facilidad dentro de un jardín, al contar con un crecimiento acelerado y con un cultivo bastante sencillo, por lo que hace que esta sea una especie perfecta para tenerlo como un ejemplar aislado o también se puede colocar como un seto alto para protección.

Ecosistema natural del pino canario

El pino canario se encuentra formando bosques puros o mixtos con otras plantas superiores como la Myrica faya, el Ilex canariensis o el Adenocarpus viscosus en el archipiélago canario, en concreto de las islas de Tenerife, La Palma, Gran canaria y El Hierro, aunque también se ve en La Gomera. Vive a una altura comprendida entre los 100 y los 2000 metros sobre el nivel del mar, en suelos pobres, secos y con un buen drenaje.

Debido a su evolución, ha tenido que adaptarse a estar en un entorno donde los incendios son parte fundamental del ecosistema, por lo que a día de hoy es una de las especies que mejor resiste el fuego, brotando al poco tiempo de haberse extinguido el incendio.

Si hablamos del clima, la temperatura media se encuentra entre los 15 y los 19ºC, con precipitaciones de entre los 300 y los 600mm, de manera que su temporada de crecimiento dura buena parte del año.

Características

Un árbol de pino canario en su etapa adulta puede tener una medida que puede alcanzar los 40 metros de alto con 2,5 metros de diámetro en el tronco, a pesar de que lo más común es que cuente con solo unos 15 o unos 25 metros de altura y con un diámetro de al menos un metro.

La corteza que este árbol posee es de un color pardo de un tono claro y por lo general es prácticamente lisa en los árboles que son más jóvenes, pero cuando van envejeciendo esta se engrosa bastante rápido y también se resquebraja más fácilmente,  tomando un color un poco más rojo parduzco.

Aquellos ejemplares que son mucho más viejos poseen un ritidoma que es bastante engrosado al igual que irregular, y forman unas placas que son lisas y tienen forma de espejuelos. Por lo general tienen un color gris similar al de las cenizas.

Durante sus primeros años de vida este árbol suele crecer bastante rápido, con sus ramas dispuestas de forma horizontal y con ramificaciones secundarias abundantes que son erectas, haciendo que el aspecto de dicho árbol tenga una forma piramidal. Después cuando cesa el crecimiento con respecto a la altura, pasa a tener una forma aparasolada.

Las hojas de esta planta son de color verde, aciculares, que tienen su desarrollo encima de los brotes de ese año, rectos y de color amarillento que crecen en unas yemas gruesas, con una forma ovalado-cilíndricas y que se encuentran recubiertas por unas escamas que son membranosas de un color pardo rojizo.

Este es un pino que cuenta con tres acículas por cada vaina y es el único en su especie que se encuentra en Eurasia occidental, por lo que el que se encuentra más cerca está en el Himalaya, siendo muy parecido al pino canario.

Su época de floración va desde el mes de marzo hasta mayo. Las inflorescencias masculinas se encuentran separadas de las femeninas, ya que las que son masculinas se encuentran en unas espigas que son cónicas y de unos 5 a unos 10 centímetros de largo, con un color amarillo con tonos de verde que se encuentran formadas por muchos estambres que poseen una enorme cantidad de polen.

Las flores que son femeninas se encuentran  en unos estróbilos múticos que poseen un color verde con tonos de rojo y que al madurar se convierten en unos conos o piñas que son de color pardo-rojizas al igual que lustrosas, y que pueden tener una medida de entre unos 12 a unos 18 centímetros de largo con un diámetro de entre unos 8 a unos 10 centímetros en la parte que es más ancha.

El fruto se encuentra formado por unas escamas que están asentadas a todo lo largo de un eje que es leñoso y que solamente se abre en el momento en el que las condiciones climáticas son las adecuadas, sobre todo cuando hay sequedad en el entorno. Cuando se dan las condiciones óptimas separan dichas escamas o cae el cono de la planta al dejar en libertad los piñones al chocar contra el suelo.

Cuidado y cultivo del pino canario

La reproducción del Pinus canariensis se realiza por medio de semillas. En la temporada de primavera se introducen algunas semillas dentro del sustrato y luego se coloca un centímetro de tierra sobre estas, manteniendo siempre la humedad del sustrato. Antes de su plantación se recomienda colocar las semillas en agua durante 24 horas; después de una semana ya comienzan a germinar, siendo esencial mantener la temperatura adecuada para prevenir la aparición de ciertos hongos.

Una de las particularidades que posee esta especie de pino, es que tiene yemas sobre la madera, haciendo posible que pueda volver a brotar una vez podadas y también en caso de un incendio.

Este tipo de árboles no necesita de cuidados muy específicos o de un mantenimiento como en el caso de los cultivos agrícolas, no obstante, requieren de características importantes en el suelo y el clima.

Estas especies de pinos prefieren los suelos arenosos y un poco ácidos, sin embargo, puede resistir los suelos arcillosos y calizos debido a que tiene la capacidad de poder sobrevivir en prácticamente cualquier ambiente.

Esta es una de las razones por las cuales muchas personas suelen toparse con piñones en casi cualquier parte. A pesar de ser un árbol bastante resistente, es importante evitar su plantación en zonas vulnerables a los encharcamientos.

No necesitan de una gran cantidad de agua para sobrevivir, de hecho, son capaces de tolerar las altas temperaturas siempre y cuando no superen los 40°C. Las temperaturas bajas tampoco parecen ser un problema, ya que pueden resistir -20°C, sin embargo, a los -10°C puede llegar a presentar graves daños en hojas y tejidos.

Principales usos del Pinus canariensis

El Pinus canariensis tiene un gran valor a nivel forestal. Esta especie en particular se utiliza mucho para la reforestación, debido a la rápida adaptación a cualquier tipo de suelos y al poco tiempo que tarda en crecer, especialmente, en aquellos suelos poco evolucionados.

Otra de sus grandes utilidades es la carpintería, sobre todo, las especies semiduras, ya que los pinos de tea son bastante escasos en su mayoría por la gran demanda que tiene la madera.

Por su parte, la madera blanca que se obtiene de estos pinos se utiliza para la elaboración de algunos artículos de madera, mientras que la madera de tea, se usa principalmente en la talla y la ebanistería. Anteriormente, este tipo de madera se utilizaba para la elaboración de techumbres de casas y también iglesias.

El pino canario también se usa mucho debido a sus propiedades medicinales, ya que es muy bueno para tratar los problemas respiratorios, así como el asma y la bronquitis,  su resina se aplica para remover ciertos quistes y también para la protección contra el fuego y algunos insectos.

Plagas y enfermedades

A pesar de ser un árbol bastante resistente no solo ante las condiciones ambientales sino también ante desastre forestales, existe una plaga que puede causarles mucho daño a estos y se conoce como la procesionaria del pino.

Estas orugas son capaces de detener el desarrollo de la gran mayoría de las especies de pinos, haciéndolos vulnerables ante el ataque de otras plagas. Afortunadamente, estas orugas se pueden exterminar con ayuda de algunos productos químicos que pueden evitar una propagación descontrolada.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Sé el primero en comentar