“Vampiros eléctricos” aumentan gasto energético

Equipo en stand by

Los expertos han adoptado la expresión “vampiros eléctricos” para identificar los artefactos que consumen energía eléctrica todo el día, aún cuando están apagados. Televisores de plasma, ordenadores, consolas, microondas, hornos, han sido incluidos en este grupo de “despilfarradores de energía”.

Existe un importante esfuerzo de difusión sobre la necesidad de desconectar estos pequeños equipos de la red eléctrica cuando no los estamos utilizando para evitar el consumo cuando los dejamos en “stand by”. Con esta práctica reduciremos la factura eléctrica y las emisiones de dióxido de carbono responsables del cambio climático.

Stand by es una posición del equipo que brinda comodidad al usuario porque le permite ejecutar rápidamente algunos comandos, la desventaja es que se mantienen encendidos relojes, luces y paneles que necesitan electricidad para funcionar.

Los expertos aseguran que los ciudadanos piensan que el consumo es bajo. Sin embargo, haciendo la cuenta de todos ellos juntos, se observa que no es así. Dependiendo de la cantidad de equipos, el recibo puede incrementarse de un 5 a un 20 por ciento.

Vale decir que los pequeños electrodomésticos son cada vez más utilizados . Las estadísticas señalan que la presencia de éstos se ha triplicado durante los últimos treinta años.

Un informe del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de Estados Unidos arrojó que en ese país los vampiros eléctricos suponen el 10 por ciento del gasto energético de los hogares.

A su vez, el Departamento de Energía del mismo país calculó que, en stand by, generan un gasto de 3 mil millones de euros anuales

Han sido etiquetados como los mayores vampiros eléctricos los televisores de plasma, y las consolas de videojuegos, que en su posición “stand by” puede gastar hasta 120 euros al año. También han entrado en este grupo los aparatos codificadores de TDT y las grabadoras de vídeo.

Fuente:  Eroski Consumer

Te puede interesar

Escribe un comentario