Definición de silvicultura

definicion de silvicultura

La silvicultura es una ciencia que está a caballo entre agricultura y la conservación del medio ambiente. Es la encargada de mantener los cultivos en los bosques y mejorar la explotación forestal. En la definición de silvicultura vemos que el objetivo principal es la conservación del medioambiente y la naturaleza mejorando la calidad ambiental y la producción de bienes naturales.

En este artículo te vamos a enseñar la definición de silvicultura, sus usos y la importancia que tienen para la conservación del medioambiente.

Definición de silvicultura

cuidado forestal

En la definición de silvicultura vemos que es aquella actividad que se encarga del cultivo y mantenimiento de los bosques. Su principal objetivo es proteger el medio ambiente natural mediante la plantación de bosques, mejorar la calidad del medio ambiente y la producción y mantenimiento de las explotaciones ganaderas. En nuestro país, la silvicultura ha producido un desarrollo muy importante de la madera y el corcho sin destruir el ecosistema natural.

Entre las actividades incluidas en la silvicultura, encontramos la plantación, mantenimiento y desarrollo de cultivos de árboles forestales que se extienden desde bosques y montañas. A efectos prácticos, se considera una ciencia familiar junto con la agricultura, aunque tiene algunas diferencias. La primera y mayor diferencia es el método de producción. La agricultura requiere la obtención y producción masiva de frutas y cultivos en tan solo unos meses, mientras que la silvicultura requiere décadas para poder ver resultados. Estos tiempos pueden variar según la especie que se esté plantando.

Obviamente, dependiendo del clima y ecosistema que elijamos para cultivar especies, puede llevar más o menos tiempo obtener este recurso natural. Las especies que producen suelo orgánico también se utilizan para la posible reforestación forestal.

Las actividades forestales incluyen actividades como el cultivo de bosques con diferentes tratamientos y técnicas. El mantenimiento y uso de materiales y recursos naturales están diseñados para llevarse a cabo de una manera optimizada para el medio ambiente y con el menor daño posible. De esta forma, la definición de silvicultura establece una buena relación entre bienestar y productividad en diferentes ecosistemas forestales. No solo tratamos de cuidar el medio ambiente y proteger los recursos naturales, sino que también obtenemos beneficios económicos del mismo.

Usos y economía

explotacion forestal

Hay que tener en cuenta que para que esta actividad sea sostenible a largo plazo debe tener una rentabilidad económica. La gestión de los bosques y los montes forestales debe repercutir en la economía positiva de los lugares circundantes y generar puestos de trabajo. Con este mantenimiento y cuidado se puede producir de manera permanente algunos servicios demandados por la sociedad. Los servicios ecosistémicos son aquellos que ofrecen los sistemas naturales y que de alguna forma aportan un beneficio tanto a nivel ambiental como a nivel económico.

La gestión de los bosques y los montes forestales se basa en los principios de sostenibilidad ambiental de la calidad del ecosistema y la calidad de los activos naturales. Con este fin, utilizan varios métodos y herramientas de procesamiento, lo que permite que los cultivos se utilicen para diferentes propósitos y se utilicen durante un largo período de tiempo.

Cada tipo de cultivo tiene una función establecida como su principal objetivo. Por lo tanto, los forestales se centrarán en utilizar cada función para optimizar los resultados y beneficios. Por ejemplo, de los cultivos se pueden obtener materiales como madera, leña o frutas.

El objetivo final de la definición de silvicultura es siempre utilizar el espacio forestal disponible para plantar árboles y obtener algunos beneficios de él. Puede extraer madera, corcho o papel de estos árboles. Hay que tener en cuenta que el tiempo de producción puede ser muy largo, dependiendo del tipo de cultivo a propagar. Algunos de los objetivos ecológicos permitidos por la silvicultura son la producción a largo plazo de múltiples cultivos con el fin de establecer un cierto equilibrio entre las necesidades biológicas, ecológicas y económicas de los cultivos. Es así como se asegura la actualización continua de sus recursos y la conservación de ciertas especies tanto de flora como de fauna.

Esto significa que los recursos no serán sobreexplotados. En otras palabras, la velocidad de extracción de recursos de los cultivos nunca superará la velocidad de regeneración natural.

Definición de silvicultura: tipos y características

definicion de silvicultura

Existen numerosos tipos de silvicultura dependiendo del territorio necesidad de cada región:

  • Silvicultura intensiva: es aquella que emplean diferentes técnicas para poder garantizar una mayor productividad de la superficie que se está cultivando. Es decir, se intenta producir la mayor cantidad de recursos a la vez que se protege el medioambiente.
  • Silvicultura extensiva: es la encargada de realizar algunas actividades en lugares donde se engloban otras actividades económicas y sociales. La práctica de estas actividades tiene el objetivo principal de concienciar a la población sobre la protección del medioambiente en las zonas donde se cultiva. Además, también ofrece algunos servicios a la población como es el turismo y la educación ambiental. Gracias a ello, se puede garantizar la producción y el mantenimiento de los bosques de una forma sostenible y a lo largo del tiempo.

Ventajas y desventajas

Descubrimos que la reforestación o forestación es una de las principales ventajas en áreas donde casi no hay árboles en primer lugar. También se usa para restaurar esas áreas desérticas. Es parte de la fuente de vida de muchas especies de plantas y animales. Así es como se crea un ecosistema excelente y saludable.

Puede purificar mejor el aire mediante la fotosíntesis de las plantas, lo que aporta diversos beneficios medioambientales. También alimenta ríos y proporciona agua potable para diferentes áreas.

Sin embargo, puede tener algunas desventajas. Estas deficiencias aparecen principalmente cuando la gestión forestal es deficiente. Si no se maneja adecuadamente, es fácil dañar el medio ambiente y poner en peligro las especies de plantas y animales. El ser humano puede llegar a provocar grandes desequilibrios en los ecosistemas naturales fruto de una mala gestión. Por ejemplo, puede dañar el ecosistema a través de un exceso de tala, plantación de especies incompatibles y/o invasoras, etc.

Todas las desventajas que surgen de esta actividad, suceden cuando la gestión no se hace de una forma correcta. Siempre cuando se haga de una forma equilibrada, sólo va a aportar beneficios. Se puede aprovechar en aquellas zonas más degradadas para darle un uso social, económico y ambiental.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la definición de la silvicultura y su importancia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.