Contaminación cruzada

contaminacion cruzada

Seguramente alguna vez hayas oído hablar de la contaminación cruzada. Es una manera de referirse a las bacterias que van de una superficie a otra ya sea por contacto directo o indirecto. Por ejemplo, pueden pasar de un alimento otro, de un utensilio, de la superficie de un alimento, de nuestro cuerpo, etc. Esta contaminación cruzada puede ser un problema para contagiarnos del virus y bacterias y suele ser uno de los graves problemas principales de reacción ante las personas celíacas.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la contaminación cruzada y cómo debes evitarla.

Qué es la contaminación cruzada

contaminacion cruzada en alimentos

No solamente nos referimos a las bacterias, sino también a los virus toxinas o sustancias de un producto de limpieza. Se puede considerar también la contaminación cruzada al contacto de los alimentos que no son peligrosos pero sí para un colectivo concreto. Por ejemplo, es muy común la contaminación con gluten de algunos alimentos que son para celíacos. También se pueden encontrar algunas personas con alergias alimentarias que son víctimas de la contaminación cruzada. Los alérgenos en los alimentos que se consumen son bastante peligrosos. El consumo de un alimento que ha sido contaminado puede llegar a provocar una toxinfección alimentaria.

Riesgos para la salud

utensilios sucios

Los riesgos para la salud de la contaminación cruzada de alimentos son particularmente peligrosos cuando se ingieren alimentos crudos. Además, si los alimentos se cocinan bien después de contaminarse, no hay razón para preocuparse.

El problema comienza cuando la comida se come cruda y no hay posibilidad de matar los microorganismos que la habitan.

Comer alimentos contaminados de forma cruzada puede tener efectos similares a los de las alergias alimentarias. Las personas contaminadas con este microorganismo pueden experimentar reacciones similares a las que son alérgicas al kiwi o al maní. Por tanto, la ingestión de alimentos contaminados de forma cruzada puede provocar inflamación e incluso urticaria.

La contaminación cruzada es una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria. Por tanto, la contaminación cruzada también puede producir efectos similares a otras gastroenteritis (diarreas, náuseas, vómitos, etc.). Dependiendo de la salud de la persona intoxicada, la reacción al envenenamiento puede ser más severa y llevar a la hospitalización. Los grupos de riesgo afectados por la contaminación cruzada de esta manera son los ancianos, los niños, los pacientes y las mujeres embarazadas.

Cómo evitar la contaminación cruzada

evitar contaminacion de alimentos

Existen numerosas prácticas que sirven para reducir o evitar la contaminación cruzada. Lo primero de todo que debemos hacer es procura siempre separar los alimentos crudos de aquellos que están cocidos cocinados. No debemos permitir que entren en contacto estos alimentos para asegurarnos siempre de que la sangre de la carne roja no toca ningún otro alimento.

Es interesante la base siempre las manos con agua y jabón antes de empezar a cocinar. En especial cuidado cuando hayas ido al servicio con anterioridad para eliminar las bacterias que se han podido quedar en nuestras manos. La nevera y su orden es importante. Debes tener en cuenta que el interesante clasificar los alimentos en la nevera y separar aquellos que pueden poner en riesgo a otros. Pon en cajones diferentes o en bolsas las carnes, los pescados y las aves. No debemos permitir que entren en contacto con el resto de alimentos que guardamos en la nevera.

Vamos a guardar siempre la carne cruda en recipientes herméticamente cerrados para que la sangre no gotee y no entrar en contacto de manera directa con otros alimentos que pueda contaminar. Además, si puedes recurrir estos recipientes con un papel de aluminio trapo limpio, es mucho mejor. Si vas a manipular los alimentos, que es preferente utilizar utensilios diferentes para tratar los alimentos distintos. También podemos limpiar los utensilios en profundidad antes de ponerlo en contacto con otro tipo de alimentos si no quieres tener que comprar tanto los utensilios distintos.

Es importante mantener limpios todos los recipientes y utensilios antes de usarlos. Al limpiar, no es suficiente limpiar los utensilios sucios con un paño, deben limpiarse con agua caliente o incluso con detergente.

Cuando sirva alimentos como huevos fritos o huevos escalfados, trata de eliminar los residuos de los huevos crudos. Los huevos son un alimento que transmite mucha contaminación cruzada, por lo que conviene extremar las precauciones contra ellos.

Si el trapo está sucio con residuos de alimentos crudos, reemplázalo. Arma la ensalada en el último minuto y refrigera los ingredientes adecuadamente hasta que lo hagas. Desinfecta la cocina con regularidad y no se conforme con limpiar los residuos de alimentos crudos. Limpie la cocina con agua caliente y detergente para asegurarse de que se eliminen todos los residuos de alimentos que pueden causar contaminación cruzada.

Cuándo ocurre la contaminación cruzada

La contaminación cruzada tiene lugar en numerosas situaciones cotidianas en nuestro hogar. Vamos a ver cuáles son los escenarios principales para que tenga lugar:

  • Cuando las manos de los manipuladores de alimentos no están limpias.
  • Si los utensilios y superficies no se limpian después de completar un proceso (por ejemplo, cuando la picadora no se limpia bien antes de cortar otros alimentos).
  • Cuando insectos o roedores entran en contacto con alimentos.
  • Cuando los productos crudos entran en contacto con productos cocidos o listos para comer.
  • Si el producto envasado se almacena sin tapa.

Esta contaminación del alimento en cuestión tiene lugar en dos procesos. Uno es durante la preparación del alimento y otro es durante su almacenamiento. Durante el proceso de preparación de alimentos, los alimentos pueden contaminarse con las manos, los utensilios y el equipo sucios. No solo eso, sino que los malos hábitos como fumar, mascar chicle y comer en el lugar donde se preparan los alimentos o cerca de ellos también pueden liberar sustancias que pueden ingresar a los alimentos y causar contaminación cruzada.

Si no se almacenan por separado, las bacterias en los alimentos crudos pueden contaminar los alimentos cocidos o preparados listos para comer, así como los alimentos crudos que son diferentes entre sí, como la carne y el pescado. Idealmente, deben almacenarse en diferentes refrigeradores y congeladores, pero también pueden almacenarse en diferentes partes del mismo refrigerador. En este caso, los alimentos crudos deben entrar por la parte más baja para evitar que el líquido que gotea pueda causar contaminación.

En términos generales, los alimentos siempre deben almacenarse en recipientes lavables hechos de materiales no tóxicos y cubiertos o cubiertos con una envoltura de plástico.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la contaminación cruzada y cómo evitarla.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.