Dióxido de carbono

Emisiones mundiales de CO2

Hoy vamos a hablar de un gas que se ha vuelto muy famoso conocido como dióxido de carbono. Se trata de un gas de efecto invernadero que tiene capacidad para retener calor en la atmósfera. Aunque la gente ha demonizado a este gas con el aumento del efecto invernadero y los efectos del cambio climático, este gas es imprescindible para la vida. Tan sólo decir que si este gas no existiera, las plantas no podrían realizar la fotosíntesis y, por lo tanto, no tendríamos oxígeno que respirar.

Vamos a descubrir todos los secretos sobre el dióxido de carbono y la importancia que tiene para la vida en el planeta.

Características principales

Dióxido de carbono emitido en industrias

El dióxido de carbono (CO2) es conocido por tener un átomo de carbono y dos de oxígeno. Es un gas incoloro e inodoro, por lo que puede pasar desapercibido en el ambiente. El enlace que une los átomos es covalente, por lo que no tiene ningún metal de por medio. El dióxido de carbono forma parte de la naturaleza y es necesario para numerosos procesos físico y químicos. Por ejemplo, de no ser por su capacidad de retención de calor, no podría darse gran parte del efecto invernadero que mantiene las temperaturas estables en todo el planeta.

Como hemos mencionado antes, también hace falta CO2 para que las plantas realicen la fotosíntesis. Es un proceso en el que se intercambia dióxido de carbono para liberar oxígeno. Este oxígeno es el necesario para poder respirar y llevar a cabo la vida en el planeta. No es un tóxico como están pensado o la mayoría de gente piensa. Es un gas que expulsamos desde nuestro interior. Si fuera tóxico o venenoso nos dañaría las vías respiratorias y eso no ocurre, como sabemos.

De forma natural se encuentra en el ambiente en una concentración entre 300ppm y 500ppm. Estas variaciones en las concentraciones de dióxido de carbono en el aire varían si realizamos las mediciones en ambientes urbanos o ambientes naturales. La naturaleza tiene sus propias fuentes de emisiones de CO2 como la respiración, procesos de descomposición, etc. Sin embargo, no hace aumentar tanto las concentraciones a nivel global.

El problema al que se está enfrentando la humanidad es a un aumento de la concentración de dióxido de carbono a niveles no deseados. Esto lo veremos más tarde con más detalle.

Efectos en la salud

Balance de CO2

El CO2 es capaz de producir un desplazamiento del oxígeno que haya en ese lugar. Esto hace que pueda ser peligroso en lugares cerrados. Si la concentración de dióxido de carbono aumenta en lugares cerrados, desplazará al oxígeno y cada vez habrá menos oxígeno disponible. Si se consigue almacenar una concentración de 30.000 ppm de CO2, producirá asfixia.

En entornos laborales como oficinas donde el número de empleados es alto y los ordenadores no ayudan mucho en la renovación del aire, a partir de 800 ppm  de concentración, suelen haber quejas sobre los olores. Por ello, es necesario, no sólo por cuestión de olor, que haya una buena aireación en las habitaciones para que el aire esté siempre lo más limpio posible.

Se podría decir que el principal efecto nocivo que tiene el dióxido de carbono en la salud es la asfixia por el desplazamiento que se produce del oxígeno. Esto se produce en concentraciones altas capaces de desplazar el oxígeno y que pueda reducir la concentración del mismo por debajo del 20%. Si hay lugares muy cerrados con una alta concentración de este gas, puede producir dolores de cabeza, mareos, somnolencia y problemas respiratorios.

Uno de los problemas que tienen la teterías cerradas es que si encima se fuma cachimba en lugares cerrados con un grupo de personas cerca, no existe una depuración del aire y el CO2 desplaza al oxígeno presente. Si una persona tiene asma, debe siempre respirar aire que tenga poca concentración de CO2, de lo contrario, podría sufrir un ataque respiratorio.

Problemática en lugares públicos

Fotosíntesis

Los niños en los colegios son un grupo importante a analizar en cuanto a concentración de dióxido de carbono saludable. Son niños que pasan muchas horas en una habitación cerrada (si es invierno normalmente están cerradas) y son un número considerable. Mediante la respiración, están consumiendo el O2 en el aire para expulsarlo en forma de CO2. Si no hay forma de depurar el aire, podrán tener dolores de cabeza, somnolencia o falta de concentración.

En España no hay una normativa que regule el nivel de CO2 que hay en los colegios. En Francia, en cambio sí hay una relación entre el bajo rendimiento escolar y la concentración de CO2 en colegios e institutos. Por ello, hay normas para establecer los límites permitidos que dejan de ser saludables.

Los niños tienen un metabolismo más alto y una actividad física mayor. Por ello, producen más cantidad de CO2 que un adulto. Es conveniente revisar estos factores para cuidar la salud de los jóvenes.

Aumento del dióxido de carbono

Cambios ambientales por dióxido de carbono

Las concentraciones de dióxido de carbono han ido fluctuando a lo largo de la evolución de nuestro planeta. Existen estudios que muestran cómo la atmósfera ha tenido diferentes niveles de CO2 dependiendo de la vegetación y fauna abundante en ese momento. También hay que tener en cuenta que, en la actualidad, su concentración está muy por encima de lo normal dado que la revolución industrial ha provocado que, nuestra principal fuente de energía resida en la quema de combustibles fósiles.

Durante la combustión de estos combustibles fósiles entre los que nos encontramos el carbón, petróleo y gas natural se emiten grandes cantidades de CO2. Ya sea en ámbito industrial, en la producción de energía eléctrica como en el transporte. El CO2 ha aumentado enormemente en los últimos años.

Como hemos mencionado al principio del artículo, el CO2 tiene una capacidad de retener calor en la atmósfera. Esto se debe a que absorbe los rayos de sol tanto cuando vienen desde el espacio exterior como cuando rebotan desde la superficie terrestre. Mientras más cantidad de calor es capaz de retener, más temperatura habrá. No sólo el CO2, sino otros gases de efecto invernadero son los causantes de que nuestra temperatura sea habitable. Sin embargo, este aumento en las concentraciones exacerbada es lo que está desencadenando el calentamiento global.

Espero que con esta información puedas saber más sobre el dióxido de carbono.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde