Cómo cultivar marihuana ecológica

cultivar marihuana ecológica

El cultivo de marihuana ecológica mediante técnicas puramente naturales implica nutrir la planta mediante medios totalmente orgánicos. En varias regiones del mundo, el cannabis se puede encontrar creciendo en sus formas nativas, lo que demuestra que los factores clave para su crecimiento próspero son los ecosistemas diversos y los suelos ricos en nutrientes.

En este artículo vamos a explicarte cuáles son los factores a tener en cuenta para aprender sobre el cultivo de marihuana ecológica.

La importancia de los cultivos ecológicos

cultivo de marihuana ecologica

Mediante la utilización de diversos métodos sintéticos y técnicas de cultivo, la industria del cannabis ha logrado avances significativos, obteniendo resultados impresionantes. Sin embargo, nuestra convicción radica en la noción de que al restablecer una conexión con la tierra y abrazar la naturaleza, podemos lograr una calidad superior de flores y cultivar plantas más saludables.

Similar al proceso de alquimia, la agricultura orgánica es una práctica que implica convertir desechos orgánicos en cultivos de calidad. Cuando se trata de cultivar marihuana de forma orgánica, no sólo se obtienen cosechas notables, sino que también resulta ventajoso para nuestros huertos, jardines y el medio ambiente en general.

Terreno ecológico para el cultivo de marihuana

cannabis puro

El determinante clave del cannabis orgánico de primera categoría es la condición del suelo. Históricamente, los productores han recurrido a los fertilizantes como solución rápida, adoptando un enfoque algo simplista. Sin embargo, avances recientes en la ciencia del suelo han revelado que el bienestar y la prosperidad de las plantas dependen de interacciones intrincadas dentro del suelo, conocidas como cadena alimentaria del suelo.

Las plantas adquieren nutrientes no sólo a través de esta interacción particular. La presencia de organismos que se sienten atraídos por las plantas también juega un papel crucial en la formación y mantenimiento del suelo, asegurando condiciones óptimas para el crecimiento saludable de las plantas. Estos son algunos de los factores del suelo que determinan el crecimiento de las plantas:

  • Las bacterias generan sustancias viscosas que unen las partículas del suelo, dándole estructura al suelo. Además, actúan como alimento para organismos más grandes, que a su vez producen nutrientes para las plantas a través de sus desechos.
  • Los hongos desempeñan un papel crucial en la salud del suelo al crear micelio, que actúa como estructuras similares a raíces que estabilizan el suelo y lo protegen de la erosión causada por la lluvia. Estos hongos beneficiosos forman relaciones simbióticas con las raíces de las plantas, mejorando su capacidad para absorber nutrientes de forma eficaz.
  • Los nematodos tienen un apetito voraz por ser organismos más pequeños y poseen la capacidad de convertir nutrientes en formas amigables para las plantas.
  • Los protozoos, que consumen bacterias del suelo, desempeñan un doble papel en su ecosistema. Además de excretar nutrientes, su consumo de bacterias estimula la proliferación de la población bacteriana a un ritmo acelerado como respuesta defensiva.

Métodos para mantener la vitalidad de los organismos del suelo

cannabis ecológico

La importancia del cultivo orgánico de cannabis va mucho más allá de la aplicación esporádica de fertilizantes. A través de la práctica de la agricultura que prioriza la preservación de los organismos que habitan en el suelo, el suelo se somete a un proceso de enriquecimiento continuo, lo que resulta en una mayor fertilidad con cada temporada de crecimiento posterior.

Lo más indicado es invertir en un suelo orgánico de alta calidad a base de humus de lombriz como el que encontramos en Eurogrow. Una vez obtenido, cuídalo con el mismo nivel de atención y devoción que cuidarías de una querida mascota. A lo largo de la historia, horticultores expertos han ideado métodos para cultivar cultivos que minimizan el daño al delicado ecosistema del suelo. Al emplear estas técnicas, se pueden evitar eficazmente los comportamientos que no queremos, como los que describimos a continuación:

  • La formación de un suelo sano es un proceso gradual que requiere tiempo y cuidado. Sin embargo, el acto de arar y cavar puede tener efectos perjudiciales sobre el suelo y sus organismos benéficos. Al sacar estos organismos a la superficie, el arado los expone a elementos nocivos como los rayos ultravioleta, lo que provoca su rápida desaparición. Además, el arado altera las valiosas redes de hongos que desempeñan funciones importantes en la salud del suelo.
  • Emplear pesticidas/herbicidas/fungicidas sintéticos: Estas sustancias de base química, como su nombre lo indica, tienen la capacidad de eliminar organismos específicos, tanto dañinos como beneficiosos. Sin embargo, cuando el suelo posee una cadena alimentaria próspera, este intrincado sistema ayuda a las plantas a protegerse naturalmente contra una multitud de plagas y enfermedades, haciendo innecesario el uso de químicos tóxicos.
  • La utilización de fertilizantes químicos, que contienen nutrientes sintéticos, representa una amenaza para el ecosistema vital del suelo, incluido el bienestar de nuestros semejantes, como las lombrices.

Método de agricultura sin labranza

El método de agricultura sin labranza, también conocido como método sin arado, está diseñado para evitar las prácticas antes mencionadas. Al establecer lechos poco profundos de suelo rico en nutrientes, este enfoque permite que las raíces de las plantas se adentren en el suelo sin alterar la actividad microbiana.

El proceso de fertilización vegetal es esencial para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Para proporcionar a sus plantas una amplia gama de nutrientes, es fundamental cultivar un suelo de una calidad excepcional y lleno de vida. Al utilizar un suelo rico en nutrientes y abundante en abono y materia orgánica, casi siempre se puede garantizar una disponibilidad abundante de estos minerales y elementos esenciales.

Para practicar la agricultura orgánica, es fundamental mantener una cantidad suficiente de materia orgánica en el suelo, lo que se puede lograr mediante el uso de compost, té de compost, humus de lombriz y otras fuentes ricas en nutrientes. Al proporcionar alimento a sus plantas, les permite involucrarse en la cadena alimentaria del suelo en el proceso de preparación de su propio sustento. Al proporcionarles un amplio suministro de materia orgánica, puedes iniciar un ciclo eterno de nutrientes debajo de la superficie.

Con estas condiciones podrás incorporar el factor ecológico a tu cultivo de marihuana. Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo cultivar marihuana ecológica.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.