Una parte del trazado del oleoducto Keystone XL anulada

 Oleoducto

Los opositores al controvertido oleoducto Keystone XL se han llevado el gato al agua. Ocurrió el pasado miércoles 19 de febrero, con la anulación por parte de un juez de Nebraska de una porción del trazado aprobado el año pasado por el gobernador de este Estado.

En su decisión, que no se basa en el trazado en sí o en el oleoducto, el juez estimó que no era competencia del gobernador dictaminar sobre esta decisión que superaba sus competencias, sino de una comisión de servicio público.

El Keyston XL es un proyecto de oleoducto gigante entre Canadá y Estados Unidos, lanzado en 2008 y llevado a cabo por el consorcio TrasnCanada. Con un coste de 4.000 millones de euros, tiene por objetivo transportar 830.000 barriles al día de crudo extraído de las arenas de Alberta, hacia las refinerías tejanas del Golfo de Méjico.

Su trazado, de una extensión de unos 1.900 km, de los cuales 1.400 km por territorio americano, debe unir Hardisty (Alberta) con Steele City (Nebraska), con unas conexiones hacia otros oleoductos existentes o en proyecto. La finalidad es la de acortar de mitad el trayecto actual del oleoducto Keystone que une desde 2010 Alberta con las terminales petrolíferas de Illinois. TransCanada espera la autorización Barack Obama con el fin de poner el oleoducto en servicio en 2015.

La porción sur del oleoducto entre Nebraska y Texas funciona ya, pero la conexión entre esta porción y Canadá es la que provoca muchas protestas.

Te puede interesar


Escribe un comentario