China siguió rompiendo todos los récords de energías renovables en 2016

China

Simplemente estamos ante el yin yang con China. Por una parte, tenemos a sus ciudades más importantes sumergidas en la contaminación más excesiva debido a la dependencia de los combustibles fósiles, mientras que por otro lado sigue batiendo los récords en inversiones y uso de energías renovables año tras año.

Y es tal la velocidad con la está consiguiendo la transición energética, que es bastante difícil hacerse una idea de los planes a un futuro cercano. Estos días atrás el país ha publicado su plan de cinco años para el sector energético, en el que pone objetivos que habrían sido celebrados como espectaculares hace simplemente un par de años.

El consumo de carbón será limitado bajo su pico de nivel en 2013-2014 al igual que las energías limpias conseguirán alcanzar el 15 por ciento. Incluso los datos preliminares muestran que China ha seguido manteniendo esos récords y pasando esos objetivos en 2016.

China

En el frente de las energías renovables, en 2015, China puso el récord mundial de mayor capacidad solar instalada en un año. En 2016, el país ha roto ese récord al doblar las instalaciones a tres campos de futbol por hora. Simplemente impresionante.

El objetivo de la capacidad de energía solar para 2020 está casi a punto de ser alcanzado el próximo año, dos años antes de lo previsto.

Por lo que respecta al uso de combustibles fósiles, el consumo de carbón ha caído en los tres años pasados. Las emisiones de C02 parece que se han mantenido planas. Como resultado de una demanda menor de energía total y una mayor cuota de energía limpia, las emisiones de CO2 serán inferiores que las dadas por el objetivo.

El gran desafío es crear el espacio suficiente para vastas cantidades de capacidad de energía renovable para incluirla en la red. Básicamente, China se encuentra en una transición complicada, caótica y rápida desde el carbón a las energías limpias, con todos los desafíos que traerá consigo.


Escribe un comentario