Consecuencias de la deforestación

La deforestación es una consecuencia directa de las actividades humanas que arrasa con los bosques y las selvas de la Tierra de forma masiva. El daño que esto genera es enorme tanto a escala local, como regional e, incluso planetaria.

Hoy en día, los bosques y selvas de todo el mundo, aún cubren el 30% de toda la superficie terrestre, sin embargo, existen franjas del tamaño de Panamá que pierden cada año millones de hectáreas. ¿Cuáles son las causas y las consecuencias de esta deforestación?

Deforestación de bosques y selvas de todo el mundo

El ser humano tala masivamente los árboles

El ser humano en sus actividades económicas, en sus asentamientos, actividades industriales, agrícolas, etc. Necesita ocupar un territorio. Año tras año, se han ido talando millones de hectáreas para cambiar los usos del suelo y extraer madera para numerosas aplicaciones. Es por eso, que las selvas tropicales y los bosques pluviales podrían desaparecer completamente dentro de cien años si continúa el ritmo actual de deforestación.

A parte de para conseguir papel, los motivos de la tala de árboles son muchos. Es cierto que la mayoría de estos motivos están relacionados con las ganancias económicas o con la necesidad de los granjeros de poder mantener a sus familias. Deforestar un bosque para realizar en él actividad agrícola es algo que se ha venido haciendo durante casi toda la historia, desde que se descubrió la agricultura y la ganadería.

Por otro lado, están las operaciones madereras comerciales. Estas proporcionan productos de pulpa de papel y madera al mercado mundial y es responsable de la tala de innumerables bosques cada año. A todo esto se le suma la acción furtiva de muchos leñadores que construyen carreteras para acceder a los bosques cada vez más remotos. Estas actividades generan un gran impacto en la flora y fauna de todo el planeta.

Servicios que ofrecen los bosques y selvas

una de las causas de la deforestación es el cambio en los usos del suelo

La deforestación se da por la explotación de la madera y por el territorio. Cuando eliminamos un bosque y ese terreno es utilizado para una urbanización o para actividad agrícola, disminuye la capacidad de la superficie terrestre para poder controlar su propio clima y su composición química. Como bien sabemos, los árboles producen el oxígeno que respiramos y se encargar de absorber el CO2 que emitimos.

Hoy en día los científicos que más están preocupados por el cambio climático investigan toda clase de posibles mecanismos para poder absorber CO2, cuando el más natural y eficiente es este: un gran bosque o una selva. Además de que ayudaríamos a la conservación de la biodiversidad, dado que las especies necesitan de hábitats donde desarrollarse y poder vivir bien. Si talamos los bosques conseguiremos fragmentar sus hábitats y romper el equilibrio ecológico.

Y aun hay más: los bosques cumplen otros servicios vitales. Recolectan y filtran nuestra agua dulce, con lo cual mantienen el ciclo hidrológico general del planeta y moderan inundaciones o sequías. Conservan la salud del suelo porque sostienen en el lugar la fértil capa superficial, rica en nutrientes. ¿Cómo se nos ocurre destruir a tan indudables aliados?

Relación de los bosques y el régimen de lluvias

antes y despues de la deforestacion

Una de las funciones más importantes de los árboles es su capacidad para la evapo-transpiración de volúmenes enormes de agua a través de sus hojas. Este proceso comienza cuando el agua, por efecto del calor del sol, se evapora (pasa del estado líquido al gaseoso) y se incorpora a la atmósfera como vapor de agua.  A medida que asciende y por disminución de la temperatura, el vapor de agua se condensa (se convierte en pequeñas gotas) formando las nubes. El agua condensada en las nubes cae finalmente en forma de lluvia sobre los continentes, permitiendo así el crecimiento de los árboles y de sus raíces, como también el de otros organismos vivos.

Una vez que las hojas de los árboles caen y se pudren en el suelo, sirven de nutrientes para las bacterias del terreno cerrándose así un ciclo de materia. Esto significa que conforme los árboles se vayan eliminando del planeta, el régimen de lluvias también irá disminuyendo dado que su relación está estrechamente ligada. Sin la lluvia, la tierra comenzará a morir, produciéndose una fuerte erosión y la zona de bosque se convertirá finalmente en un desierto, por no hablar del ser humano y su gran dependencia del agua potable para casi todo.

Principales causas de la deforestación

deforestación de los bosques

Las principales causas de la deforestación las hemos nombrado antes, pero vamos a entrar en detalle. Comenzamos por el cambio en el uso del suelo y del agua para actividades agrícolas y ganaderas. Los terrenos de cultivo favorecen el comercio y proporcionan alimento a las familias y en, general, a toda una población. La agricultura y la ganadería son base de asentamientos y de prosperación de una comunidad. Sin embargo, el territorio empleado para la agricultura desplaza a los bosques y con ellos, a todas las especies de flora y fauna que están asociados. Es como si un tsunami o un huracán destruyera nuestra ciudad, ¿qué haríamos? Para los animales, plantas, bacterias y demás organismos de un ecosistema como lo es la selva tropical, el hecho de talarlos hasta destruirlos tiene un efecto similar al de un huracán en una ciudad.

