Ventajas del biocombustible en base al ricino

La necesidad de buscar combustibles alternativos más ecológicos es muy grande en todo el mundo. Por eso se investiga, analiza y ensayan diferentes materias primas para conocer cual es su potencial y capacidad de producción de biocombustibles.

Uno de los productos que mayor interés despierta es el aceite de ricino que se obtiene de las semillas de ricino por variadas propiedades para este fin.

Las ventajas de este cultivo no alimenticio como biocombustibles son:

  • Esta planta crece en zonas áridas y semiáridas o con suelos degradados del planeta por lo que requiere poco agua para su desarrollo  y es fácil su cultivo.
  • El ricino crece en zonas con poco desarrollo agrícola por lo que puede ayudar a las poblaciones pobres de estos lugares alejados a mejorar su economía local. Además ellos mismo podrían beneficiarse con este combustible y utilizarlo para cocinar y otras labores domesticas.
  • El aceite de ricino tiene una cualidad que otros aceites no tienen como que es soluble en alcohol y no requiere calor por ende se produce con menos energía en la producción de biocombustibles.
  • El aceite de ricino como biocombustible es capaz de soportar bajas temperaturas por lo que puede utilizarse en lugares con temperaturas muy bajas en invierno. Actualmente en la base Argentina Marambio en la Antártida un vehículo circula con este biocombustible exitosamente.

El aceite de ricino puede ser uno de los aceites con mejores prestaciones al ser transformado en biocombustibles no solo por su viabilidad técnica, económica sino ambiental y social.

Tiene muchos aspectos positivos con respecto a otros, por lo que se espera en el futuro aumente la producción de combustible ecológico en base al ricino.

La ONU a través de la FAO considera que el ricino puede ser una gran alternativa para obtener combustibles ecológicos y mejorar la calidad de vida de miles de pobres de todo el mundo.

Te puede interesar

Escribe un comentario