Una pintura del Renacimiento revela como el cultivo ha cambiado a las sandías

Sandía

Seguramente que muchos pensamos que las frutas y verduras del pasado eran tal como las conocemos hoy en día, pero según revela una pintura del renacimiento, nunca habríais visto una sandía tal como aparece en esa ilustración.

La pintura del siglo XVII pintada por Giovanni Stanchi enseña un tipo de sandía que nadie en el mundo moderno ha visto. La sandía de Stanchi, que fue pintada entre los años 1645 y 1672, ofrece una visión en el tiempo antes de que el cultivo cambiara las frutas para siempre.

James Nienhuis, un profesor de horticultura en la Universidad de Wisconsin, usa la pintura de Stanchi en sus clases para enseñar sobre la historia del cultivo de las semillas. “Es divertido ir a los museos de arte y ver pinturas del estilo de vida y ver como nuestros vegetales eran hace más de 500 años“, dijo Nienhuis como una gran oportunidad para conocer los cambios del pasado a los que nos enfrentamos hoy en día.

Sandía

La sandía llegó originalmente desde África, aunque luego fuera una de las frutas del Medio Este y sur de Europa. Probablemente se convirtió en común en los jardines y mercados europeos alrededor del año 1600.

El sabor de estas sandías antiguas, como la pintura de Stanchi, seguramente era muy rico, sobre todo al contenido en azúcar que sería más alto a los que estamos acostumbrados hoy en día.

Y eso es porque en el tiempo, hemos cultivado las sandías para que tuvieran ese color rojo brillante que hoy reconocemos. Ese es justamente el interior y a la que se conoce como la placenta de la sandía.

Otro de los experimentos es la quita de las semillas lo que consigue que esta fruta vaya evolucionando según nuestros gustos y necesidades. Seguramente que las futuras generaciones se sorprenderán por otras frutas y vegetales.

Te puede interesar

Escribe un comentario