Bosques fantasma

carolina del norte

El impacto del cambio climático en nuestro planeta y su delicado equilibrio es cada vez más evidente. Amplias investigaciones científicas han demostrado inequívocamente un rápido aumento de las temperaturas globales promedio en las últimas décadas, acompañado de los efectos alarmantes del derretimiento de los glaciares, el blanqueamiento de los corales y varios otros indicadores. Estas señales sirven como claro recordatorio de que estamos peligrosamente cerca de llegar a un punto sin retorno. Una de las consecuencias de esta situación es la aparición de bosques fantasma.

En este artículo vamos a contarte qué son los bosques fantasma, sus características y consecuencias.

Efectos graves del cambio climático y aparición de bosques fantasma

aparicion de bosque fantasma

Los efectos antes mencionados no nos proporcionan los medios para presenciar directamente las consecuencias resultantes, como la proliferación de bosques fantasma, que son cada vez más frecuentes a lo largo de la costa del Atlántico medio de los Estados Unidos.

Cuando el agua salada se infiltra en regiones boscosas que dependen del agua dulce, da lugar a bosques fantasma. El suelo se satura con una alta salinidad, lo que provoca la desaparición gradual de los árboles maduros y dificulta el crecimiento de los más jóvenes, que luchan por llenar el vacío dejado por sus predecesores.

El otrora exuberante paisaje verde, caracterizado por árboles prósperos que desempeñaban un papel crucial en el mantenimiento del equilibrio del ecosistema, ahora se ha transformado en un área marcada por grandes parches de troncos caídos, astillas y ramas secas. Por el contrario, está empezando a multiplicarse un número limitado de especies de arbustos tolerantes a la sal.

Origen de la aparición de bosques fantasma

bosques y cambio climatico

Según el ecologista Emiliy Ury, el rápido aumento del nivel del mar parece estar superando la capacidad de estos bosques para adaptarse al aumento de la humedad y la salinidad. El impacto dañino de los fenómenos meteorológicos extremos, intensificados por el cambio climático, se ve exacerbado aún más por tormentas poderosas, huracanes más frecuentes y sequías prolongadas. Ury, que realizó un análisis exhaustivo de imágenes de satélite proporcionadas por la NASA, arroja luz sobre la sorprendente aparición de bosques fantasma.

Ury afirma que en los últimos 35 años, una parte importante de los humedales boscosos del Refugio Nacional de Vida Silvestre Alligator River en Carolina del Norte ha desaparecido, lo que representa más del 10% de su superficie total. Esta desaparición es particularmente notable considerando el estatus del refugio como reserva federal libre de actividad humana, lo que resalta el impacto inequívoco del cambio climático antropogénico en el aumento de los niveles de agua.

La presencia de bosques fantasma no sólo conduce a la pérdida de ecosistemas y de los servicios ecológicos vitales que ofrecen, sino que también contribuye a un ciclo que exacerba las condiciones climáticas. Esto ocurre cuando los árboles de hoja perenne, responsables de absorber dióxido de carbono y reducir su concentración en la atmósfera durante todo el año, mueren debido al alto contenido de sal en el agua.

Impactos en Estados Unidos

Los surfistas acuden en masa a Neskowin Beach, un lugar famoso en los Estados Unidos. Con sus gélidas aguas del Pacífico, las olas son una llamada irresistible para subirse a una tabla de surf, y rara vez decepcionan. Sin embargo, a medida que la marea baja, la atención se desplaza del océano. Del paisaje fangoso emergen curiosas formaciones cilíndricas que a primera vista parecen rocas. Sin embargo, no se trata de piedras ordinarias; son los restos fosilizados de árboles antiguos, los inquietantes restos de un bosque fantasma.

Los bosques de abetos de Sitka, una característica predominante en el estado de Oregón, donde reside Neskowin, son abundantes. Estas imponentes coníferas, capaces de alcanzar alturas de 100 metros, son autóctonas de las montañas del Pacífico de América del Norte. Los bosques de abetos de Sitka, que prosperan en las zonas costeras húmedas de la región, no se extienden mucho tierra adentro. Por eso no sorprende que los restos del bosque fantasma de Neskowin estén formados principalmente por estos majestuosos árboles.

En un evento ocurrido hace aproximadamente dos milenios, un tramo de la costa experimentó un hundimiento repentino e inexplicable, hundiéndose más de dos metros. Se especula que este suceso pudo haber sido provocado por un terremoto o tsunami. Como resultado, los bosques que alguna vez fueron prósperos se vieron sumergidos en agua salada y envueltos en barro. Con el tiempo, la vegetación pereció, pero sus restos se conservaron bajo la superficie, protegidos de los efectos deteriorantes del oxígeno. No fue hasta 1997, cuando surgió una poderosa tormenta, que estos antiguos restos fueron desenterrados y expuestos al mundo una vez más.

