Célula animal

celula animal

Las células animales son los componentes básicos de los organismos animales. Es una célula eucariota, al igual que una célula vegetal, lo que significa que tiene un núcleo, una membrana plasmática y un citoplasma. Muchas personas no conocen bien la estructura de la célula animal y su función.

Por ello, en este artículo vamos a explicarte la importancia de la célula animal, sus características y composición.

Características de la célula animal

importancia de la celula animal

  • Son células eucariotas, es decir, su contenido genético se encuentra encapsulado en una estructura de membrana denominada núcleo.
  • Tienen formas y tamaños variables.
  • A diferencia de las células vegetales, no tienen paredes celulares.
  • Sus orgánulos son compartimentos de membrana dentro de las células que tienen funciones específicas.
  • Tienen centriolos, centrosomas y lisosomas, que están ausentes en las células vegetales.
  • Obtienen su alimento del exterior.

Estructura de la célula animal

vision microscopio

Las células animales se componen básicamente de membrana plasmática, núcleo y citoplasma. A continuación, explicaremos cada uno en detalle.

Membrana plasmática

La membrana plasmática es la capa exterior de la célula, a través de la cual establece contacto con el medio exterior. Consta de dos láminas lipídicas o bicapas lipídicas y una proteína de membrana. Los lípidos más abundantes son los fosfolípidos y el colesterol.

Las proteínas permiten que los compuestos del exterior de la célula entren en la célula y viceversa. También hay proteínas de membrana llamadas receptores. Reconocen compuestos fuera de la célula y activan señales intracelulares que desencadenan respuestas específicas.

Las funciones de la membrana plasmática incluyen:

  • Regulación del transporte de sustancias: agua e iones (como sodio, cloruro y potasio), moléculas orgánicas (como hormonas) y gases (como oxígeno y dióxido de carbono), y
  • Reconocer sustancias extrañas a través de receptores para enviar señales al interior de la célula.

Núcleo y nucléolo

El núcleo es la parte de la célula que almacena información genética en forma de ácido desoxirribonucleico o ADN. Está separado por la membrana nuclear, que es una membrana de doble capa con aberturas, o poros nucleares, a través de los cuales entran y salen los compuestos. El fluido interno en el que flotan los compuestos nucleares es el nucleoplasma.

El núcleo es el centro de control y reproducción de la célula. El ADN se une a las proteínas y forma la cromatina. La información sobre la función celular proviene del ADN.

En el núcleo hay una región donde se concentran la cromatina y el ácido ribonucleico (ARN). Esta región, llamada nucléolo, es el centro de producción de ribosomas.

Citoplasma

El citoplasma es el medio similar a un hidrogel donde tiene lugar la mayoría de las actividades celulares. Está compuesto de agua, sales, iones y proteínas, y representa alrededor del 70% del volumen celular.

También en el citoplasma se encuentran los filamentos que forman el citoesqueleto, el armazón que le da forma a la célula.

Orgánulos de la célula animal

celulas animales

Las células animales exhiben diferentes orgánulos y estructuras para lograr diferentes funciones.

Ribosoma

El ribosoma es uno de los orgánulos sin membrana. Está compuesto de proteína y ARN y se forma en el nucléolo dentro del núcleo celular. Tiene dos partes o subunidades: una subunidad más grande o 60S y una subunidad más pequeña o 40S.

Los ribosomas son fábricas de producción de proteínas principal y entre los ARN mensajeros más pequeños, los ARN de transferencia y los aminoácidos se acoplan para formar cadenas polipeptídicas.

Retículo endoplasmático

El retículo endoplasmático es un sistema de membrana compuesto por sacos y vesículas adyacentes al núcleo. El espacio interior o central se denomina lumen. El retículo endoplasmático rugoso recibe su nombre de la presencia de ribosomas en su superficie exterior. Su función principal es la síntesis y empaquetamiento de proteínas.

La síntesis de lípidos de membrana se produce en el retículo endoplamático liso. En las células musculares existe un retículo endoplasmático liso, llamado retículo sarcoplasmático, donde se almacena el calcio, que es necesario para la contracción muscular.

Aparato de Golgi

Los materiales producidos en el retículo endoplasmático se clasifican y empaquetan en el aparato de Golgi. Las vesículas del retículo endoplasmático se fusionan en el plano cis del aparato de Golgi y depositan allí su material transportado.

Las proteínas y los lípidos se modifican o «modifican» en la luz del aparato de Golgi, de esta forma se identifican, clasifican y encaminan a su destino. Salen por la cara transversal del aparato de Golgi encerrados en vesículas secretoras.

Mitocondrias

Las mitocondrias son orgánulos encargados de producir energía en las células animales a partir de la glucosa y otras moléculas. La energía química de las células se encuentra en forma de trifosfato de adenosina o ATP.

Las mitocondrias constan de dos membranas: una membrana interna y una membrana externa. La membrana interna se pliega hacia adentro para formar las crestas mitocondriales. Las mitocondrias tienen su propio ADN y ribosomas para la síntesis de proteínas específicas. Pueden tener su origen en bacterias que son fagocitadas por células eucariotas.

Centrosoma

El centrosoma es la región de las células animales que produce microtúbulos. Está presente en el citoplasma cerca del núcleo. Aquí se forman los centríolos, que se encuentran solo en las células animales.

El centríolo tiene forma cilíndrica y consta de nueve tripletes de microtúbulos, es decir, nueve grupos de tres microtúbulos.

Lisosoma

Los lisosomas son vesículas o sacos de membrana producidos en el aparato de Golgi. Son uno de los orgánulos característicos de las células animales ya que no están presentes en las células vegetales. Contienen compuestos que degradan o digieren diversos materiales.

Los lisosomas son enzimas que funcionan en medios ácidos y descomponen proteínas, ácidos nucleicos, polisacáridos y lípidos que las células ya no necesitan. Se puede decir que los lisosomas son procesadores de «basura» en las células.

Una vez que los lisosomas funcionan, las células pueden reciclar aminoácidos, nucleótidos y otros elementos para construir nuevos materiales celulares. Los lisosomas también intervienen en la destrucción de los invasores, especialmente de las células del sistema inmunitario, que son las encargadas de proteger al organismo.

Peroxisoma

Los peroxisomas son vesículas de una sola membrana, es decir, tienen una sola capa lipídica. Su nombre se debe a la producción de lo que comúnmente conocemos como agua oxigenada o agua oxigenada.

Estos orgánulos son importantes en la eliminación de toxinas intracelulares y ácidos grasos oxidados. Los hepatocitos son particularmente ricos en peroxisomas.

Flagelos y cilios

Los flagelos son pequeñas estructuras en forma de látigo que se encuentran fuera de la membrana plasmática. Permiten el movimiento de ciertas células, como los espermatozoides y algunos protozoos. Los cilios son estructuras más cortas, similares a cabellos, que también se utilizan para mover células o sacar sustancias de las células, como en las vías respiratorias.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la célula animal y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.