Calzada solar de un kilómetro de longitud en Normandia

calzada solar en Normandia

La pequeña ciudad  de casi 3400 habitantes situanda en Normandia (Tourouvre-au-Perche), disfruta desde el pasado diciembre, de una calzada solar de un kilómetro de longitud, la mayor de sus características en todo el mundo. La instalación, que ha sido inaugurada por la Ministra de Medio Ambiente, Ségolène Royal, pretende ser un referente en la transición energética.

La idea de desplegar paneles solares en las carreteras con el fin de generar electricidad no es nueva. La primera iniciativa de este tipo surgió hace más de diez años en Estados Unidos y, desde entonces, se han desarrollado proyectos similares en ciudades como Amsterdam o Berlin. Pero hasta la fecha se trataba de caminos solares de pocos metros. Según informa varios medios franceses, el proyecto Wattway ha traído una nueva dimensión.

Dirigido por la empresa pública de construcción COLAS (grupo Bouygues) y el Instituto Nacional de Energía Solar (INES), con la participación del Comisariado de Energía Atómica y Energías Alternativas (CEA) y la Univserdiad de Saboya, Wattway se ha materializado tras cinco años de investigación y de pruebas realizadas en Vendée, en Bouches-du-Rhône e Yvelines, si bien el auténtico banco de pruebas va a ser el propio camino.

La calzada solar cuenta con unos 2800 m2 de paneles solares fotovoltaicos en forma de baldosas pegados al asfalto y fuertemente protegidos por una resina protectora que, según los socios de Wattway, “les hace capaces de soportar el flujo de todo tipo de vehículos, incluidos los vehículos pesados”, asegurando, al mismo tiempo, una buena adherencia entre los neumáticos y la carretera. Estos módulos han sido fabricados por la cooperativa SNA, ubicada en Tourouvre-au-Perche; es decir, en el mismo pueblo que alberga el novedoso camino.

La electricidad generada va a ser inyectada en la red de distribución local a través de una conexión directa. Según COLAS, una superficie de 20 m2 de la pista es suficiente para suministrar electricidad a un hogar (excluyendo calefacción). Se estima que generará energía limpia para dotar de electricidad al alumbrado público de la citada comuna normanda (3.298 habitantes).

carretera pavimento fotovoltaico Francia

Críticas a la carretera solar francesa

Este insólito proyecto financiado por la administración gala, costó 5 millones de euros. Pero antes de mencionar las críticas recibidas, señalemos algunos puntos a tener en cuenta sobre estas vías generadoras de energía:

  • La mayor ventaja de una calzada solar es que evita el uso de tierra cultivable para producir electricidad. Con ella se estaría aportando de otra utilidad a las autopistas.
  • La demanda mundial de energía se va a multiplicar x2 para el año 2050.
  • Las carreteras solamente están ocupadas por vehículos un 10% del tiempo.
  • También hay que considerar la constante evolución de las tecnologías fotovoltaicas, haciendo que cada vez las celdas solares sean más eficientes, y baratas de fabricar.

No fueron pocas las críticas recibidas, relacionadas principalmente con el alto coste de este proyecto solar. Hay que admitir que era previsible ese presupuesto, pues conseguir un pavimento fotovoltaico resistente al tráfico de camiones, encarece bastante la obra.

También se ha puesto en duda su eficiencia energética, ya que con ese dinero se podría haber instalado una planta solar de paneles inclinados. Su localización también es cuestionada, pues hay lugares en Francia con mayor número de horas de sol al año. Aquí hay que señalar que la cooperativa encargada de producir estos módulos está precisamente en Tourouvre-au-Perche.

Lo cierto es que si bien en octubre pasado el Ministerio de Medio Ambiente anunció que la producción de la infraestructura iba a ser de 17. 963 kilovatios hora (kWh) diarios,  poco después tuvo que rectificar e indicar que la producción esperada es de 790 kWh por día. Es decir, veinte veces menos.

Los expertos no cuestionan esta innovación tecnológica en sí. Pero se preguntan por su rendimiento, y creen que ese presupuesto se podría haber invertido en otras infraestructuras renovables de rentabilidad ya constatada.

Una calzada solar compuesto por paneles Wattway

Esta vía de Normandía es capaz de capturar energía solar y producir electricidad para uso local. Para su construcción se utilizó un pavimento solar especial llamado Wattway, que soporta el tráfico de vehículos pesados. Es un suelo fotovoltaico patentado que necesitó de cinco años de desarrollo e investigación. Detrás de él está la compañía Colas y el Instituto Nacional de Energía Solar.

Según su fabricante, 20m2 de losas Wattway son suficientes para abastecer a una vivienda.

Estos paneles fotovoltaicos adquieren gran resistencia porque están fabricados con una resina de varias capas de silicio. Es decir, que las células fotovoltaicas están insertadas entre miles de capas de material resistente. Su espesor es de pocos milímetros, garantiza la adherencia de los neumáticos, y admite las deformaciones que los cambios de temperatura pueda provocar en la calzada.

Otro punto interesante de este material lo encontramos en su instalación: consiste en placas que se instalan directamente sobre el firme existente.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *