Cómo hacer un molino de viento

como hacer un molino de viento

Un hogar se puede nutrir de las distintas formas de energías renovables que existen en la actualidad. Entre ellas, las más abundantes y frecuentes son la energía solar y la energía eólica. En este caso, vamos a ver cómo hacer un molino de viento para la energía que nos da el viento para aprovechar la energía eólica de forma más casera y generar electricidad en nuestro hogar.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte los pasos necesarios para aprender cómo hacer un molino de viento y poder aprovechar la energía eólica.

Ventajas de la energía eólica para el hogar

como hacer un molino de viento casero

La energía eólica es una de las fuentes de energía renovable más utilizadas en el planeta. Apostar por esta energía significa apostar por un cambio de modelos energéticos basados ​​en la sostenibilidad. Por ello, vamos a recoger cuáles son las principales ventajas de la energía eólica y como nos puede ayudar en el hogar:

  • Es una energía renovable y limpia. Tiene su origen en los procesos atmosféricos provocados por la radiación solar, por lo que es un recurso natural renovable que no produce emisiones atmosféricas ni contaminantes.
  • La energía eólica es autóctona. Se encuentra en casi todo el planeta, por lo que fomenta la riqueza y el empleo local.
  • Se adapta a casi cualquier espacio. Puede instalarse en espacios no aptos para otros usos, como zonas desérticas, o puede coexistir con otros usos del suelo, como agricultura o ganadería.
  • Instalación rápida. No se requieren modificaciones de minería o combustible, además, las turbinas eólicas se pueden instalar a diferentes alturas para una producción estable.
  • Permite que los hogares sean autosuficientes. Funciona en combinación con la energía solar fotovoltaica, permitiendo que la vivienda sea autosuficiente sin estar conectada a una red de suministro.
  • Se considera energía barata. Es una fuente de energía de bajo coste cuyos precios se mantienen bastante estables, por lo que puede competir con las fuentes de energía convencionales en rentabilidad, además de ser un ahorrador de energía.

Cómo hacer un molino de viento

energia eolica

Los aerogeneradores comúnmente utilizados para cosechar energías renovables son de última generación, pero por ello, no debemos abandonar la idea de fabricar nuestros propios molinos de viento para utilizarlos en nuestros hogares. Además, ahora es posible fabricar sus propios aerogeneradores utilizando materias primas fácilmente disponibles a precios asequibles.

Si bien un pequeño aerogenerador no es suficiente para proporcionarnos la energía que normalmente gasta un hogar promedio, si lo conectamos al sistema eléctrico de una casa, puede reducir los costos y hacer un buen gesto ambiental para el planeta.

Primero, debemos considerar los materiales que necesita para producir energía eólica de cosecha propia. Por lo tanto, presta atención a los siguientes materiales para obtenerlos, ya sea utilizando ciertos equipos o electrodomésticos que ya no usas o comprándolos:

  • Generador
  • Turbina
  • Motor
  • Aspas
  • Timón o veleta
  • Torre o base
  • Baterías
  • Herramientas adecuadas

Cómo hacer un molino de viento para generar energía eólica

ventajas de la energia eolica

Un molino de viento que produce energía eólica es un tipo de turbina que construimos con relativa facilidad. Su uso como fuente de energía se remonta a los albores de los tiempos, ya que se han utilizado durante siglos y actualmente se utilizan para generar electricidad. A continuación, te mostraremos cómo hacer un molino de viento, aunque es de justicia advertirte que se requieren conocimientos de bricolaje, especialmente en carpintería, metalurgia y electricidad.

Para construirlo necesitamos un generador, palas de diseño, un timón para guiarnos contra el viento, una torre o base y baterías. Quizás la parte más complicada será el diseño de las palas, no solo porque tienen que ser duraderas, sino sobre todo porque su forma permitirá extraer más o menos energía del viento. Para obtener la máxima potencia, aunque sean aerodinámicas y factibles, si no queremos tallar de forma complicada palas de madera o tubos de PVC, podemos probar con tubos de ABS. Simplemente córtalos y lima los bordes hasta obtener tres cuchillas.

A continuación, tenemos que unir las palas al motor, fijándolas al disco de aluminio con pernos (una especie de tornillo que se sujeta con una tuerca), porque para generar electricidad tenemos que unir la turbina al generador. Una solución casera sería hacer su propio generador, por ejemplo, usando un motor de corriente continua viejo (por ejemplo, reciclado de una impresora), incluyendo bobinas e imanes, y montándolo en un soporte de metal o madera, conectando el eje del motor al dispositivo a través de Un simple tubo de plástico.

Básicamente, tanto si hacemos un generador como si lo compramos (los hay muy baratos como los de la marca Ametek), este tiene que ser un motor de pocas revoluciones, pero esto nos va a dar mucho voltaje, unos 12 watios de voltaje útil.

Al montarlo en una torre de cimientos de madera, podemos agregar una veleta para dirigirlo en la dirección del viento y, al mismo tiempo, debemos encontrar una manera de dejar que la turbina gire libremente según la dirección del viento. Para ello introducimos una varilla metálica en el tubo de acero y colocamos unos anclajes para el suelo.

Además, podemos cargar la energía acumulada en la batería (es muy útil poner un diodo de bloqueo para no perder la energía almacenada), o como ya hemos apuntado, conectarlo a la distribución eléctrica de nuestra casa, para lo cual tendremos que recurrir al electricista.

Consejos prácticos

Los aerogeneradores de base muy ligera no son adecuados si la velocidad del viento no es muy alta, algo que podemos predecir o comprobar durante la fase de prueba. Por el contrario, si la velocidad del viento no es demasiado alta, el diseño de la madera puede ser perfecto, al igual que el tamaño. Si la turbina va a ser grande, el aerogenerador debe ser de metal para que sea más duradero y evitar posibles incendios.

Aun así, una vez construida la turbina, hay que comprobar que funciona correctamente, incluyendo su mecánica y estabilidad. Lo ideal sería probarlo con viento fuerte y, por supuesto, verlo funcionar los primeros días.

Como pueden ver, la energía eólica puede ayudar a reducir los costos de la factura de la luz y realizar un gesto bastante importante en la protección del medio ambiente. Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo hacer un molino de viento y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.