Consecuencias de los incendios forestales

los incendios forestales causan enormes daños

Los incendios forestales provocan graves daños en los ecosistemas naturales y daños económicos y sociales. Pueden provocar la pérdida de biodiversidad y de los hábitats para numerosas especies, suponer pérdida de bienes e incluso de vidas humanas, generar gastos o pérdidas económicas por el fin de las actividades que se estaban haciendo allí, etc.

Los incendios forestales no comienzan solo por una ignición. Se necesita material seco que ayude a propagarse y combustible para que la ignición se convierta en una llama capaz de arrasar con todo a su paso. Hoy en día, la mayoría de los incendios forestales se deben a causas humanas. Esto es bastante preocupante ya que el ser humano depende de los recursos naturales para poder sustentarse.

¿Qué hace que aumenten los incendios forestales?

los incendios son la mayoria provocados por el hombre

Tenemos que tener en cuenta varios aspectos a la hora de analizar el incremento de incendios forestales. Una de ellas es el cambio climático. Con el cambio en las condiciones climatológicas, cada vez existe más sequedad, por lo que las circunstancias para que se propaguen los incendios son mayores. El aumento global de las temperaturas y la mayor frecuencia e intensidad de las sequías está provocando que el fuego llegue a espacios verdes, donde por su humedad y umbría, nunca había podido entrar.

Otra de las razones que encontramos por las que aumentan los incendios forestales es un medio rural abandonado y cargado de combustible. El ser humano se ha desplazado hacia las grandes ciudades y ha abandonado el ámbito rural. Esto provoca que los ecosistemas naturales estén desequilibrados con una carente e insuficiente gestión que conlleva a que se puedan dar grandes incendios forestales. Esto es debido a la acumulación de grandes cantidades de vegetación matorral seca junto a viviendas ocupadas por la población.

¿Qué hacemos ante esta situación?

Existen intereses económicos tras los incendios forestales

Cuando vemos que los incendios forestales no hacen más que aumentar cada año, tenemos varias opciones frente a esta situación. La primera es aceptar que los incendios forestales van a suceder cada año con más frecuencia e intensidad y que van a provocar graves consecuencias sociales, económicas y ambientales. Preparar presupuestos y a todo el personal que se pueda y combatir de esta forma los incendios.

Sin embargo, existe otra opción mucho más viable tanto económica y social, como ambientalmente. Se trata de que las administraciones públicas tomen conciencia de este problema ambiental y comiencen a poner en práctica medidas para solucionarlo. Las medidas son preventivas durante los meses de otoño e invierno que es cuando no hay incendios forestales. Claro, que en un contexto de crisis económica, en lo primero que se recorta es en el ámbito de medioambiente. Hay que recordar que el medioambiente aporta valiosos servicios ambientales (agua, oxígeno, suelo, biodiversidad, etc.) de los que depende toda la población y que están en riesgo por la carencia de medios para la gestión de los ecosistemas naturales.

¿Cómo se forman los incendios forestales?

los incendios forestales cada vez son más frecuentes

Principalmente tenemos dos tipos de incendios forestales. Los de origen natural y los que son causados por los seres humanos. Los de causa natural se pueden dar por la caída de un rayo en una zona con mucha hierba seca, por la orografía del terreno, actividad volcánica, por el clima extremo o por características de la vegetación natural. Sin embargo, son casi nulos los incendios naturales que se generan.

Los que sí son importantes son los provocados por el ser humano. Éstos se pueden producir por negligencias con el uso del fuego para barbacoas u otras actividades, accidentes, incendios intencionados, exceso de carga de combustible en el territorio, deficiencias en los medios y dispositivos de prevención y extinción, ocupación y urbanización de las zonas rurales, falta de información, sensibilización y participación social, reducción de los nacientes de agua, etc.

Consecuencias de los incendios forestales

Cuando un incendio tiene lugar, provoca graves daños. Entre ellos nos encontramos con la destrucción de los hábitats de muchas especies, la deforestación (con las consecuencias que tiene a su vez este problema), la pérdida de biodiversidad, la destrucción y degradación de recursos naturales, contaminación de aguas, aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera con la contribución al aumento del efecto invernadero, incremento del riesgo de erosión y pérdida de suelo, desertificación, pérdida de bienes materiales e incluso de vidas humanas.

Como podéis ver, son muchas las consecuencias que tienen los incendios forestales. Es por ello que se deberían de realizar tareas de gestión y prevención para evitar estos daños.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *