Contaminación del suelo

Ganaderia y contaminación del suelo

Uno de los problemas principales de la contaminación ambiental es la contaminación del suelo. Se trata de la alteración de la superficie terrestre con el vertido o la emisión de sustancias químicas que resultan perjudiciales para cualquier ser vivo. Esta alteración del suelo también repercute sobre la calidad y los nutrientes del mismo quedando inservible para la agricultura y la producción de alimentos.

En este artículo vamos analizar los principales factores de la contaminación del suelo y qué consecuencias tiene para la salud humana y el medioambiente.

Qué es la contaminación del suelo

Consecuencias de la contaminación del suelo

Cuando las actividades del ser humano generan ciertas emisiones o vertidos con sustancias químicas pueden llegar a contaminar el suelo. Esta sustancias altera la composición y estructura del suelo. Esto lo que hace es que la tierra pierda nutrientes y capacidad para ser fértil. Los seres vivos que habitan en el interior de la capa de tierra se ven afectados y toda la vegetación que crecer en él. Estas circunstancias pueden provocar auténticos desastres en los ecosistemas que son hábitats de muchas especies.

Existen diferentes tipos de contaminación del suelo dependiendo de su origen:

Contaminación natural

El suelo también se puede contaminar de forma natural cuando ocurren ciertos fenómenos que arrastran y filtran en la tierra elementos químicos naturales. Esta delegación de sustancias químicas al suelo por parte de la naturaleza consigue que haya una concentración de estos químicos demasiado alta para que el suelo pueda seguir siendo fértil.

Algunos de los ejemplos de contaminación natural son las erupciones volcánicas, los incendios y las lluvias ácidas que emite en concentraciones de gases perjudiciales a la atmósfera. Cuando tiene lugar la precipitación, los gases tóxicos precipitan con las gotas de agua y acaban filtrando el suelo. Estos tóxicos provocan la pérdida de fertilidad y calidad del suelo.

Contaminación por el ser humano

Es lógico pensar que el ser humano es el máximo causante de la contaminación del suelo. Con las actividades humanas también introducimos agentes contaminantes de origen químico en la naturaleza. Por ejemplo, cada vez que utilizamos nuestro vehículo estamos contaminando la atmósfera. Al igual que mencionamos anteriormente estos gases precipitan junto con las gotas de agua haciendo que se filtre los gases de efecto invernadero como lo es el dióxido de carbono al suelo.

A su vez, la explotación agrícola también genera vertidos de ciertos contaminantes nitrogenados que se emplean como fertilizante para el crecimiento de los cultivos. Estos fertilizantes nitrogenados no sólo afectan al suelo y su composición, sino que también llegan a contaminar las aguas superficiales y subterráneas. También tenemos que añadir a estos contaminantes los pesticidas, la herbicidas, solventes de hidrocarburos que se emplean habitualmente y que afectan negativamente a todo el medioambiente.

Cuando en un ecosistema el suelo está contaminado suele ser el desencadenante del resto de problemas que generan un desequilibrio ecológico entre interacciones de especies. Un ejemplo claro de ello es aquel bosque con un suelo contaminado del que las plantas no pueden nutrirse ni desarrollarse y, por ende, afecta a la nutrición de toda la cadena alimenticia empezando por los herbívoros.

Contaminación del suelo por infiltración

Cuando contaminamos el agua por el uso de distintas sustancias químicas se produce un proceso de infiltración entre la tierra y el agua. Toda la contaminación que lleve el agua se queda el suelo durante el proceso de filtración.

Los de seres humanos también vertemos grandes cantidades de residuos de todo tipo, ya sea del hogar, trabajo, sanitarios, industria, etc. Que van directamente al suelo en un lugar concreto. Es entonces cuando se da el proceso de degradación de estos residuos por la exposición al ambiente y su consecuente lixiviación. El lixiviado no es más que las sustancias químicas mezcladas con el agua y que se filtran puede suelo. A eso hay que sumarle la contaminación que se da por la escorrentía debido al arrastre de la tierra de los agentes contaminantes cuando hay precipitaciones abundantes.

Existen varios tipos de escorrentía, siendo más conocida la superficial que es capaz de arrastrar contaminantes como los fertilizantes, petróleo, plaguicidas, herbicidas, etc. Tanto el agua de las precipitaciones como la nieve del deshielo pueden contaminar el suelo.

Causas de la contaminación del suelo

Residuos sólidos urbanos

El contacto entre la zona contaminada y que el aire no es siempre directo. Por ello, la principal fuente de contaminación del suelo se da cuando se entierran las sustancias tóxicas. Estas sustancias tóxicas se filtran y acaban contaminando las aguas subterráneas que empleamos para regar, beber y acaba dañando al ser humano a través de la cadena alimentaria. Esto se debe a que comemos cualquier tipo de ave o peces que están contaminados.

Otra de las razones por la que se puede contaminar el suelo es puede almacenamiento incorrecto de los residuos. Existen numerosos puntos de vertidos intencionados ilegales donde se acumulan grandes cantidades de basura en superficie o incluso enterradas. Esta acumulación de residuos pueda acabar dando algunas fugas tanto por averías como por infraestructuras deficientes y provocar daños en la estructura y composición del suelo.

Hay algunas fuentes más de contaminación pero son menos frecuentes como lo son las fugas radioactivas, la minería y los metales pesados que salen del tubo de escape del tráfico rodado.

Consecuencias de la contaminación del suelo

Afeccion a la agricultura

La primera consecuencia inmediata es la pérdida de la calidad del terreno. Esta pérdida de calidad supone una desvalorización a tal punto de no poderse utilizar para construir, cultivar o para tener un ecosistema sano donde puedan albergar todo tipo de especies animales y vegetales. Estas consecuencias suelen sufrirse de una forma silenciosa haciendo que innumerables especies estén continuamente extendiéndose y reduciendo sus poblaciones. Cuando la contaminación es muy abrupta es cuando se causan catástrofes ambientales de muchas víctimas. Por ejemplo, la fuga radioactiva que se dio en el accidente de Fukushima ha contaminado la tierra de tal forma que la agricultura, ganadería y pesca han sido gravemente afectados.

Por otro lado, tenemos un deterioro del paisaje por un empobrecimiento de la capacidad de sostener vida en todos los aspectos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la contaminación del suelo, sus causas y consecuencias.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde