Calcular la potencia eléctrica

calcular la potencia electrica

Si queremos comenzar a ahorrar en la factura de la luz debemos aprender a calcular la potencia eléctrica que necesitamos en nuestro hogar. Decidir esta potencia es algo complejo al principio pero, a largo plazo, puede ayudar ahorrar gran cantidad y emitir menos contaminantes a la atmósfera. Si tenemos contratado la potencia eléctrica inferior a la que se necesita es muy normal que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP) y se corte el suministro eléctrico durante obtener periodo de tiempo. Esto es lo que se conoce comúnmente como “saltar los plomos”.

Por ello, si no quieres que te ocurra esto, en este artículo vamos a contarte cómo calcular la potencia eléctrica.

Qué es la potencia eléctrica

potencia contratada

La potencia es la cantidad de energía que se produce o se consume por cada unidad de tiempo. Este tiempo puede medirse en segundos, minutos, horas, días… y la potencia se mide en julios o en vatios.

La energía que se genera a través de los mecanismos eléctricos mide la capacidad de generar un trabajo, esto es, cualquier tipo de “esfuerzo”. Para entenderlo mejor, pongamos ejemplos sencillos de trabajos: calentar agua, mover las aspas de un ventilador, producir aire, moverse, etc. Todo ello requiere de un trabajo que consiga vencer las fuerzas que se oponen, fuerzas como la gravedad, la fuerza de rozamiento con el suelo o el aire, las temperaturas ya presentes en el ambiente…y ese trabajo se encuentra en forma de energía (energía eléctrica, térmica, mecánica…).

La relación que se establece entre la energía y la potencia es la velocidad a la que se consume la energía. Es decir, como la energía se mide en los julios que se consumen por unidad de tiempo. Cada julio que se consume por segundo es un watt (vatio), por lo que ésta es la unidad de medida de la potencia. Como un watt es una unidad muy pequeña, normalmente se utilizan los kilovatios (kW). Cuando veas la factura de la luz, los electrodomésticos y demás, vendrán  en kW.

Calcular la potencia eléctrica para contratar

calcular la potencia electrica de un hogar

Como hemos mencionado al principio del artículo, si tenemos una potencia eléctrica contratada menor que la que necesitamos vamos a tener problemas con el suministro eléctrico de forma continua. Por otro lado, también puede ocurrir la situación en la que la potencia eléctrica que tengamos sea superior a la que realmente necesitamos. Aunque no saltará el ICP, estaremos pagando un exceso de nuestra factura de la luz. Como cualquier consumidor puede cambiar la potencia contratada en cualquier momento, es necesario aprender a calcular la potencia eléctrica que necesitamos.

Para ello, debemos analizar la potencia máxima registrada en la vivienda durante los últimos meses y ver en qué meses existe una mayor o menor demanda. No hay que modificar los hábitos de consumo, sino adaptar la contratación a los nuestros. Por ejemplo, si yo consumidor tiene contratado una potencia de 5.5kW y el máximo alcanzado durante los meses anteriores no supera los 4.5kW de potencial, se puede reducir la contratación a 4.4kW para conseguir un ahorro en la factura de la luz de hasta un 38.34%.

Consumo de los electrodomésticos

Como no todos los aparatos eléctricos consumen la misma energía, es importante conocer más o menos el consumo de los más utilizados. Realmente, en un hogar se utilizan a diario gran cantidad de electrodomésticos embargo, aquellos que necesitan de gran potencia eléctrica no se suelen utilizar era de mucho tiempo. Estos electrodomésticos son: microondas, lavadora, secador, vitrocerámica, lavavajillas, tostadora, horno, calefacción, estufas, radiadores, calefactores y derivados.

Los aparatos eléctricos que en menos electricidad consumen en relación con el tiempo que están funcionando son los ordenadores, frigorífico, televisor, bombillas (sobre todo si son bombillas LED), cargadores de móvil, entre otros. Calcular la potencia eléctrica necesaria puede ayudar a reducir costes cada mes y evitar cortes de luz por pasar la potencia contratada. En España la potencia eléctrica media contratada por la mayoría de la población Ronda entre los 3.45 y 4.6kW.

Cómo calcular la potencia eléctrica

Para calcular la potencia eléctrica que debemos contratar se debe conocer cuánto consumo genera cada electrodoméstico y cuantos vamos a conectar al mismo tiempo de forma frecuente. También debemos conocer el número de personas que residen en la vivienda, dimensiones del inmueble y saber si disponemos de una instalación monofásica o trifásica. Todos estos factores son fundamentales para conocer cómo calcular la potencia eléctrica.

Debemos saber que siempre debe ser menor la potencia que contratemos a la potencia máxima que señala el boletín eléctrico. Si un cliente necesita contratar una potencia superior a la que viene señalada en el boletín eléctrico, se necesita solicitar un nuevo boletín y realizar las modificaciones necesarias para adaptar la instalación eléctrica a ello. El boletín eléctrico es un documento oficial que nos certificada sobre buen estado y la capacidad de la instalación eléctrica para poder abastecer de suministro. Es lo que ayuda a garantizar que una instalación en un hogar cumple con todos los requisitos de seguridad para recibir el suministro eléctrico de una empresa suministradora.

Hay varias formas de calcular la potencia eléctrica contratada:

  • Contratar a un electricista para que evalúe los electrodomésticos de la casa y estime la potencia necesaria.
  • Utilizar una calculadora de potencia que dispone muchas compañías eléctricas.
  • Medir los kilovatios de forma manual, aunque es algo más largo y tedioso. Sin embargo, es el proceso más recomendable dado que es el más exacto.

Para calcular la potencia eléctrica de una vivienda es importante tener en cuenta el factor de simultaneidad. Este factor nos señala la probabilidad y frecuencia con la que pueden estar varios electrodomésticos a la vez funcionando y conectados. El valor máximo del índice de simultaneidad es 1. Esto significaría que todos los de electrodomésticos del hogar están conectados a la vez. La fórmula más recomendada para estos casos es la siguiente:

Televisión (0,5 kW) + Vitrocerámica (1,5 kW) + Lavadora (1,5 kW) + Horno (2 kW) + Lavavajillas (2 kW) + Frigorífico (0,5 kW) + Microondas (1 kW) + Calefacción (2 kW) = 11 kW. A esta fórmula hay que aplicar el factor de simultaneilidad siendo 1 si están todos conectados a la vez con frecuencia, 0.5 si estar alguna que otra vez y 0.25 si están rara vez conectados. Al resultado de la multiplicación se le suma 1kW para calcular la potencia eléctrica mínima contratada.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo calcular la potencia eléctrica que debes contratar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.