Diferencias entre huracanes y tornados

Diferencias entre huracanes y tornados

Entre los fenómenos meteorológicos más destructivos y devastadores que hay en nuestro planeta nos encontramos con los huracanes y los tornados. Y es que estos fenómenos meteorológicos se forman en lugares y condiciones muy determinadas y pueden llegar a provocar graves daños. Sin embargo, existen diferencias entre huracanes y tornados que muchas personas aún no tienen del todo claras.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las diferencias entre huracanes y tornados.

Qué es un tornado

Diferencias entre huracán y tornados definiciones

Para conocer cuáles son las diferencias entre huracanes y tornados debemos conocer primero qué es un tornado. Se trata de una masa de aire que se va formando con una alta velocidad angular. Los extremos del tornado están situados entre la superficie de la tierra y una nube de tipo cumulonimbus. Aunque se trata de un fenómeno atmosférico de gran potencia no suele durar mucho tiempo.

Existen numerosos tipos de tornado según su morfología y el tiempo que suelen rondar. Sin embargo, no suelen tener duración es demasiado largas. Normalmente se sitúan entre unos cuantos segundos y una hora. No se han registrado tornados con demasiada longitud en el tiempo. La morfología de tornado que más se conoce a nivel general es la de embudo. Podemos ver que en el extremo más angosto llega a tocar el suelo y está rodeado por una nube que va arrasando todo el polvo los desechos de su alrededor. Esta es la clásica imagen que se utiliza en las películas cuando se quiere visualizar un tornado.

La velocidad que pueden alcanzar los tornados se encuentran entre los 65 y 180 a km/h y puede llegar a medir unos 75 metros de ancho. No suelen estar quietos en la zona donde se forma, sino que se van desplazando por todo el territorio. Suelen desplazarse algunos kilómetros antes de desaparecer.

La formación de un tornado se da a través de cambios en la dirección y velocidad una tormenta. Estos cambios llegan a crear un efecto giratorio en horizontal. Con estos efectos se forman conos verticales en las que el aire va subiendo el altura a la vez que va girando dentro de la tormenta. Estos fenómenos meteorológicos están ligados a ciertas épocas del año. Normalmente tienen lugar con una mayor frecuencia durante la época del otoño y primavera. Además, se forman más veces por de día que por la noche. La mayor frecuencia al cabo del día registrada en tornados es por la tarde.

Qué es un huracán

Formación de un huracán

El otro fenómeno meteorológico que nos queda para analizar es el huracán. Son calificados como las tormentas más fuertes y violentas que puede existir en nuestro planeta. Dependiendo del lugar donde nos encontremos se les puede conocer por otros nombres como tifones o ciclones.

En la formación de este tipo de fenómenos meteorológicos encontramos con la existencia de una gran masa de aire cálido y húmedo. Estas características son propias de aire tropical. El huracán utiliza este aire cálido y húmedo como combustible para llegar a formar rachas de viento de gran velocidad. Conforme este aire va ascendiendo desde la superficie de los océanos va dejando zonas más bajas con una menor cantidad de aire. Como sabemos, la dirección del aire circula en dirección desde aquellos lugares donde existe mayor presión atmosférica hasta donde existe menor presión atmosférica.

Si el ascenso del aire caliente deja zonas más bajas con menos aire el viento gira hacia esa zona para cubrir el territorio. Esto es debido a que en la zona con menos aire existe una menor presión atmosférica. Cuando el aire que ha reemplazado esa parte baja se vuelve a calentar, tiende a ascender de nuevo y alejar otra zona con menor presión atmosférica. Este ciclo va aumentando de forma continua hasta formar lo que conocemos como el huracán.

El aire caliente que ha ascendido se enfría y al ser húmedo va formando nubes. Estas nubes son las que al final crean el huracán.

Diferencias entre huracanes y tornados

Qué es un tornado

Cuando comparamos estos dos fenómenos meteorológicos la primera gran diferencia reside en el momento en que empiezan a formarse. Mientras que los tornados se forman en tierra y zonas costeras cercanas a la tierra los huracanes se forman desde los océanos. Es imposible que un huracán se pueda formar en tierra.

La velocidad de los vientos es otra de las principales diferencias entre estos fenómenos meteorológicos. La velocidad que puede llevar el viento en el interior de un tornado es muy superior al de los huracanes. Sin embargo, los huracanes aunque tengan menor velocidad del viento son más prolongados en el tiempo. Mientras que los tornados la velocidad del viento puede llegar a valores de 500 km/h, en los huracanes no llega a superar los 250 kilómetros por hora.

En el tamaño total del fenómeno meteorológico también hay diferencias. Un tornado de tamaño normal suele tener un diámetro de unos 400-500 metros. Los huracanes, en cambio, suelen tener un tamaño mucho mayor puesto que su diámetro alcanzar distancias de hasta 1500 kilómetros. Estos cambios en las dimensiones de ambos fenómenos meteorológicos pueden desencadenar diferentes consecuencias negativas para los lugares donde suceden.

Aunque ambos fenómenos meteorológicos afectan gravemente a los lugares donde ocurre, los daños son muy diferentes. Los huracanes suelen atacar a grandes áreas llegando a penetrar hasta en varios países, mientras que los tornados atacan más de forma local.

En la duración de ambos fenómenos meteorológicos también podemos encontrar diferencias claras. Un tornado tiene una duración mucho menor que el de un huracán. Aunque un tornado sea muy devastador, su vida media suele durar minutos. Es raro que un tornado pueda llegar a más de varias horas de duración. En contraparte, han existido a lo largo de la historia huracanes que han llegado estar activos por más de 20 días.

Otra diferencias en cuanto al tema de la predicción. Cuando los meteorólogos intentan predecir la formación de alguno de estos fenómenos meteorológicos se encuentran con algunos problemas. Mientras que en el caso del huracán es más sencillo predecir la trayectoria lugar de formación analizando algunas variables meteorológicas, es muy complicado conocer la formación y el lugar de un tornado. Por ello, existen aficionados conocidos como ” caza tornados” que se encargan de buscar y analizar estos fenómenos. Predecir huracanes más fácil y sirve para poder tomar medidas drásticas para su posterior protección.

Espero que con esta información puedan saber más sobre las diferencias entre huracanes y tornados.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.