Una nueva universidad en Nueva Inglaterra es 100% solar

Hampshire

La Universidad de Hampshire en Amherst, pronto se convertirá en un edificio residencial que generará el 100 por ciento de su electricidad desde paneles solares.

Al oeste de Massachusetts se encuentra una pequeña universidad de las artes liberales que está haciendo grandes cosas en lo que es la sostenibilidad. La universidad de Hampshire en Amherst, pronto será totalmente sostenible al obtener toda la electricidad de paneles solares.

El Living Building Challenge es una buena variedad de estándares bien rigurosos que requieren sistemas de aguas, desperdicios y energía limpia, a la vez que materiales de construcción sostenibles y locales. Solamente ocho edificios en el mundo han conseguido esta certificación. El centro R.W. Kern de Hampshire con 1580 metros cuadrados de instalaciones mantendrá clases de tecnologías de alto desarrollo, oficinas financieras y espacios sociales será el noveno del mundo.

La iniciativa Living Building o Edificio Vivo desafía a las personas para crear edificios que no dejan huellas y que promueven los estándares sociales y éticos que son un beneficio para la comunidad y para el entorno donde son construidos.

Si en 10 años, el 20 por ciento de los edificios llegasen a ser Edificios Vivos sería un gran impacto para la calidad de vida de las personas y sus interacciones para con los otros, en unos espacios físicos que determinarían su comportamiento.

Diseñado y creado por dos firmas locales, el centro costará 9 millones de dólares para su construcción, pero finalmente terminará pagando ese precio de construcción por si mismo con el dinero ahorrado en la operación.

El desafío de la universidad de Hampshire es que sus estudiantes experimenten una cultura que siempre les esté desafiando a ellos mismos para convertir los espacios donde vivan en sostenibles. Una gran propuesta en si para desafiar a las próximas construcciones con un estándar riguroso y que permanece a la par con el entorno que le rodea, tal como se ha dicho, sin dejar ninguna huella.

Otro gran ejemplo podemos verlo en Dinamarca.

Te puede interesar

Escribe un comentario