Una central maremotriz gigante a estudio en el Reino Unido

energia mar

El estuario del Severn, situado entre el País de Gales e Inglaterra, alberga una de las más grandes mareas del mundo. Abierto sobre el Atlántico, el mar que se mete en esta estrecha lengua, tiene un diferencial de más de 9 metros entre su punto más alto y su punto más bajo. Desde hace años, los ingenieros sueñan con utilizar esta fuerza natural para producir electricidad.

Esta vieja esperanza parece por fin convertirse en un proyecto serio. Pero más que hacer una fábrica maremotriz tradicional, como la presa de Rance, construida en Bretaña en los años 60, la idea desarrollada por la empresa Tidal Lagoon Power es la de crear un enorme lago artificial alrededor de Cardiff, la capital Galesa.

El proyecto, que ha lanzado su estudio de impacto medioambiental, consiste en construir en el mar una presa gigante de 22 kilómetros de largo, que formaría una U entre el Este y el Oeste de Cardiff. Esto crearía un lago artificial de 70 kilómetros cuadrados.

La tecnología se basa en el viejo principio de las esclusas. Con la marea alta, una vez que el nivel del mar está más alto que en el interior del lago, las turbinas situadas en la presa se abren, permitiendo que el agua entre y genere electricidad. Con la marea baja, se invierte el proceso.

Te puede interesar

Escribe un comentario