Un nuevo caso de agua contaminada por plomo en los Estados Unidos

Agua

Después de lo que ocurrió en Flint, en el estado de Michigan, nuevos tests llevados por la agencia de protección del medio ambiente de Ohio han detectado una tasa anormalmente alta de plomo en varios hogares de los 28 comprobados, y en una escuela de Sebring, una ciudad con 4400 habitantes.

Estos resultados han conducido al cierre de establecimientos escolares, y la agencia ha rogado a los habitantes que no consuman agua del grifo. Sebring es la segunda ciudad del Midwest en tener un agua contaminada por culpa del plomo, después de que lo mismo ocurriera en Flint, cuyo caso conmocionó incluso al presidente Barack Obama. Para ahorrar, esta ciudad decidió en 2014 sacar agua del río local, un agua cuya calidad era dudosa. Los productos químicos añadidos al agua provocaron en los habitantes problemas cutáneos o caída del cabello, y estropearon las cañerías de plomo, exponiendo a los ciudadanos al saturnismo.

En Sebring, los servicios medioambientales de Ohio dicen tener razones para sospechar que el operador de la fábrica de tratamiento de agua había falsificado los datos sobre la calidad del agua destinada al consumo humano. Por eso pidieron ayuda a la agencia federal del medio ambiente y abrir así una investigación penal.

Las autoridades medioambientales de Ohio, que publicaron un aviso a comienzos de diciembre con relación a la contaminación por culpa del plomo, se enfrentaron a la ciudad por haber fracasado a la hora de informar como es debido a los ciudadanos, y por no haber proporcionado a sus representantes informaciones fiables en los tiempos impartidos sobre la calidad del agua.

Ciertas medidas ya han permitido reducir el nivel de corrosión de las tuberías, responsables de la contaminación por plomo, pero los habitantes tendrán que esperar dos nuevos tests sin plomo en un periodo de 6 meses antes de que el aviso de agua contaminada puede ser levantado. Las autoridades sanitarias han recomendado a las mujeres embarazadas y a los niños realizarse análisis sanguíneos para comprobar la tasa de plomo en su organismo. El municipio comenzó el pasado fin de semana a distribuir botellas de agua y sistemas de filtración en los hogares de la ciudad.

Te puede interesar

Escribe un comentario