Un nuevo robot para mapear en 3D los reactores dañados de Fukushima

Robot Fukushima

Un nuevo robot que ha sido diseñado para ayudar al desmantelamiento de los reactores que se encuentran en la planta nuclear de Fukushima, está ahora mismo bajo varias pruebas antes de entrar en el duro y radioactivo entorno que fue el centro del desastre que aconteció después del terremoto y tsunami que asoló Japón en marzo de 2011.

Desarrollado por las universidades de Tokio y Tsukuba, y el Instituto Internacional de Investigación para el Desmantelamiento Nuclear (IRID), el robot a control remoto utilizará cámaras de 360 grados y láseres para crear un mapa en tres dimensiones del interior de las instalaciones del reactor.

Este se encargará de ayudar a Tepco para conocer cuanto de lo destruido en la explosión necesita ser limpiado antes de que el trabajo de descontaminación pueda empezar, según ha mencionado el rotativo japonés The Mainichi.

Las cámaras, que son montadas en la parte superior del robot, darán una visión panorámica a los científicos quienes lo han tenido bastante difícil para hacerse con una idea real de lo destruido en esa explosión que mantuvo a todo el mundo en un hilo.

Se ha expandido el campo de visión, así que debería de dar a los trabajadores que operan el robot una visión a casi vista de pájaro de lo que están haciendo“, según dice un operador al periódico japonés.

La planta de Fukushima sufrió una crisis nuclear después de un terremoto masivo y el consecuente tsunami en marzo de 2011. Los esfuerzos por limpiar la planta han sido alterados por los obstáculos encontrados al controlar remotamente los dispositivos, contando también con lo que son los altos niveles de radiación dentro de la instalación.

Uno de los ejemplos más claros de esos trabajos fallidos fue en abril cuando un robot no pudo completar su tarea después de estar tres horas dentro del reactor, o como un dron volador ha sido probado, pero no pudo entrar en las zonas más dañadas.

El periodo de tiempo estimado para el desmantelamiento de Fukushima se espera de 40 años y un coste de 10.000 millones de dólares. Un muy alto coste y no en lo que es el plano económico.

Te puede interesar

Escribe un comentario