La presencia del Bosque Fantasma de Neskowin sirve como un conmovedor recordatorio de una era tumultuosa en la historia de la costa noroeste de los Estados Unidos, caracterizada por una frecuente actividad sísmica. Sin embargo, vale la pena señalar que los bosques fantasmas pueden surgir por medios distintos a los cambios tectónicos. Además, la creciente prevalencia del cambio climático puede contribuir a su proliferación en el futuro.

Según la NOAA, estas formaciones surgen cuando el agua salada se infiltra en un bosque, ya sea en la superficie o bajo tierra, provocando que el suelo y los acuíferos se vuelvan salinos. Los árboles, que dependen del agua dulce para sobrevivir, comienzan a marchitarse, envenenados gradualmente por la sal. Numerosos árboles permanecen erguidos, sin vida, y el proceso de descomposición se ralentiza, dando lugar a un espectáculo espeluznante. Sirve como un inquietante recordatorio de un bosque que nunca será revivido.

La intrusión de agua salada en las zonas costeras puede atribuirse a la actividad tectónica, como lo ejemplifican los acontecimientos que ocurrieron en Neskowin hace 2.000 años (se puede encontrar una explicación detallada de este proceso en el vídeo adjunto). Sin embargo, la expansión de los bosques fantasma se ha vuelto más frecuente en los últimos años debido a la combinación del aumento del nivel del mar y los efectos del cambio climático. Este problema no se limita a Oregón, sino que también es un problema notorio en la costa este de Estados Unidos, a miles de kilómetros de distancia.

Salinización de espacios costeros

bosques fantasma

La salinización está causando impactos perjudiciales en los bosques costeros a lo largo de la costa este, que se extiende desde Carolina del Norte hasta Massachusetts y abarca estados como Virginia, Delaware y Nueva Jersey. La intrusión de aguas del Atlántico en estas tierras es un problema constante, y un estudio reciente realizado por el Instituto del Clima de la Universidad de Rutgers y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos predice que este fenómeno ocurrirá con una frecuencia cada vez mayor en el futuro.

En la costa noreste del país existen bosques que consisten en una combinación de árboles de hoja caduca y de hoja perenne. Estos bosques crean un ecosistema diverso que proporciona refugio a la flora y fauna en peligro de extinción, al mismo tiempo que actúa como un depósito vital de carbono. Además, se gestionan cuidadosamente para satisfacer las demandas de la industria maderera. Además, estos bosques sirven como una defensa natural crucial contra las fuerzas destructivas de las tormentas.

La supervivencia de estas zonas costeras está ahora amenazada debido al aumento del nivel del mar. A lo largo del último siglo, el aumento medio global del nivel del mar ha sido de 21 centímetros. Sin embargo, en determinadas regiones y durante determinados acontecimientos, el aumento es significativamente mayor. Un buen ejemplo es la aparición de marejadas ciclónicas, que provocan inundaciones costeras debido a tormentas poderosas. Durante estos eventos, el nivel del mar puede aumentar varios metros, como lo demostró el huracán Katrina, que provocó un aumento de más de ocho metros en el delta del Mississippi.

El aumento gradual del nivel del mar no sólo conduce a eventos específicos que inundan los bosques costeros con agua salada, sino que también tiene un efecto secundario: la intrusión gradual de agua salada en las aguas subterráneas. A medida que aumenta el nivel del mar, la mezcla de agua dulce del subsuelo con agua salada se vuelve más frecuente, lo que resulta en una salinización gradual del suelo.

Con la invasión del agua salada en los ecosistemas costeros, la vegetación natural que alguna vez prosperó en estas áreas está desapareciendo. Estas plantas y árboles, si tienen la oportunidad, se desplazan hacia el interior, dejando atrás espeluznantes bosques fantasma y liberando a la atmósfera el carbono almacenado. Sin embargo, este vacío también puede llenarse con plantas específicamente adaptadas a ambientes salinos, como la vegetación de las marismas.

En las últimas dos décadas, este fenómeno se ha vuelto más pronunciado. En ciertas regiones, como el Parque Nacional Alligator River en Carolina del Norte, más del 10% de los bosques que alguna vez fueron prósperos han desaparecido. Si bien la costa oriental de los Estados Unidos parece ser la más afectada por el impacto causado por el aumento del nivel del mar, también han surgido pruebas de este proceso en varios otros rincones del mundo.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las causas de la aparición de bosques fantasma y sus posibles consecuencias.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.