Uso de paneles solares aislados

Panel solar en el techoPodemos aprovechar la energía solar de una forma más intensa que simplemente bronceándonos al sol en verano. A través de una pequeña inversión podemos transformar su energía y aprovecharlo en muchas actividades del hogar.

La energía solar que utilicemos puede ser de baja temperatura, medica o alta temperatura, según si la captación es directa, o si tiene un bajo o alto índice de concentración.

Los usos más usuales son los de baja temperatura mediante los paneles solares que vemos por las ciudades. Sus aplicaciones en hogares son las de proporcionar agua caliente sanitaria , climatización de piscinas y calefacción (panel térmico). Esta agua caliente se puede almacenar en contenedores que se suelen instalar con los paneles y conservan la temperatura.

Si queremos transformar la luz solar en energía eléctrica para hacer funcionar electrodomésticos necesitaremos un panel fotovoltáico, produce energía de la misma calidad de la tradicional y puede almacenarse en un contenedor. Según el IDAE, la instalación puede ahorrar desde un 20 por ciento el consumo energético hasta ser totalmente autónomos en cuanto a electricidad, lo cual supone una red más compleja de paneles.

Actualmente en España, la ley exige la instalación de paneles solares, el panel térmico, como mínimo,  es obligatorio para construcciones nuevas, bien sea compradas, en las cuales el constructor tendrá que aportarlas o en los casos de autoconstrucción el propietario deberá colocarla. Los paneles fotovoltáicos son optativos.

Se suelen instalar no sólo en hogares sino también en locales y pequeñas industrias que requieran iluminación para sus rótulos publicitarios o actividades de menor consumo.

Estos paneles son altamente ecológicos puesto que su instalación no supone obras, consumo de combustible ni emanaciones de CO2.

Te puede interesar

Escribe un comentario