Vehículos eléctricos en Latinoamérica

En Europa, Estados Unidos y países asiáticos como China y Japón viene creciendo el mercado de los coches eléctricos desde hace algunos años.

Pero distinta es la situación en Latinoamérica donde es mínima la presencia de vehículos eléctricos todavía.

Varias razones explican el atraso en este sector como que la electricidad es cara y escasa en muchos países o zonas dentro de los mismos ya que no cubren la demanda interna de la población. Por lo que no se le puede agregar más presión a la red eléctrica nacional con los vehículos eléctricos.

Las ciudades no cuentan con infraestructura necesaria como puntos de recarga ni ventajas en cuanto a prioridad de estacionamiento entre otros beneficios, a través de normativas que favorezcan el uso de este tipo de vehículos.

Además los precios de los coches eléctricos son muy elevados para la capacidad de compra de la mayoría de los consumidores latinoamericanos.

En esta región solo algunas experiencias aisladas se desarrollan con vehículos eléctricos como taxis o la flota de alguna empresa privada que se anima a esta tecnología.

América Latina tiene graves problemas de congestión, tráfico y contaminación en las ciudades por lo que los vehículos eléctricos podrían ayudar a reducir la contaminación de gases y en especial el CO2.

Pero aun la región no tiene condiciones favorables técnicas ni económicamente para la llegada de los vehículos cero emisiones.

Hay conciencia e interés en los coches eléctricos en los países latinoamericanos pero la situación no hace posible que sea un mercado que pueda abrirle las puertas en masa.

Esperemos que las condiciones mejoren y en los próximos años podamos ver en las calles latinoamericanos cientos de vehículos eléctricos circular.

Inversión pública y privada, ayudas económicas y promoción de este tipo de vehículos son absolutamente necesarias para que la realidad sea otra en materia de movilidad sustentable.

Te puede interesar

Escribe un comentario