Un proyecto de acuerdo en la mesa de las negociaciones sobre el clima

clima-mundial

Se trata de una tapa decisiva en medio del camino de cara a la COP 21, la conferencia sobre el clima organizada en diciembre en París, que ha sido finalmente franqueada. Los dos copresidentes de los debates, publican un proyecto de acuerdo, un texto de 20 páginas. Hecho público por el Secretariado de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre los cambios climáticos, la nueva versión de trabajo esboza por primera vez un marco para sellar un acuerdo entre los 195 Estados miembros de la Convención y contener a 20º C el aumento de las temperaturas terrestres.

También es la segunda señal fuerte enviada por la Convención Marco desde comienzos del mes de octubre. El pasado 1 de octubre, la instancia de la ONU estableció un primer balance de los compromisos de los países en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y de adaptación a los efectos del calentamiento. A dos meses de la conferencia de París, 146 Estados, representando cerca del 87% de las emisiones mundiales, remitieron su contribución a las Naciones Unidas. Si la suma no es suficiente de momento para dejar al planeta por debajo de la barrera de los 20 grados, y no integra a varios países productores de petróleo, ofrece una fotografía relativamente nítida de los escenarios nacionales previstos para el clima.

El próximo 7 de octubre, se espera otro elemento de clarificación. Un informe solicitado a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos con ocasión de la Asamblea de otoño de las instituciones financieras internacionales en Lima, que debe hacer balance sobre el compromiso tomado por los países desarrollados en la COP de Copenhague de 2009, movilizar cien mil millones de dólares por año, de cara a 2020, en dirección de los países en desarrollo.

A la espera de esta instantánea de la financiación Norte-Sur, se trata de un nuevo esquema que los dos copresidentes plantean sobre la mesa de negociaciones. El documento, que no tiene valor jurídico, pero que constituye una base de reflexión se articula en una serie de textos, un proyecto de acuerdo de 20 páginas para la COP 21, un proyecto de decisiones de 3 páginas que cubre el periodo anterior a 2020, y una nota que precisa el método de trabajo escogido.

En realidad se trata de una auténtica proeza para el que se acuerde de las versiones anteriores. A pesar de varias curas de adelgazamiento, el texto de referencia, adoptado en febrero en Ginebra, superaba las 80 páginas en la versión revisada y corregida publicada en julio.

Te puede interesar

Escribe un comentario