Una jornada de acción mundial para la protección de los delfines

Delfin

Durante la temporada de pesca de 2013, entre los 1450 delfines capturados en la bahía de Taiji en Japón, 834 fueron matados, 154 vendidos a delfinarios, y 457 vueltos a soltar. Como cada año, desde 2005, la víspera del inicio de la temporada de pesca que va desde el 1 de septiembre al 31 de marzo, los miembros de la organización Réseau-Cétacés, que defiende a los mamíferos marinos, se movilizan durante una jornada mundial de acción para la protección de estos cetáceos.

Con el fin de sensibilizar al mundo, la organización Réseau-Cétacés y otras tantas tienen previsto llevar acciones públicas. “Es nuestra forma de apoyar la acción de Ric O’Barry, que todos los años va a Japón para filmar estas masacres”, explica Sandra Guyomard, presidenta de la organización. La película rodada en 2009, muestra de qué manera los animales son desviados hacia las calas poco profundas cerca del puerto de Taiji, donde son harponeados en masa.

Ric O’Barry, antiguo cuidador de delfines, es una de las figuras principales de este combate. Cada año muchos voluntarios se dan cita con él en esta península japonesa para ser testigo de las masacres, e intentar impedirlas.

“En términos de barbarie, de cantidad de sangre, Taiji es sin duda lo que hay de más horrendo”, estima Sandra Guyomard. La caza de delfines tiene dos motivos: alimenticio, por una parte, pero el consumo está cayendo puesto que la carne de los delfines se ha vuelto tóxica, cargada de mercurio y metales disueltos, y comercial por otra. Los delfinarios contribuyen a mantener este tipo de prácticas crueles.

Te puede interesar

Escribe un comentario