Un cóctel de contaminantes afecta al Ártico

artico

A la hora en que el cambio climático se está acelerando, el Ártico nunca ha estado tan afectado por la presencia de contaminantes en la tierra, el agua o la atmósfera. La futura presidencia estadounidense del Consejo del Ártico (para 2015-2017) lo ha puesto en su lista de prioridades.

Los expertos del Ártico se reunieron en Ottawa, Canadá, la semana pasada en la conferencia Arctic Change 2014, pero no mostraron un gran optimismo. El deshielo del pergelisol amenaza con liberar una gran en la atmósfera de metano y de mercurio. En el mar y en los sedimentos del archipiélago ártico canadiense, el mercurio y el metilmercurio están a niveles cada vez más altos, dijeron los investigadores.

Kang Wang, de la Universidad de Manitoba (Canadá), ha observado recientemente en el Mar de Beaufort una alta concentración de mercurio y de producción inusual de metilmercurio en el subsuelo. La situación es aún peor en la bahía de Baffin, al este del Ártico canadiense.

Charles Gobeil, del Instituto Nacional de Investigación Científica de Quebec, señala que la acumulación de estos contaminantes en la cadena alimentaria marina está “a un nivel tal que plantea riesgos para muchas especies marinas como los inuits”, que los consumen, de acuerdo con un estudio de los sedimentos recogidos en el estrecho de Bering hasta la bahía de Baffin. El mercurio también se acumula por bioacumulación y bioamplificación en el zooplancton.

Te puede interesar

Escribe un comentario