Una micropila de combustible para los smartphones

Bateria

En Finlandia, un estudiante investigador de la Universidad de Aalto ha puesto a punto una micropila de combustible que puede funcionar con hidrógeno, etanol o metanol. Varias de estas micropilas podrían bastar para alimentar un smartphone, o incluso satélites en miniatura.

Encontrar una alternativa a las baterías actuales que alimentan los terminales móviles (smartphones, tabletas, objetos conectados, etc.) es un desafío técnico que muchos centros de investigación querrían disponer. Que se trate de utilizar el calor del cuerpo, cajas cuánticas bioorgánicas o la técnica del origami, las pistas son tan variadas como prometedoras. Queda por saber qué tecnología emergerá y se impondrá en un futuro próximo.

La batería de la que aquí hablamos es una micropila de combustible de aluminio de 14 mm2 y de 1mm de grosor que puede producir 0,5 y 1 voltio en función de que sea alimentada por etanol, metanol, o hidrógeno.

Bastaría con varias micropilas montadas en serie para alimentar a un smartphone, dice Gianmario Scotti, estudiante investigador que ha puesto a punto este prototipo en el marco de la tesis doctoral que pretende defender. Su innovación se basa en el método de fabricación, que consiste en reemplazar el silicio habitualmente utilizado por el aluminio.

Te puede interesar

Escribe un comentario