Una bodega de Madrid logra la certificación de balance de CO2

Las Bodegas Gosálbez-Orti es la primera empresa del rubro vitivinícola de la comunidad de Madrid, en certificar la huella de carbono en 1 de sus productos.

El vino tinto Qubél Revelación 2009 es el que logro esta certificación el cual avala que en todo el proceso se tienen en cuenta los criterios ambientales y la sostenibilidad y por ende es bajo el impacto ambiental.

Para la certificación se calculo la huella de CO2 y otros gases de efecto invernadero desde el proceso de cultivo de la uva, fabricación del vino, transporte, distribución, consumo y gestión de los residuos.

La conclusión fue que todo el proceso de elaboración de este vino produce 4 toneladas de CO2 total lo que equivale a 1,6 kilogramos de CO2 por botella. No es malo el resultado de las emisiones pero se puede bajar por lo que se tomaran medidas para reducirlas aun más o para compensarlas.

Esta bodega obtuvo el Certificado AENOR Medio Ambiente C02 en el vino Qubél Revelación 2009.

La comunidad de Madrid ha impulsado este proyecto como una forma de fomentar esta certificación en este sector económico y como una forma de colaborar contra el cambio climático.

La denominación de Origen Vinos de Madrid está muy interesada en que otras bodegas de este lugar certifiquen sus productos con la huella de carbono debido a que será una exigencia para poder exportar a otros países.

Además de favorecer el cuidado ambiental local y satisfacer las demandas de los consumidores que quieren productos responsables y que no contaminen en exceso.

Calcular la huella de carbono no es complicado lo que resulta mas desafiante para las empresas es tomar medidas para bajar sus emisiones de carbono en los diferentes momentos del proceso del producto.

La ventaja de las bodegas es que los viñedos son un sumidero natural de CO2 pero igual deben invertir en disminuir sus emisiones de CO2.

FUENTE: Europapress

Te puede interesar

Escribe un comentario