Cómo se formó la Tierra

Cómo se formó la Tierra

Nuestro planeta tuvo un momento en el que se comenzó a originar y, desde entonces, no ha parado de transformarse. Como sabemos, existen diferentes elementos que hacen que nuestro planeta esté en continua renovación y cambios. Es posible que muchas veces te hayas preguntado cómo se formó la Tierra desde un principio. Si el origen de todo fue el Big Bang, ¿cómo se dieron las condiciones necesarias para que ocurriera la formación de un planeta habitable?

En este artículo vamos a detallarte todo lo que debes saber sobre cómo se formó la Tierra y cuál ha sido su evolución a lo largo de los millones de años que han transcurrido hasta hoy día.

Polvo interestelar

Cómo se formó la Tierra

Antes de todo, tenemos que tener en cuenta que la escala temporal hace referencia al tiempo geológico. Esto es, la unidad de medida es en miles o millones de años. Para el planeta Tierra, 100 años, que es lo que suele durar un humano en buenas condiciones, no es nada. Ni siquiera es un leve parpadeo para todo lo que ha vivido. Tanto para la formación como para la dinámica y la evolución hay que contar los procesos geológicos como algo muy lento y con una escala de tiempo diferente a la humana.

El origen del planeta Tierra procede de una nebulosa de tipo protosolar. Esta nebulosa dio lugar a la formación de un planeta hace 4600 millones de años, aproximadamente. Cuando un planeta comienza a formarse, no es más que una gran cantidad de polvo con muy poca densidad. Apenas había nada, ni atmósfera, ni vida, nada de nada. Lo que ha hecho posible que se desarrolle la vida en nuestro planeta es que estamos a la distancia perfecta con respecto al sol. Si estuviésemos más cerca, el Sol acabaría abrasándolo todo. Por otro lado, más alejado sería como vivir completamente en una edad de hielo.

La nube de gas mencionada anteriormente es la que provocó que se colisionaran las partículas de polvo que estaban deambulando por todo el sistema solar. Las partículas fueron condensándose poco a poco en lo que conocemos hoy día como Nebulosa del Águila situada en la Vía Láctea.

La masa que tienen las partículas de polvo se fue condensando y se fue formando el planeta poco a poco.

Cómo se formó la Tierra paso a paso

Formación de la atmósfera

Tal y como lo son Júpiter y Saturno hoy día, nosotros también éramos un gigantesco volumen de gas y polvo. Conforme se fue desarrollando poco a poco esa colisión de partícula y aumentando su densidad se convirtió en estado sólido. Esto dio lugar a  la corteza terrestre y la formación del resto de las capas internas de la Tierra. Recordamos que el núcleo terrestre no es completamente sólido, ya que está formado por una masa sólida de hierro y metales fundidos.

El resto de la corteza fue tomando cierta dinámica como la que conocemos hoy día gracias a la teoría de la tectónica de placas. Por aquel entonces, todo el planeta era un caos en formación. Siempre se ha dicho que el caos es el que da lugar a la formación de estructuras estables. Estos tiempos todos los volcanes de la Tierra tenían una fuerte actividad. Dicha actividad fue la que hizo que las emisiones tan grandes que hubo formaran lo que conocemos como la atmósfera terrestre. La composición de la atmósfera no ha sido la misma nunca. Siempre se ha ido modificando con el paso del tiempo. Actualmente, a un ritmo más acelerado de lo normal, su composición también está cambiando a causa de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte del ser humano.

Los volcanes también han sido elementos clave en la formación de la corteza terrestre, además de miles de islas, archipiélagos, etc.

Formación de la atmósfera

Formación de la Tierra

Como podemos intuir, la atmósfera que nos protege de los rayos solares, crea la capa de ozono y genera la meteorología que conocemos no se formó de repente. Son muchas las emisiones de gases vertidos a causa de las erupciones continuas de todos los volcanes. A lo largo de miles de años, el polvo que emitían los volcanes se fue consolidando para formar una atmósfera primitiva.

La concentración y presencia de los gases se ha ido modificando con el desarrollo del planeta. A tal punto que hoy conocemos la concentración exacta de los gases que la componen. La primera atmósfera primitiva que se formó estaba compuesta por hidrógeno y helio. Estos gases son los más abundantes en el espacio exterior. Por otro lado, en la segunda fase del desarrollo de la atmósfera tenemos la lluvia de meteoritos que golpearon en la Tierra. Durante esta lluvia de meteoritos se acentuó aún más la actividad volcánica.

Los gases que se han emitido de las erupciones volcánicas se le conoce como atmósfera secundaria. En su mayoría son vapor de agua y dióxido de carbono. Los volcanes también emitían grandes cantidades de gases sulfurosos, por lo que teníamos una atmósfera tóxica que ninguna persona podría haber sobrevivido. Al condensarse todos los gases que se vertían a esta atmósfera primitiva se dio por primera vez la lluvia.

A partir de ahí, el agua comenzó a dar vida a las primeras bacterias fotosintéticas. Las bacterias fotosintéticas son las que fueron añadiendo oxígeno a la atmósfera tan tóxica que teníamos.

Con el oxígeno que comenzó a disolverse en los mares y océanos se pudo engendrar la vida marina. El resto de la evolución y la creación de nuevas especies proviene de la evolución y cruces genéticos que ha tenido la vida marina. La última etapa de formación que tuvo la atmósfera es la que originó la composición que tenemos actualmente de 78% de nitrógeno y 21% de oxígeno a groso modo.

La lluvia de meteoritos tan mencionada por todos fue bastante importante en la formación de nuestro planeta. Gracias a ella, la atmósfera pudo transformarse y la actividad volcánica fue tal que ayudó en la formación de islas, archipiélagos, más suelo marino y a recomponer la atmósfera.

Espero que esta información te ayude a saber cómo se formó la Tierra.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde