Un carguero ruso naufraga en el océano cerca de las costas canarias

vertido barco ruso-Canarias

Cinco días después del naufragio de un carguero ruso, el fuel continuaba saliendo el domingo 19 de abril de sus depósitos, que está a 2400 metros de profundidad y a solo 24 kilómetros de la costa y de las dunas paradisíacas de Maspalomas, al sur de la isla de Gran Canaria.

Según las estimaciones españolas, el barco transportaba unas 1.400 toneladas de combustible en sus depósitos cuando empezó a arder, el 11 de abril, en el puerto de la ciudad de Las Palmas, y luego se hundió, el 15 de abril tras haber sido remolcado por las autoridades portuarias.

Según la organización ecologista Greenpeace, que efectuó un vuelo sobre la zona, una mancha de 70 km de largo de fuel y de aceite se aleja en dirección hacia el suroeste de la costa mauritana y de las islas de Cabo Verde. Las autoridades han decidido prohibir cualquier vuelo sobre la zona.

Mientras que el mal tiempo dificulta la recogida del fuel por cuatro barcos anticontaminación desplazados sobre el lugar por el Ministerio español, la polémica no deja de correr en España, por culpa de la gestión de la catástrofe que se pone en entredicho. “Es como si no se hubiera sacado ninguna lección de la catástrofe del Prestige, es la misma mala gestión”, dice julio Barea, portavoz de Greenpeace en España.

Te puede interesar

Escribe un comentario