China aprueba un plan multimillonario para las energías renovables

Contaminación en Beijing

Contaminación en Beijing. Fuente: http://www.upsocl.com/verde/21-sorprendentes-imagenes-muestran-lo-grave-que-es-la-contaminacion-en-china/

China tiene grandes problemas de contaminación atmosférica debido a que su principal fuente de energía proviene del carbón. Tan sólo China consume el 60% de las reservas de carbón de todo el planeta. Es por ello que deben de cambiar su modelo energético y sumergirse en una economía plúrima que se encabece en una transición energética.

¿Cómo hacer de la economía china algo más sostenible? La respuesta parece obvia: apostar por las energías renovables. China anuncia un plan cuyo presupuesto es multimillonario para poder fomentar la investigación y desarrollo de las energías renovables en todo el país.

Acabar con los combustibles fósiles: adiós al carbón

El Consejo de Estado chino ha aprobado un documento para desarrollar las energías renovables en todo el país cuya inversión es de 365.000 millones de dólares. Este presupuesto será destinado para obras y proyectos cuyo objetivo esté enfocado en las energías renovables dentro de un nuevo plan para poder luchar contra la contaminación atmosférica que se cierne sobre el cielo de China.

Para poder llevar a cabo este proyecto de desarrollo de energías renovables se debe de comenzar una transición energética, es decir, reducir el uso del carbón hasta poder, poco a poco, sustituirlo por las energías limpias.

En el documento aprobado por el Consejo de Estado chino se establece una fecha límite para reducir el uso del carbón: el año 2020. Para el año 2020 el tope del consumo de carbón equivaldría a una energía equivalente producida por unas 5.000 millones de toneladas de carbón. Para poder conseguir este objetivo China debe de reducir el consumo en un 15% por unidad de PIB hasta ese año.

Efectos de la contaminación en un tren

Efectos de la contaminación en un tren. Fuente: https://mundo.sputniknews.com/asia/201701061066058911-tren-smog-china-shangai/

El 64% de los recursos energéticos empleados en China pertenecen al carbón. Dada la gran dependencia de China a este combustible fósil, cumplir los objetivos de este documento no será tarea fácil. Por lo que para poder conseguir dichos objetivos, aparte de reducir el consumo de carbón en todo el país, el Consejo de Estado ha propuesto medidas compensatorias como el aumento de los controles de emisiones nocivas a la atmósfera por parte de las industrias, un desarrollo de economía circular, una mejora en la gestión de los recursos y de la eficiencia energética y un mayor apoyo a las políticas de financiación y desarrollo tecnológico.

Iniciativa económica circular y creación de empleo

Esta iniciativa del Consejo de Estado creará más de 13 millones de empleos para poder llevar a cabo estos rigurosos objetivos. Gracias al ahorro energético y a la reducción de las emisiones, se pueden financiar proyectos de innovación tecnológica para, a su vez, retroalimentar este flujo de mejoras en las energías renovables.

El desarrollo de una economía circular favorecerá a China basándose en alargar la cadena de valor de todos los productos y reutilizando los desechos para poder reducir la cantidad de residuos que se vierten al entorno y, sobretodo, un ahorro en las materias primas y la conservación de los recursos naturales.

La organización ecologista Greenpeace asistió a la firma del plan y aseguró que el encabezamiento de China pone una buena dirección para la transición energética. Es decir, la motivación y los objetivos son muy positivos a valorar para el medioambiente. También considera que para que los resultados obtenidos de este plan sean fructíferos tanto económica como ecológicamente se debería de tener una mayor expansión de la energía renovable y un mayor ímpetu e hincapié en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. De esta forma, no sólo se mejoraría la calidad de vida del gigante asiático, sino que contribuiría a detener los efectos del cambio climático a nivel global y a cumplir a su vez los objetivos del Acuerdo de París.

Los niveles de contaminación han sido desmesurados

China ha sufrido unos episodios de contaminación atmosférica altísimos desde el pasado mes de diciembre. Estos meses han estado marcados por la alta contaminación en el norte y centro de China. Los niveles de contaminación han sido tan altos que han sobrepasado los límites establecidos por la OMS 14 veces por encima de lo que recomiendan. En Pekín, las autoridades han extendido la alerta naranja.

Lo peor de esto es que la concentración de la contaminación se debe a las partículas PM 2.5 (son las más dañinas ya que por su pequeño diámetro de partícula son capaces de llegar a los alveolos pulmonares y provocar problemas cardio-respiratorios y vasculares) y han llegado a la concentración de 343 microgramos por metro cúbico, 14 veces más de los recomendado por la OMS.

Máscaras contra la contaminación

Los cuidadanos chinos necesitan de máscaras para poder salir a la calle. Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/21/actualidad/1482303055_225965.html

Los más afectados por la contaminación atmosférica son los niños. Es por ello que se han comenzado a instalar medidas anticontaminación como por ejemplo la instalación de purificadores de aire en las escuelas. Muchos padres se quejan de que, a pesar de que las escuelas disponen de tecnología adecuada para impartir las clases desde casa vía online cuando se declara la alerta roja por contaminación, las autoridades han tardado años en aplicar esta medida muchos más sencilla.

Aquí os dejo un vídeo, que aunque sea del año 2015, os muestran imágenes de un récord batido por China de contaminación atmosférica


Escribe un comentario