La importancia del ciclo del agua para el planeta

el agua es de vital importancia para la vida en el planeta. El ciclo del agua

Seguramente alguna vez, a lo largo de tu vida, te han explicado qué es el ciclo del agua. Todo el proceso que tiene desde que precipita en forma de lluvia, nieve o granizo hasta que vuelve de nuevo a evaporarse y formar las nubes. Sin embargo, cada parte del proceso que tiene este ciclo del agua tiene elementos y aspectos que son fundamentales para el desarrollo de la vida y la supervivencia de muchos seres vivos y de sus ecosistemas.

¿Te gustaría conocer paso a paso la importancia que tiene el ciclo del agua en el planeta?

¿Qué es el ciclo del agua?

resumen sobre las etapas del ciclo del agua

Sobre la Tierra existe una sustancia que está en continuo movimiento y que puede estar en tres estados: sólido, líquido y gaseoso. Se trata del agua. El agua está continuamente cambiando de estado y pertenece a un proceso continuo que lleva billones de años sucediendo sobre nuestro planeta. Sin el ciclo del agua, la vida tal y como la conocemos no podría desarrollarse.

Este ciclo del agua no se inicia en ningún lugar específico, es decir, no tiene ningún comienzo ni ningún final, sino que está en continuo movimiento. Para explicarlo y que sea más sencillo, simularemos un comienzo y un final. El ciclo del agua empieza en los océanos. Allí, el agua se evapora y se dirige hacia el aire transformándose en vapor de agua. Las corrientes de aire ascendentes por variaciones de presión, temperatura y densidad hacen que el vapor de agua llegue hasta las capas superiores de la atmósfera, donde la menor temperatura del aire hace que el agua se condense y se formen las nubes. Conforme las corrientes de aire van creciendo y alternándose, las nubes van creciendo en tamaño y espesor, hasta que caen en forma de precipitación. 

La precipitación puede darse de varias maneras: agua líquida, nieve o granizo. La parte de las precipitaciones que cae en forma de nieve se van acumulando formando capas de hielo y en los glaciares. Estos son capaces de almacenar agua congelada por millones de años. El resto del agua cae en forma de lluvia sobre los océanos, mares y la superficie terrestre. Por el efecto de la gravedad, una vez caen en superficie se genera la escorrentía superficial que da lugar a los ríos y torrentes. En los ríos, el agua es transportada de nuevo al océano. Pero no toda el agua que cae en la superficie terrestre va a parar a los ríos, sino que mucha de ella se acumula. Una gran parte de este agua es absorbida por infiltración y se queda almacenada como agua subterránea. Otra es almacenada formando lagos y manantiales.

El agua infiltrada que está a poca profundidad es absorbida por las raíces de las plantas para alimentarse y parte de ella se transpira a través de la superficie de las hojas, por lo que de nuevo regresa a la atmósfera.

Al final, todas las aguas van a parar de nuevo a los océanos, puesto que la que se evapora, muy posiblemente, vuelva a caer en forma de precipitación sobre los mares y océanos, “cerrando” el ciclo del agua.

Etapas del ciclo del agua

El ciclo del agua tiene diversos componentes que van sucediéndose a modo de etapas. El U.S. Geological Survey (USGS) ha identificado en el ciclo del agua 15 componentes:

  • Agua almacenada en los océanos
  • Evaporación
  • Agua en la atmósfera
  • Condensación
  • Precipitación
  • Agua almacenada en los hielos y la nieve
  • Agua de deshielo
  • Escorrentía superficial
  • Corriente de agua
  • Agua dulce almacenada
  • Infiltración
  • Descarga de agua subterránea
  • Manantiales
  • Transpiración
  • Agua subterránea almacenada
  • Distribución global del agua

El agua almacenada en los mares y océanos

el océano guarda la mayor cantidad de agua del planeta

Aunque se piense que el océano está en continuo proceso de evaporación, es muchísima más la cantidad de agua que hay almacenada en los océanos que la que se evapora. En el océano existen alrededor de 1.386.000.000 kilómetros cúbicos de agua almacenados, de los cuales sólo 48.000.000 kilómetros cúbicos están en continuo movimiento por el ciclo del agua. Los océanos son los responsables del 90% de la evaporación del mundo.

