Coche eléctrico: todo lo que necesitas saber

Los combustibles fósiles están pasando ya a la historia. La transición energética exige encaminar nuestro futuro a un mundo donde primen las renovables. Por ello, los vehículos deben ser totalmente sostenibles y no contaminantes. El coche eléctrico es un vehículo que se impulsa a través de uno o varios motores que emplean la electricidad almacenada en baterías recargables y la transforma en energía cinética. Existen multitud de motores y de tipos de coches eléctricos.

Si quieres conocer todo lo relacionado sobre los coches eléctricos, este es tu post. Aprenderás desde cómo funciona un coche eléctrico hasta qué ventajas tiene.

Historia del coche eléctrico

¿Sabías que el primer vehículo que se inventó fue eléctrico?. Su fabricación se remonta a los años 1832-1839 en los que Robert Anderson diseñó el primer vehículo con motor eléctrico. Estaba alimentado por una pila no recargable y alcanzaba 6 km/hora.

Viendo que la eficiencia del vehículo no era gran cosa (andando se consigue ir más rápido) se abandonó el proyecto. Hasta que la tecnología más avanzada de los vehículos eléctricos se encuentra hoy día. Existen baterías iones de litio capaces de proporcionar una autonomía bastante considerable. Los coches pueden alcanzar velocidades altas.

Gracias a las baterías recargables, los coches eléctricos se fabrican en serie y cada vez son más económicos y rentables.

Características del vehículo eléctrico

Las principales características que tiene este vehículo es su capacidad para funcionar con electricidad. Esto hace que tengamos que prescindir de combustibles fósiles como la gasolina y el gasoil y, además, no contaminemos la atmósfera. La contaminación ambiental es un grave problema a nivel mundial que está desencadenando el cambio climático. Además, es responsable de millones de muertes prematuras al año por enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Hoy día te puedes encontrar distintos tipos de motores eléctricos de todos los rendimientos y tamaños. Existen algunos que ganan en su poco peso y son más sencillos.

Es muy normal pensar que si son tan buenos por qué no todos los coches son eléctricos. Pues primeramente, les afecta su poca autonomía comparado con los de gasolina o diésel. Tampoco son tan económicos, dado que la tecnología está aún desarrollándose y no hay tanta competitividad. Tampoco existen recargas suficientes en todos los lugares y las baterías necesitan varias horas para estar completamente cargadas.

A pesar de todo lo nombrado, los coches eléctricos están acercándose poco a poco a los convencionales.

Partes de un coche eléctrico

Si nos ponemos a comparar las partes del interior de un vehículo eléctrico ante uno convencional, no son tan diferentes. Su funcionamiento es bastante similar. Estos son los principales elementos que componen un coche eléctrico:

  • Motor eléctrico. Es el encargado de transformar la energía eléctrica almacenada en las baterías en energía cinética. Con ello, el coche puede desplazarse. Los motores también pueden hacer lo contrario, es decir, en las cuestas hacia abajo aprovechan la energía cinética ganada y la almacenan en forma de electricidad.
  • Batería. Es lo que almacena la energía eléctrica que sirve para que el motor funcione. Existen algunos vehículos que tienen una batería auxiliar para no quedarte tirado en tierra.
  • Puerto de carga. Lo que viene siendo un enchufe donde se conecta el coche a una fuente de alimentación que recarga la batería.
  • Transformadores. Son los encargados de convertir los parámetros de la electricidad en lo necesario para recargar las baterías. Existen vehículos que funcionan con corriente alterna y otros con continua. También sirven para la refrigeración del coche, evitando derrames y explosiones.
  • Controladores. Regulan la entrada de energía a la batería. De esta forma puede equilibrar la recarga de una forma adecuada para alargar la vida útil y no deteriorarla.

Ventajas

Los coches autónomos tienen algunas ventajas con respecto a otro tipo de vehículo. Son las siguientes:

  • Puesto que son más silenciosos, reducen la contaminación acústica en las ciudades. Si todos los vehículos que hay en circulación en un centro urbano fueran eléctricos, no habría tal nivel de ruido. Seguro que en la actualidad ha pasado un taxi eléctrico por al lado tuya y ni te has enterado. El ruido también afecta a la salud de las personas. Por ello, es importante reducirlo.
  • No contaminan, por lo que mejora la calidad del aire en las ciudades. Durante su uso no están emitiendo gases de efecto invernadero que contaminan el aire de las ciudades y aumentan los efectos del cambio climático y el calentamiento global. Al año mueren miles de personas por enfermedades respiratorias causadas por la contaminación del aire.
  • Capacidad para cero emisiones. Para generar la energía eléctrica, si utilizamos combustibles fósiles, no estaremos emitiendo gases en el uso, pero sí en la fabricación. Por lo tanto, los coches eléctricos tienen la capacidad de ser cero emisiones. Esto ocurre si para la generación de electricidad se emplean energías renovables como la solar y la eólica.
  • El motor es igual de potente y más barato. Suelen tener casi la misma potencia que uno convencional y son más compactos y fiables. El problema reside en la autonomía de la batería. El motor no cuenta con elementos que le hagan fallar.
  • Más eficiencia y menos consumo. La eficiencia de los coches eléctricos alcanzan un 90% frente al 30% de los convencionales. Consumen menos y ahorramos más. Requieren menos energía para realizar el mismo esfuerzo, sólo que las baterías proporcionan dicha energía durante poco tiempo.

Inconvenientes

En la actualidad y a pesar de que están evolucionando bastante, aún presentan muchas desventajas. Estas son algunas de ellas:

  • Poca autonomía. Como se ha mencionado varias veces a lo largo del post, la poca autonomía de estos vehículos frena su avance. Es imposible que puedas hacer viajes largos sin tener que pasar horas recargando la batería. Por ejemplo, en un trayecto de Sevilla a Madrid, tendrías que parar unas cinco veces a recargar. Cada recarga son varias horas de espera. Por lo tanto, un viaje relativamente corto, se te haría muy largo.
  • No hay suficientes puntos de recarga. Aún no hay puntos de recarga en suficientes lugares como para ser independiente totalmente.
  • Poca potencia. La potencia del vehículo está muy limitada. Se está estudiando sobre cómo aumentarla, ya que es perjudicial para el coche. Los conductores no pueden alcanzar velocidades ni cercanas a los vehículos convencionales.
  • El precio de las baterías es muy elevadas y no duran más de 7 años.

Con toda esta información podrás conocer más a fondo los coches eléctricos y prepararte para el futuro que nos espera.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.

Ahorra con energía 100% verde


Un comentario

  1.   Álvaro dijo

    Pero que??? POCA POTENCIA? de donde se saca esa información? en realidad no solo el par motor es mucho mayor (con lo que se tiene una mejor aceleración instantanea) sino que la potencia puede ser muy elevada (depende mucho, como en los de combustión, del precio del vehículo… llegando en algunos a los 1.000 cv)…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.