Contenedor marrón

Existen diferentes tipos de contenedores de reciclaje destinados a una separación selectiva de residuos para un mejor aprovechamiento. Es importante que la gestión de estos residuos esté bien clasificada y organizada para tener un mejor reciclaje. Como sabemos, cada contenedor tiene un color diferente en el que distinguimos los residuos que van en él. En este caso, vamos a hablar del contenedor marrón. Este contenedor se confunde frecuentemente con el gris y vamos a ver las diferencias entre ellos.

Para resolver todas las dudas acerca de qué residuos depositar en el contenedor marrón, en este artículo vamos a centrarnos en ello en detalle.

Para qué sirve el contenedor marrón

El contenedor marrón es un tipo de contenedor que ha aparecido nuevo y que muchas personas tienen dudas acerca de él. Ya sabemos que en el contenedor amarillo van los envases y plásticos, en el azul el papel y el cartón, en el verde el vidrio y en el gris la basura orgánica. Este nuevo contenedor trae muchas dudas consigo, pero aquí vamos a resolverlas todas.

En el contenedor marrón tiraremos la basura que esté compuesta por material orgánica. Esto se traduce en la mayoría de los restos de comida que producimos. Escamas de pescado, pieles de frutas y verduras, restos de comida de los platos, cáscaras de huevo. Estos residuos son orgánicos, es decir, se degradan por sí solos con el paso del tiempo. Este tipo de residuo puede llegar a formar parte de hasta el 40% de todo lo que se produce en el hogar.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los residuos que se vierten a estos contenedores será de comida, aunque también se pueden verter restos de poda y de plantas. Uno de los fallos que cometen muchas personas es la de verter el aceite usado en este contenedor. Para este residuo ya hay un contenedor destinado.

Qué residuos verter y cuáles NO verter

Vamos a enumerar una lista de residuos que se pueden tirar al contenedor marrón para asegurar que todo esté en su orden:

  • Frutas y verduras o sus restos, tanto cocinadas como crudas.
  • Restos de cereales, legumbres u hortalizas. También da igual si están cocinados o no, no deja de ser comida y, por lo tanto, materia orgánica degradable.
  • Pan, bollería y galletas que nos hayan sobrado o que se nos haya puesto malo y no queremos consumirlo.
  • De la fruta también tiramos los huesos, semillas, las cáscaras y los frutos secos enteros que se nos hayan puesto malo o nos hayan sobrado.
  • Cualquier material biodegradable como pueden ser papel de cocina usado, servilletas, restos de café (la cápsula entera de aluminio no, sólo los posos), las bolsitas en las que vienen las infusiones, los corchos de botella, etc.
  • Restos de poda, plantas, hojas secas, flores, etc.
  • Serrín, cáscaras de huevo, carnes, pescados y mariscos.

Todo lo que hemos enumerado es seguro que podemos tirar con tranquilidad al contenedor marrón. Por otro lado, también tenemos una lista de productos que nos pueden generar dudas acerca de los residuos que sí podemos tirar o no. Para esto, vamos a poner otra lista de residuos que no se deben tirar en este contenedor.

  • Aceite usado de cocina o de cualquier otro tipo.
  • Pañales, compresas, preservativos o cualquier producto que provenga para la salud y la higiene que tenga un solo uso.
  • Los corchos de las botellas que están hechos de plástico o resina.
  • Excrementos de cualquier tipo.
  • Piedras, arenas o tierra del jardín.
  • Productos de limpieza.

Diferencias entre el contenedor marrón y el gris

Antes de centrarnos en las diferencias entre ambos, hay que hacer hincapié en una cosa. Hay bolsas de basura que son reciclables. Estas bolsas es recomendable utilizarlas para que el proceso de reciclado aumente con creces.

Ante la pregunta de si es lo mismo el contenedor gris que el marrón, la respuesta es que no. Hoy día, el contenedor marrón está catalogado como uno diferente a lo que suele ser el contenedor de basura gris o verde oscuro. Algunos ayuntamientos hacen auténticas barbaridades con estos contenedores, provocando mucha confusión entre los que están reciclando.

El contenedor de color marrón es para la basura orgánica, mientras que el otro contenedor es más para basura inorgánica. Ante las dudas que puedan surgir con estos colores y sus diferencias, en el contenedor también debería venir indicado qué es lo que se tiene que verter. Si queremos estar seguro de qué tenemos que tirar, lo mejor es buscar la palabra “orgánico”. En el contenedor que ponga esta palabra es donde tiraremos los residuos mencionados en la lista.

Qué se consigue reciclando en este contenedor

Seguramente estás pensando qué pueden obtener las industrias y empresas dedicadas al reciclaje con unos restos de basura orgánica. Con comida que no te sirve o papeles usados. Pues bien,  con los restos de comida se puede almacenar en grandes montañas y formar el compost. El compost sirve como abono natural para las plantas. El tratamiento de las montañas de basura orgánica tiene por detrás un estudio interesante y lleno de química para optimizar su degradación y la producción del compost. Dependiendo de algunas variables como la temperatura y la humedad, son algunas u otras bacterias degradantes las que se encargan de formar el compost.

Otro destino de los residuos orgánicos es la generación de biogás. Se trata de un biocombustible que sirve para la generación de energía. Con este biogás se puede impulsar el transporte público y otros vehículos.

La agricultura se ve beneficiada con este compost de calidad que tiene gran poder nutritivo para el crecimiento de las plantas. En cuanto al biogás, ayuda enormemente a la reducción de la contaminación y la utilización de otras materias primas en la utilización de energía.

Por todo ello, cada vez que veamos un contenedor marrón en nuestro pueblo, debemos saber qué tirar en él y que no, para que el aprovechamiento de estos residuos sea máximo. Espero que con esta información sepas más sobre el contenedor marrón y no tengas dudas.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Sé el primero en comentar