Los océanos están en continuo movimiento gracias a la dinámica de la atmósfera. Por ello, existen las corrientes más famosas del mundo como la Corriente del Golfo. Gracias a estas corrientes el agua de los océanos es transportada a todos los lugares de la Tierra.

La evaporación

el agua se evapora aunque no esté en ebullición

Antes se ha mencionado que el agua está en continuo cambio de estado: vapor, líquido y sólido. La evaporación es el proceso por el que el agua cambia su estado de líquido a gas. Gracias a ella, el agua que se encuentra en los ríos, en los lagos y en los océanos se reincorpora a la atmósfera en forma de vapor y, al condensarse, forma las nubes.

Seguramente habrás pensado que por qué se evapora el agua si no está hirviendo. Esto sucede porque la energía que hay en el ambiente en forma de calor es capaz de romper los enlaces que mantienen unidas a  las moléculas de agua. Al romperse estos enlaces, el agua pasa de estado líquido a gas. Por ello, cuando la temperatura asciende a 100°C, el agua hierve y es mucho más fácil y rápido que pase de estado líquido a gas.

En un balance total de agua, se puede decir que la cantidad de agua que se evapora, acaba de nuevo cayendo en forma de precipitación. Esto sin embargo varia geográficamente. Sobre los océanos, la evaporación es más común que la precipitación; mientras que, sobre la tierra la precipitación supera a la evaporación. Alrededor de un 10% solamente del agua que se vapora de los océanos cae en Tierra en forma de precipitación.

Agua almacenada en la atmósfera

el aire siempre contiene vapor de agua

El agua se puede almacenar en la atmósfera en forma de vapor, humedad y formando nubes. En la atmósfera no hay demasiada agua almacenada, pero es una vía rápida para que el agua se pueda transportar y moverse por todo el mundo. Siempre hay agua en la atmósfera aunque no haya nubes. El agua que hay almacenado en la atmósfera ronda los 12.900 kilómetros cúbicos.

Condensación

las nubes se forman por condensación del vapor de agua

Esta parte del ciclo del agua es en la que pasa de estado gaseoso a líquido. Este apartado es fundamental para que se pueda formar las nubes que, posteriormente, darán la precipitación. La condensación también es responsable de que se den fenómenos como la niebla, que se empañen los cristales, de la cantidad de humedad del día, de las gotas que se forman alrededor del vaso, etc.

Las moléculas de agua se combinan con diminutas partículas de polvo, sales y humo para formar gotas de nube, que crecen y forman las nubes. Cuando las gotas de nube se juntan entre sí crecen en tamaño, formándose las nubes y, la precipitación puede suceder.

Precipitación

la precipitación en forma de lluvia es la mas abundante

La precipitación es la caída del agua, tanto en forma líquida como en sólida. La mayoría de las gotas de agua que forman una nube no precipitan, puesto que están sometidas a la fuerza que tienen las corrientes ascendentes de aire. Para que tenga lugar la precipitación, primero las gotas se deben condensar y colisionar entre ellas, formando gotas de agua más grande y que sean más pesadas como para caer y vencer esa resistencia que pone el aire. Para formar una gota de lluvia es necesario muchas gotitas de nube.

Agua almacenada en hielos y glaciares

los glaciares tienen grandes cantidades de agua retenida

El agua que cae en regiones donde la temperatura es siempre por debajo de 0°C, el agua se almacena formando glaciares, campos de hielo o campos de nieve. Este volumen de agua en estado sólido es almacenado por largos períodos de tiempo. La mayor parte de la masa de hielo de la Tierra, alrededor del 90%, se encuentra en la Antártida, mientras que el 10% restante se encuentra en Groenlandia.

Agua del deshielo

El agua fruto del deshielo de los glaciares y campos de hielo y nieve fluye hacia los cursos de agua como escorrentía. A nivel mundial la escorrentía producida por el agua en deshielo es un contribuyente importante para el ciclo del agua.

La mayoría de este agua de deshielo tiene lugar en primavera, cuando aumentan las temperaturas.