Otra causa principal de la deforestación son los incendios incontrolados. La mayoría de los incendios que tienen lugar en todo el mundo ocurren intencionadamente por la mano del ser humano. O bien por pirómanos o bien por intereses económicos como es el poder construir una urbanización en el terreno y lucrarse. También tenemos las enfermedades y plagas forestales que destruyen gran parte de la flora y fauna del lugar, haciendo que se empobrezcan las relaciones entre especies y haciendo que muera el ecosistema.

En la actualidad, la tala masiva de los bosques y selvas constituyen una gran amenaza. Si analizamos estadísticamente tasas de deforestación en las distintas áreas ecológicamente importantes (entre los que se encuentran bosques tropicales húmedos, bosques tropicales secos, bosques de llanura, bosques de montaña), se puede concluir que, en los últimos años, este proceso ha resultado mucho más intenso en las zonas secas y semiáridas, especialmente en las montañas. Anualmente perdemos 13 millones de hectáreas de bosque nativo en el mundo, especialmente los bosques tropicales tanto en Asia, como en África y América.

La deforestación del Amazonas

la deforestación en el Amazonas cada vez se acentúa más

Como sabemos todos, la Selva del Amazonas es la más grande de toda la Tierra. Es conocida como el pulmón de nuestro planeta y cubre más o menos el 40% de todo el territorio sudamericano. De todo el ciclo del carbono que tiene lugar en nuestro planeta y que es vital para la supervivencia de la vida tal y cómo la conocemos, un gran porcentaje se produce en la Amazonía. Es por ello que es conocida como un pulmón.

También le añadimos a que en ella se encuentra el segundo río más largo del mundo, el Río Amazonas, con unos 6.400 Km. A lo largo de su cuenca viven más de 30 millones de personas en países como Brasil, Bolivia, Perú o Ecuador.

La vegetación tropical alrededor del mundo atrapa cerca de 200.000 millones de toneladas de carbono al año. De ellas,  70.000 millones son procesadas por los árboles amazónicos. Así pues, cuanta mayor deforestación, mayor cantidad de carbono se convierte en dióxido de carbono, como consecuencia, menor capacidad de absorción por parte de los árboles, puesto que hay un menor número de árboles, y por tanto mayor dióxido de carbono en la atmósfera del planeta.

Las causas de la deforestación en el Amazonas son las mismas que en el resto del mundo. Necesidades crecientes de territorio donde sembrar y trabajar la agricultura para la producción y alimentación de las familias. Con la tala masiva de árboles para conseguir espacio para sembrar, aumenta el CO2 total del planeta, ya que no hay árboles que lo absorban mediante la fotosíntesis.

¿Deforestación en España?

En España no hay deforestación

Existe una creencia general sobre la deforestación en España. Sin embargo, España está ahora más verde que hace 100 años. Según datos acumulados por los científicos, el terreno que está dedicado para asentamientos humanos y urbanos sigue siendo similar a los del principio de siglo, dado que la forma de construcción más común es la del modelo compacto. También el terreno dedicado al cultivo sigue siendo el mismo o parecido, sin embargo, el terreno dedicado a los bosques ha aumentado. Pero no sólo en España, sino en toda Europa.

El terreno reconquistado por los bosques en España ha crecido en un 20% en estos últimos 110 años. Esto se debe a que Europa comenzó a importar gran parte de sus alimentos, de forma que la alimentación de su población ya no suponía una presión sobre su propio suelo. Con el tiempo, esos cultivos que ya no eran necesarios se convirtieron en prados y después en bosques.

Aunque lo que tenemos que tener en cuenta en que esto no es en sí mismo algo positivo. Simplemente se trata de un mero cambio en el uso del suelo. Esto no quiere decir nada sobre lo natural o sano que están los bosques. Pueden existir grandes bosques con poca biodiversidad o pobres en uso recreativo.

Consecuencias de la deforestación

consecuencias de la deforestación

Las principales consecuencias de la deforestación son bastante claras viendo todo lo que hemos hablado. La que más nos afecta es que aumenta el efecto invernadero, dado que no existen tantos árboles que puedan absorber el CO2 emitido y reducir así la cantidad de gases que hay en la atmósfera. Esto contribuye al cambio climático y al aumento en la frecuencia e intensidad de fenómenos meteorológicos extremos.

También nos encontramos con un cambio en los usos del suelo. La biodiversidad existente en los lugares con grandes masas boscosas se ve afectada por la fragmentación de sus ecosistemas y sus hábitats. Esto provoca una disminución de la biodiversidad y la extinción de especies.

Como podéis ver, las consecuencias de la deforestación en el mundo causan estragos y es vital para el planeta conservar nuestros bosques.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Un comentario

  1. Excelente articulo, cada vez que encuentro post como este recuerdo esta frase Sólo hasta que se haya talado el último árbol, contaminado el último mar y muerto el último pez, el hombre entenderá que no se puede comer el dinero.
    Saludos desde Peru
    Hotel Ecológico Villa Kitzia
    https://hotelvillakitzia.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *