Una Unión de la energía más allá de los Pirineos

Sequia

La idea de una Comunidad europea de la energía, primero fue propuesta por Jacques Delors y ha sido desarrollada más tarde por el Instituto del mismo nombre, relevada recientemente por el primer ministro polaco Donald Tusk que, en el marco de la crisis de ucrania, se hizo el promotor de la propuesta francopolaca de una unión energética.

Las principales novedades introducidas por Polonia eran la negociación colectiva de los contratos de gas con Rusia, la eliminación de sus cláusulas de confidencialidad, y la participación de la Comisión Europea en las negociaciones gaseras con Moscú.

Muchos Estados miembros, incluido España, fueron receptivos a esta iniciativa, pero insistieron sin embargo en el hecho de que una Unión energética, como su nombre indica, debe basarse primero en un mercado interno único.

Mientras que España denuncia el proteccionismo nuclear francés, Francia pone por delante las dificultades técnicas y medioambientales y de financiación. En ausencia de otros problemas bilaterales, la cuestión de las interconexiones absorbe bastante tiempo (y reproches) de los embajadores franceses y españoles en sus respectivas capitales.

A pesar de sus esfuerzos, las divergencias se han hecho más explícitas últimamente, primero con el bloqueo español del Plan solar mediterráneo que constituye la parte central de la Unión para el Mediterráneo impulsada por Francia; y luego, en las negociaciones tensas del “Paquete 2030” que acaban de resolverse, sin haber satisfecho plenamente a ambos vecinos.

Se trata pues de una antigua disputa, hasta tal punto que para los actores más experimentados del sector energético español, casi se ha convertido en una fatalidad.

La fragmentación energética europea, como la de los mercados financieros con la crisis del euro, se ha revelado insostenible frente al abuso de posición dominante de Gazprom en ciertos mercados europeos. Ha llegado el momento de preguntarse cómo es posible que para la Comisión Europea sea más fácil promover un gaseoducto hasta Turkmenistán, que una línea de alta tensión entre los Pirineos.

Te puede interesar

Escribe un comentario