Escorrentía superficial

el agua del deshielo y la lluvia crean la escorrentia superficial

La escorrentía superficial es provocada por el agua de lluvia y que, normalmente, es conducida hacia algún curso de agua. La mayoría del agua que tiene los ríos procede de la escorrentía superficial. Cuando llueve, parte de ese agua es absorbida por el suelo, pero cuando éste se satura o es impermeable empieza a correr sobre el suelo, siguiendo la inclinación de la pendiente.

La cantidad de escorrentía superficial varía en relación al tiempo y la geografía. Hay lugares donde las precipitaciones son abundantes e intensas y dan lugar a escorrentías más fuertes.

Corriente de agua

el agua sigue su curso en los ríos

Las aguas están en continuo movimiento como puede ser en un río. Los ríos son importantes tanto para las personas como para el resto de seres vivos. Los ríos sirven para abastecerse de agua potable, de riego, producir electricidad, eliminar residuos, transportar productos, obtener comida, etc. El resto de los seres vivos necesitan el agua de los ríos como hábitat natural.

Los ríos ayudan a mantener los acuíferos llenos de agua, ya que descargan agua hacia los mismos a través de sus lechos. Y, los océanos se mantienen con agua, ya que los ríos y la escorrentía continuamente están descargando agua en ellos.

Almacenamiento de agua dulce

el agua subterránea abastece a las ciudades

El agua que se encuentra en la superficie terrestre se almacena de dos formas: en la superficie como lagos o embalses o subterráneas como acuíferos. Esta parte de almacenamiento de agua es de vital importancia para la vida en la Tierra. El agua superficial incluye los arroyos, estanques, lagos, reservorios (lagos creados por el hombre), y humedales de agua dulce.

La cantidad de agua total que hay en los ríos y lagos están continuamente cambiando por las entradas y salidas de agua al sistema. El agua que entra por precipitaciones, escorrentía, el agua que se va por infiltración, evaporación…

Infiltración

descripción del proceso de infiltración

La infiltración es el movimiento descendente que tiene el agua de la superficie de la Tierra hacia el suelo o las rocas porosas. Este agua que se infiltra proviene de la precipitación. Parte del agua que se infiltra, permanece en las capas más superficiales del suelo y puede volver a entrar a un curso de agua debido a que se filtra hacia el mismo. Otra parte del agua puede infiltrarse a mayor profundidad, recargando así los acuíferos subterráneos.

Descarga de agua subterránea

Se trata del movimiento del agua hacia afuera del suelo. En muchas ocasiones, el principal afluente que existe de agua para los ríos proviene del agua subterránea.

Manantiales

porción de agua proveniente de manantiales

Los manantiales son las zonas donde el agua subterránea se descarga a la superficie. Un manantial resulta cuando un acuífero se llena hasta el punto en que el agua se desborda a la superficie de la tierra. Los manantiales varían en tamaño, desde pequeños manantiales que únicamente fluyen después de grandes lluvias, a grandes piscinas donde fluyen millones de litros de agua diariamente.

Transpiración

las tplantas transpiran

Es el proceso por el que el vapor de agua se escapa de las plantas a través de la superficie de las hojas y va a parar a la atmósfera. Dicho así, la transpiración es la cantidad de agua que se evapora desde las hojas de las plantas. Se estima que alrededor de un 10% de la humedad de la atmósfera proviene de la transpiración de las plantas.

Este proceso, dado lo pequeño que son las gotas de agua evaporadas, no se ve.

Agua subterránea almacenada

Este agua es el que ha permanecido durante millones de años y forma parte del ciclo del agua. El agua en los acuíferos se sigue moviendo, aunque de manera muy lenta. Los acuíferos, son los grandes almacenes de agua en la Tierra y muchas personas alrededor de todo el mundo dependen del agua subterránea.

Con todas las etapas descritas podréis tener una visión más amplia y elaborada del ciclo del agua y su importancia a escala global.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

2 comentarios

  1.   María B. dijo

    Me encantó tu artículo. Muy ilustrativo.
    Parece que falta el último punto:Distribución global del agua.
    Muchas gracias por ilustrarnos en este interesante tema

    1.    Germán Portillo dijo

      Muchas gracias a tí por leerlo! Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *